Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

Las vacunas para los menores de 12 años llegarán a partir de mediados de diciembre

Publicado

en

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha informado este martes de que las vacunas contra el coronavirus para niños de entre 5 y 11 años llegarán a España a partir de la segunda quincena de diciembre. 

Darias ha comentado, sin ofrecer una fecha exacta, la previsión de entregas del Gobierno después de que la Agencia Europea del Medicamento haya avalado el uso del antídoto de Pfizer para menores de 12 años.

De todas maneras, la Ponencia de Vacunas y la Comisión de Salud Pública, formadas por técnicos de Sanidad y las comunidades autónomas, todavía no han emitido una recomendación al respecto y estudiarán la cuestión en las reuniones previstas para este martes.

Darias ha recordado que la dosis de la vacuna indicada para los niños es menor que la de los adultos, que no necesita disolución y se pondrá en dos dosis a los menores.

La noticia llega días después de que el Comité de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Europea del Medicamengto (EMA)  autorizara extender el “uso de la vacuna Comirnaty, desarrollada por BioNTech y Pfizer, para niños de 5 a 11 años”. La decisión de la EMA, inicialmente prevista para diciembre y después anunciada para el 29 de noviembre, se adelantó en plena ola de contagios en Europa.

En mayo la EMA ya aprobó inmunizar con Pfizer-BioNTech a los adolescentes de 12 a 15 años y también tiene sobre la mesa el estudio la petición de Moderna para extender el uso de sus inyecciones a niños a partir de lo seis años.

La vacuna de Pfizer-BioNTech se administra en niños también en dos dosis separadas tres semanas una de la otra, con la diferencia de que cada pinchazo solo contiene una tercera parte del principio activo que el administrado a los mayores de 12 años.

Inmunizarlos puede contribuir a elevar el ritmo de vacunación y reducir la transmisión del virus, al incrementar el porcentaje de población vacunada, que en nuestro país ronda el 80%.

PORTADA OFFICIALPRESS

La atención primaria no puede más

Publicado

en

Atención Primaria covid
Personas mayores en la estancia de un ambulatorio. EFE/ Juan Carlos Cárdenas/Archivo

La sexta ola dispara un 24% la carga de trabajo de los médicos de primaria

 

València, 24 ene (OFFICIAL PRESS-EFE).- La carga de trabajo de los médicos de atención primaria en España se ha visto incrementada un 24 % durante la sexta ola, y de este porcentaje unos seis puntos guardan relación con la gestión de altas y bajas laborales, según un estudio de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) y no pueden más.

El citado estudio es obra de los investigadores José Boscá, José Cano y Javier Ferri, de la Universitat de València, y analiza algunos aspectos de la evolución de la pandemia de covid en España durante 2021.

Según los cálculos de los autores, desde el inicio de la sexta ola la plantilla de cada centro de atención primaria en España debería haber incrementado su plantilla en dos empleados de media.

En ausencia de este refuerzo, la carga agregada de trabajo de los médicos habría aumentado alrededor del 24 %, de lo que aproximadamente seis puntos porcentuales se deberían a la gestión de bajas y altas médicas.

En el caso de los enfermeros, el aumento en la carga de trabajo habría sido del 19 %, y del 36 % en el del resto de profesionales, donde se incluyen, entre otros, los recepcionistas/telefonistas y los técnicos de laboratorio.

En el estudio también se ofrecen estimaciones del impacto de las vacunas sobre el número acumulado de contagios, hospitalizaciones y fallecimientos.

Los autores documentan la existencia de una clara tendencia a la baja durante el año en la gravedad de la epidemia y la presión que ésta ejerce sobre el sistema hospitalario.

La probabilidad de que la infección exija tratamiento hospitalario se ha ido reduciendo y también lo ha hecho el número de muertes, tanto en relación con el número de contagios como en términos absolutos.

Aunque el número total de contagios ha batido todos los récords a finales de año con la nueva ola generada por la variante ómicron, la gravedad media de las infecciones se ha reducido considerablemente.

Teniendo en cuenta este factor, las tasas de incidencia actuales están por debajo del pico de la tercera ola, registrada a principios de 2021.

La causa inmediata de la mejora de la situación sanitaria, siempre según el referido estudio de Fedea, ha sido la creciente inmunidad de la población, debido fundamentalmente al rápido proceso de vacunación.

De hecho, se estima que las muertes por covid habrían sido casi seis veces más sin las vacunas, y que hubiesen afectado mayoritariamente a los segmentos de población de mayor edad.

Por el contrario, se concluye también que si toda la población hubiera estado vacunada desde la primera semana de abril, la incidencia de la pandemia durante 2021, medida en términos de hospitalizaciones y defunciones, habría sido similar a la de «un mal año de gripe».

El trabajo finaliza con algunas recomendaciones para lidiar con la etapa actual de la pandemia, entre las cuales destaca la necesidad de incentivar la vacunación mediante la generalización de la exigencia del pasaporte covid o pruebas diarias para acceder a ciertas instalaciones o eventos.

También se apunta la posibilidad de establecer centros específicos fuera de los centros de atención primaria para la realización de pruebas diagnósticas, así como procedimientos más ágiles para la tramitación de altas y bajas laborales por motivos médicos.

La atención primaria no puede más

Tras cerca de dos años de pandemia y seis olas de contagios, la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha lanzado la campaña #AtenciónPrimariaNoPuedeMás para llamar la atención de los gestores y políticos ante la «crítica situación de colapso» en la que se encuentran.

“Necesitamos que los gestores y políticos se dejen de planes hipotéticos de mejoras a largo plazo, y doten ya del presupuesto y los recursos adecuados a los centros de salud”, reclama la SEMG en esta campaña.

También se dirigen a la población para explicarles la situación que atraviesan y pedirles que no carguen su enfado contra ellos.

Advierten que la debilidad de la situación actual de la Atención Primaria multiplicará los problemas de salud en un futuro no muy lejano debido, por ejemplo, a las limitaciones para aplicar los programas de prevención.

Continuar leyendo