Síguenos

Sucesos

Muere el león Teimoso de Bioparc tras un cáncer

Publicado

en

VALÈNCIA, 12 Dic. – El león Teimoso, que llegó procedente de Lisboa, ha muerto en Bioparc a los 14 años de un probable proceso canceroso en el aparato digestivo, a falta de confirmarse las pruebas, según ha informado este jueves el parque valenciano en un comunicado.

Teimoso llegó a Bioparc procedente del Zoo de Lisboa (Portugal) en 2010 con dos hembras para formar un grupo reproductor de la subespecie de león de Angola y a los pocos meses nacieron las primeras crías. Desde entonces han nacido otras camadas, de las que podemos ver en el parque a las hembras Tata y Shanga.

El león, nacido el 27 de julio de 2005 en Lisboa, ha disfrutado de cerca de diez años de su madurez en València, donde ha gozado de buena salud hasta que hace unos meses sus cuidadores empezaron a observar síntomas de enfermedad, pues había perdido el apetito y mostraba señales de que no se encontraba bien.

El equipo técnico del parque procedió a realizar diferentes pruebas, varias analíticas y ecografías y todo indicaba que se trataba de un proceso inflamatorio intestinal crónico frecuente en felinos. Rápidamente se comenzó a aplicar el tratamiento correspondiente, si bien los problemas se incrementaron ya que dejó de comer y no respondía bien a la medicación, según ha explicado Bioparc.

Además, en los últimos días evidenciaba una gran pérdida de su condición física, con claros indicios de sufrimiento y sin calidad de vida, por lo que no tenía sentido prolongar su agonía y se ha decidido practicarle una eutanasia. A la espera de recibir los resultados definitivos, en la necropsia se ha podido observar las lesiones y deterioro típicas de un animal de su avanzada edad y todo apunta a que podría tratarse de un proceso oncológico en el tracto intestinal.

Con la característica fisionomía de los leones de Angola, que muestran una preciosa melena, Teimoso ha ejercido de «rey» de la manada y su porte impresionaba a todos los visitantes, especialmente cuando hacía valer su potente rugido que retumbaba en todo el parque. Para todo el equipo ha sido un golpe «muy duro pues, aunque esperado, siempre es complicado asumir la pérdida de un animal», han lamentado.

Los cuidadores han destacado asimismo el buen carácter de Teimoso, pues «facilitaba los trabajos más complicados como los entrenamientos veterinarios para realizar las revisiones rutinarias» y han recordado «cómo disfrutaba con los enriquecimientos ambientales de los días más especiales, como las celebraciones de aniversarios, Halloween o Navidad, cuando colocaban los regalos con sus manjares favoritos en los árboles a los que saltaba con una pasmosa agilidad que dejaba literalmente atónitos a los que lo contemplaban».

SUBESPECIE VULNERABLE EN PELIGRO DE EXTINCIÓN
Hasta ahora, en Bioparc Valencia habitaban el grupo reproductor formado por Teimoso, Sortuda, Luana, Shanga y Tata y, por otra parte, la «anciana» Fa. La bella subespecie «León de Angola» está considerada como «vulnerable» en la lista roja de especies en peligro de extinción de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).

Como todos los grandes depredadores, sus poblaciones han sufrido un serio declive. Habita ecosistemas dispares y se encuentra desde las lindes del bosque ecuatorial, en la República Democrática del Congo, a las sabanas de Angola, Zimbabwe y Zambia, hasta el desierto del Kalahari, en Namibia y el delta del Okavango, en Botswana, donde algunas manadas se especializan en la caza de búfalos. El león de Angola, en concreto, tan sólo cuenta condos áreas protegidas en su zona de distribución: los parques nacionales de Etosha y el Delta del Okavango, a pesar de extenderse por cinco grandes países africanos.

Fuente: (EUROPA PRESS)

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

Interceptan dos camiones que vertían 20 toneladas de residuos en un bosque

Publicado

en

València, 26 oct (EFE).- La Unidad de Medio Ambiente de la Policía Local de Paterna (Valencia) ha interceptado a dos camiones cuando sus ocupantes arrojaban 20 toneladas de escombros ilegales en una zona boscosa de la partida de El Rabosar en La Canyada.

El refuerzo policial destinado a combatir el depósito de vertidos ilegales en el término municipal permitió este lunes por la tarde, y tras dos semanas de vigilancia, interceptar y denunciar a cuatro individuos que residen en la localidad y que al parecer llevan tiempo arrojando escombros en esa zona boscosa.

El operativo se desplegó por parte de la Jefatura de Policía tras localizar en el mismo lugar un vertido ilegal que supera los 25.000 kilos de escombros, según han informado este martes fuentes del Ayuntamiento de Paterna.

Los cuatro hombres han sido denunciados por «vertido en zona rústica» en base a la ley de la Generalitat Valenciana 10/2000 de Residuos, que contempla por este motivo multas superiores a los 3.000 euros, aunque esta cuantía podría incrementarse en caso de comprobar que son reincidentes en ese mismo delito de vertidos ilegales.

Asimismo, los dos camiones utilizados para el traslado y depósito de escombros también fueron multados por tener la ITV caducada, y uno de ellos quedó inmovilizado por orden de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Esta intervención se enmarca en las actuaciones de refuerzo policial que se están llevando a cabo en Paterna para combatir el depósito de vertidos ilegales en el término municipal, y se suma al cierre al tráfico rodado de unos 70 caminos georreferenciados como zonas afectadas por vertidos o susceptibles de convertirse en puntos de vertidos incontrolados.

La concejala de Seguridad y Transición Ecológica, Núria Campos ha destacado la gran labor policial y ha explicado que, tras la correspondiente denuncia, el Consistorio dará comienzo al trámite administrativo pertinente para la eliminación de los residuos depositados en dicha partida.

Continuar leyendo