Síguenos

Valencia

Esto es lo que se ha salvado de las llamas del edificio de Campanar

Publicado

en

objetos salvados del fuego del edificio de Campanar

València, 26 feb (OFFICIAL PRESS-EFE).- Bicicletas, lavadoras o sillas y mesas de balcón son recuerdos cotidianos de una vida truncada por las llamas del incendio que arrasó el edificio de Campanar y que le costó la vida a diez de sus vecinos, enseres que ahora quedan como testigos calcinados del infierno que se desató en esta finca de València.

El esqueleto carbonizado del edificio deja ahora una dolorosa realidad para los afectados, la de decir adiós a los fallecidos y a una casa en la que se agolpa todavía la cotidianeidad doméstica, ahora a la vista indefensa de miles de cámaras y teleobjetivos.

La destrucción absoluta de las viviendas

A la pérdida de vidas humanas el fuego sumó la destrucción absoluta de las viviendas de más de cien familias que ahora se intentan recomponer del shock y cuyas casas se examinan con lupa para hallar las posibles causas del incendio y la razón de su rápida propagación, pero ese minucioso estudio también ofrece respuestas a un modo de vida, uno por cada vivienda examinada.

Desde el teleobjetivo de una cámara se pueden apreciar tendederos ubicados en el balcón, sillas en las terrazas alrededor de una mesa o apiladas para no perder espacio en el interior… Son apenas algunos de los muchos detalles que se observan desde la rotonda donde confluyen las avenidas Maestro Rodrigo y General Avilés.

En otras plantas, la cámara capta una tabla de planchar o un banco de pesas ubicado en el interior de la vivienda.

Son algunos de los muchos elementos de cualquier vivienda que ahora salen a la luz, mientras la policía científica sigue haciendo su trabajo y los afectados esperan poder habitar una nueva casa, aunque los recuerdos de la suya, la del barrio de Campanar, difícilmente se les pueda olvidar.

Se han podido salvar algunas de las cajas fuertes de varios de los pisos o apartamentos, que de hecho fueron siendo entregadas a sus respectivos propietarios este pasado domingo.

Insalvables han quedado muchos otros elementos, como una lavadora y una caldera, ubicados en un ventanal que ahora ha quedado totalmente al descubierto tras el incendio, o al menos dos bicicletas totalmente calcinadas y retorcidas por las llamas.

Sólo hay un caso en el que el negro color en el que ha mudado la fachada se ha quedado en el gris original: es el de la decimotercera planta de uno de los bloques, en el que durante más de una hora una joven pareja esperó a ser rescatada, rodeada por las llamas y la densa humareda.

El trabajo de los bomberos, que durante más de una hora regaron el entorno de esa planta a la espera de contar con un momento en el que el viento no pusiera en peligro la vida de los rescatadores, permitió recuperar sana y salva a esta pareja de jóvenes -en medio del aplauso general de los cientos de personas que siguieron desde la calle toda la maniobra- y, con ello, dejaron a la luz el verdadero color de una finca que es ya símbolo de una tragedia.

Mientras los trabajos policiales siguen, València «vuelve a la normalidad» este lunes, pues se acaban los tres días de luto oficiales decretados tanto por la ciudad como por la Generalitat, pero los damnificados seguirán en un hotel a la espera de ser reubicados en un edificio cedido por el Ayuntamiento, el del barrio de Safranar, que está siendo amueblado a contrarreloj para alojar allí a las más de cien familias afectadas.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

Concluye el montaje del andamio para la restauración de El Parotet, la obra de Miquel Navarro

Publicado

en

Ya ha concluido el montaje del andamio para la restauración de la pieza escultórica El Parotet, la obra de Miquel Navarro que está ubicada en la plaza de Europa, junto a la avenida de Francia. Por razones de seguridad, el montaje de la estructura se demoró hasta que acabaron las fiestas de las Fallas y, tras varias semanas, ya está listo para comenzar el proceso de restauración en sí. Hay que tener en cuenta las dimensiones y el volumen de la pieza artística, 46 metros de altura y 93 toneladas de peso, que han hecho que la instalación de la estructura de apoyo para las obras haya requerido de varias semanas de trabajo. 

 Tal como explicó en su día el concejal de Acción Cultural, Patrimonio y Recursos Culturales, José Luis Moreno, “el objetivo de la intervención es la limpieza de la obra y la recuperación de su color original”. La colocación del andamio ha corrido a cargo de la empresa ATES Ingeniería y Servicios Integrales, SL, que ha instalado una estructura de andamio “europeo modelo Brío”, fabricado por Ulma Sdad. Coop. LTDA, que reúne las garantías estructurales de capacidad portante y estabilidad. Las garantías de la estructura siguen las siguientes normativas y documentos: UNE-EN 12810-1/2, UNE-EN 12811-1/2/3, UNE-EN 12812, 6º Convenio de la construcción, RD 1627 sobre “Disposiciones mínimas de seguridad y de salud en las obras de construcción”, Instrucciones técnicas de montaje del fabricante y la Guía de usuario sistema multidireccional BRIO. 

 El objetivo de la intervención, ha explicado el concejal José Luis Moreno, es “evitar el deterioro de este bien patrimonial, protegerlo y ponerlo en valor, ya que se ha convertido en un símbolo de nuestro paisaje urbano”. El edil ha destacado que “en unos pocos meses podremos volver a ver El Parotet en todo su esplendor, como si estuviera recién instalado”. 

 

 

El Parotet ya ha cumplido 20 años  

 La escultura del artista de Mislata Miquel Navarro representa un insecto gigante a modo de vigía o guerrero de Valencia, y fue un regalo a la ciudad de la Fundación Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Valencia en el año 2003 para conmemorar el 125 aniversario de la creación de la Obra Social de Bancaja. “La obra representa un guerrero de carácter totémico, pero que todos la conocemos como El Parotet por su semejanza con una libélula”, ha explicado el concejal Moreno, quien ha destacado que es “una de las obras más conocidas de Navarro, y hemos querido aprovechar que este 2023 se ha cumplido su 20 aniversario para devolverle su cromatismo original”. La escultura, realizada en hierro pintado en azul mediterráneo, está valorada en 1,1 millones de euros.  

 

La restauración corre a cargo de la empresa Salmer Restauración y Conservación SL, que efectuará las labores de limpieza, saneado y repintado posterior de la pieza. La intervención cuenta con un presupuesto global de 73.151,76 euros (IVA incluido), que incluye la inspección previa de su estado de conservación, el análisis del recubrimiento existente, la limpieza de la suciedad depositada en superficie, con eliminación de óxidos, y la preparación de las superficies para recibir el recubrimiento final. Tras la adjudicación de las obras de restauración el pasado mes de enero, se efectuó el estudio y plan de seguridad y, dada la proximidad de las fiestas de Fallas y la programación de actos festivos y festivales pirotécnicos en la proximidad de la escultura, el gobierno municipal decidió retrasar el montaje del andamio y el inicio de las obras hasta la conclusión de las fiestas por razones de seguridad. 

 El plazo previsto para la restauración es de tres meses, no prorrogables. Con carácter complementario a estas obras, se mejorará también la iluminación ornamental del monumento. Todos los gastos inherentes al uso, conservación y mantenimiento de la estatua corren a cargo del consistorio según el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento de València y la Fundación Bancaja en el momento de su donación.  

 Navarro cuenta con más obras expuestas en las calles de València: Fuente pública (más conocida como La pantera rosa), inaugurada en 1984 en las inmediaciones de la plaza Manuel Sanchis Guarner, bajo el patrocinio de la Sociedad de Aguas Potables y Mejoras de Valencia. Una década después, la Fundación Bancaja cedería la escultura en acero Home Guaita para su emplazamiento en los Jardines del Real, donde preside, desde 1999, la entrada del Museo de Ciencias Naturales. Dos años más tarde se instaló Motoret 2000, en el acceso a l’Umbracle junto con otras piezas escultóricas de reconocidos artistas valencianos, como Joan Cardells o Ramón de Soto. 

 

Así quedará el Parotet de Miquel Navarro de Valencia tras su restauración

València, 25 mar (EFE).- Las obras de restauración de la escultura de Miquel Navarro conocida como El Parotet, ubicada en la rotonda de la plaza de Europa-Avenida de Francia, durarán 3 meses, según ha informado el Consistorio en un comunicado.

El concejal de Cultura, José Luis Moreno, ha explicado que el objetivo es “evitar el deterioro de la pieza, protegerla y ponerla en valor, ya que se ha convertido en un símbolo de nuestro paisaje urbano”.

El objetivo de la intervención es la limpieza de la obra y la recuperación de su color original. Tal como ha explicado el concejal, “ya ha comenzado el montaje del andamio en torno a la escultura, y en unos pocos meses podremos volver a ver El Parotet en todo su esplendor, como si estuviera recién instalado”.

Esta escultura del artista de Mislata Miquel Navarro representa un insecto gigante a modo de vigía o guerrero de Valencia, y fue un regalo a la ciudad en el año 2003 de la Fundación Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Valencia para conmemorar el 125 aniversario de la creación de la Obra Social de Bancaja.

“La obra representa un guerrero de carácter totémico, pero que todos la conocemos como El Parotet por su semejanza con una libélula”. “Se trata –ha añadido el concejal de Cultura- de una de las obras más conocidas de Navarro, y hemos querido aprovechar que este 2023 se ha cumplido su 20 aniversario para devolverle su cromatismo original”.

La restauración corre a cargo de la empresa Salmer Restauración y Conservación SL, que efectuará las labores de limpieza, saneado y repintado posterior de la pieza.

La intervención cuenta con un presupuesto global de 73.151,76 euros (IVA incluido), que incluye la inspección previa de su estado de conservación, el análisis del recubrimiento existente, la limpieza de la suciedad depositada en superficie, con eliminación de óxidos y la preparación de las superficies para recibir el recubrimiento final.

El Parotet tiene una altura de 46 metros y un peso de 93 toneladas. La escultura, realizada en hierro pintado en azul mediterráneo, está valorada en 1,1 millones de euros.

 

Continuar leyendo