Síguenos

Sucesos

Prisión permanente revisable para el padre que asesinó a su hijo de 11 años en Sueca

Publicado

en

parricida de Sueca
Un jurado popular juzga a un hombre acusado de matar a su hijo de 11 años en Sueca (Valencia) el 3 de abril de 2022. En la imagen, el procesado durante el juicio. EFE/Biel Aliño

Sigue desde Official Press el juicio contra el parricida de Sueca:

València, 1 feb (EFE).- La Audiencia Provincial de Valencia ha dictado prisión permanente revisable para José Antonio A.C., de 47 años, que asestó 27 cuchilladas a su hijo de 11 años en abril de 2022 con la intención de causar el mayor dolor posible a su exesposa y madre del niño, de la que se acababa de divorciar.

Según la sentencia a la que ha tenido acceso EFE, el tribunal lo considera autor de un delito de asesinato hiperagravado, cualificado por la alevosía y el ensañamiento perpetrado sobre un menor de 16 años, con la concurrencia de las circunstancias agravantes de parentesco y de discriminación por razón de género, en concurso ideal con un delito de lesiones psíquicas.

El tribunal ha aceptado las peticiones de la Fiscalía y las acusaciones, que pedían prisión permanente revisable por el delito de asesinato, y ha desestimado la de la defensa, que argumentaba que no hubo premeditación alguna ni ensañamiento y pidió que los hechos se contemplasen como un homicidio.

Asimismo, establece la prohibición de comunicarse y acercarse a menos de dos kilómetros de su exesposa, en cualquier lugar donde ésta se encuentre, por tiempo superior en 10 años al de la duración de la pena de prisión, así como de residir o acudir a la localidad de Cullera por el mismo tiempo.

Como autor de un delito de maltrato psíquico y físico habitual a su exesposa, se le impone una la pena de dos años y cuatro meses de prisión, a la que se suman otros dos años como autor de un delito de amenazas no condicionales; 10 meses como autor de un delito de maltrato físico, y otros 10 meses como autor de un delito continuado de quebrantamiento de condena.

Se le condena, además, a indemnizar a su exesposa con 500.000 euros por los daños morales causados por la muerte de su hijo, a los que se suman otros 450 euros por los daños morales causados por maltrato físico y amenazas.

Se declara improcedente, por expresa manifestación en este sentido del tribunal del jurado popular, la aplicación al penado de los beneficios de remisión condicional de las penas, en los casos en que concurran los presupuestos legales al efecto, así como la solicitud de indulto para el penado, caso de que la presente resolución devenga firme.

El pasado 16 de enero, el tribunal del jurado declaró por unanimidad culpable de asesinato a José Antonio A.C, y lo consideró responsable de los delitos de amenazas, quebrantamiento de condena, maltrato físico y maltrato psíquico por los que había sido acusado en este mismo proceso.

La sentencia dictada ahora por la Audiencia, con fecha del 31 de enero, considera probado que el 3 de abril de 2022, José Antonio A.C. mató a su hijo, de 11 años de edad recién cumplidos, acuchillándolo repetida y profundamente con un cuchillo de cocina en el cuello, cara, torso y cabeza.

Señala que el niño, además de otras 41 lesiones de defensa en manos y brazos y otros cortes en diversas partes del cuerpo y cabeza, recibió 27 cuchilladas en la parte delantera del cuello, cara, torso y cabeza, penetrantes en profundidad y de severa gravedad, dos de ellas mortales de necesidad.

Asegura que José Antonio A.C. sabía, mientras acuchillaba a su hijo, que tales actos eran susceptibles de causar la muerte del mismo, y quería matar a su hijo para, así, causar a la madre del niño (su exesposa) el mayor dolor de todos los imaginables.

Añade que el condenado «despreciaba y discriminaba a su esposa por el hecho de ser mujer», y que matar al hijo común de ambos «fue el colofón de su deseo de dominación machista contra ella mantenido a lo largo de su matrimonio».

València, 12 ene (OFFICIAL PRESS- EFE).-El tribunal del jurado ha declarado por unanimidad culpable de asesinato a José Antonio A.C., de 47 años, que asestó 27 cuchilladas a su hijo de 11 años en abril de 2022 con la intención de causar el mayor dolor posible a su exesposa y madre del niño, de la que se acababa de divorciar.

Los miembros del jurado también han considerado probado que el procesado es igualmente responsable de los delitos de amenazas, quebrantamiento de condena, maltrato físico y maltrato psíquico por los que había sido acusado en este mismo proceso.

Culpable

En la lectura del veredicto, que ha tenido lugar la tarde de este martes en la Ciudad de la Justicia de València, los nueve miembros del jurado han mostrado asimismo su criterio desfavorable a que se apliquen al procesado los beneficios de la remisión condicional de la pena.

También su criterio es desfavorable, según ha comunicado a la sala, a que se efectúe en la propia sentencia la petición de indulto a favor del mismo.

La presidenta del tribunal deberá decidir ahora qué pena aplica al procesado, teniendo en cuenta que tanto la Fiscalía como las acusaciones han reclamado prisión permanente revisable por del delito de asesinato, tal y como han mantenido hoy.

La defensa, por su parte, trató de argumentar que no hubo premeditación alguna ni ensañamiento y pidió que los hechos se contemplasen como un homicidio, un argumento que ha mantenido este martes.

Tanto Fiscalía como las acusaciones han pedido al tribunal la prórroga de la prisión provisional de José Antonio A.C., dado que esta tiene un periodo máximo de dos años y no se prevé que la sentencia sea firme antes de principios de abril, cuando el procesado cumplirá ya dos años en a cárcel.

La madre del pequeño

La lectura del veredicto del jurado ha congregado a numerosos medios de comunicación, que han seguido la vista desde una sala habilitada para ello. Al contrario de la madre del niño asesinado, que ha escuchado, encogida y compungida, parte de la exposición en la misma sala del tribunal, aunque tras un biombo que le separaba visualmente del acusado.

Los miembros del jurado, que empezaron a deliberar en la mañana de este lunes, han alcanzado este veredicto de culpabilidad tras responder a las preguntas que les han planteado los letrados de la defensa y las acusaciones.

El juicio se desarrolló la semana pasada y durante el mismo el agresor confesó el crimen, si bien trató de argumentar que era alcohólico y que pudo haber sido víctima de una enajenación.

Sin embargo, admitió abiertamente que habría matado al menor si su ex no se hubiese divorciado o si hubiese accedido a volver con él.

«Para causar el mayor daño posible a su exmujer»

Por el contrario, las acusaciones -que ejerce tanto la familia materna del menor como la Abogacía de la Generalitat- sostuvieron que no había indicio alguno de que el procesado se encontrase bajo los efectos del alcohol.

«Es habitual que el acusado diga que se endemonió, pero en este caso todos los forenses han dicho que era plenamente consciente. Se llama maldad, se hace para causar el mayor daño posible, y por eso pedimos la máxima pena posible», señaló el letrado de la Generalitat.

En este mismo sentido se pronunció un equipo de forenses que examinaron al procesado al señalar que el agresor «no tenía alterada ni la inteligencia ni la voluntad» cuando cometió el crimen; «hay gente mala, y eso no significa que esté enferma».

«Dirigió su acción criminal contra el hijo porque la madre era ya insensible a las agresiones y amenazas. Se llama violencia vicaria. No toleró perder el control sobre su mujer», agregaron.

El escalofriante testimonio del parricida de Sueca cuando asesinó a su hijo: «Le cogí del cuello. No recuerdo cuántas puñaladas le di»

València, 9 ene (OFFICIAL PRESS- EFE).- El hombre acusado de haber asesinado a puñaladas a su hijo de 11 años en Sueca (Valencia) en abril de 2022 ha admitido este martes el crimen en la primera sesión de un juicio en el que la fiscal ha subrayado la violencia vicaria del caso: «La madre está muriendo cada día».

«No lo habría matado si ella no se hubiese divorciado»

En sus respuestas, la mayoría con monosílabos o fórmulas cortas y en valenciano como «aixó no es veritat» (eso no es verdad), el acusado, José Antonio A.C., de 47 años, ha admitido que su hijo «era lo que más quería» su exmujer en «en el mundo» y que no lo habría matado si ella no se hubiese divorciado o si hubiese accedido a volver con él.

También ha intentado justificar sus acciones en la depresión y alcoholismo que asegura que sufre, si bien, como ha recordado el abogado de la Generalitat, que ejerce la acusación popular, todos los informes forenses acreditan que era consciente de lo que había.

A pesar de que fue condenado por maltrato hacia su exmujer, el procesado ha insistido en que jamás la cogió por el cuello ni amenazó con un cuchillo: «Solo le dije que no estaba de acuerdo con la separación, que se lo pensara mejor».

Por el contrario, ha admitido haber llamado a su exesposa de forma insistente cuando ésta abandonó el domicilio y también haber acudido al colegio para ver a su hijo, pero «cuando ella no estaba delante».

«Me tomé mal el divorcio, caí en una depresión fuerte y alcoholismo», ha dicho el acusado.

Preguntado por el día del crimen -dos días después de que su hijo cumpliese 11 años-, el procesado ha afirmado que había consumido alcohol y que era habitual que su ex le dejase al niño estuviese o no bebido.

«Le cogí del cuello. No recuerdo cuántas puñaladas le di»

«El día de los hechos discutimos porque él no quería estar conmigo, en ese momento no estaba a gusto, me dijo que yo ya no era su padre. Pasó todo lo que pasó, le cogí del cuello y le clavé un cuchillo, él estaba quieto. No recuerdo cuántas puñaladas le di», ha explicado.

En el transcurso de la agresión con dos armas blancas, el menor recibió la llamada de su madre -a la que había escrito pidiéndole que le recogiera- y el padre permitió que el menor cogiese el teléfono, según ha admitido, aunque el niño sólo pudo gritar «mamaaaaá», tal y como se detalla en los escritos de las acusaciones.

En sus intervenciones iniciales, la fiscal ha puesto el foco sobre el dolor que el procesado quiso causar a su exesposa, «una mujer que está muriendo cada día».

El letrado de la Generalitat ha prevenido al tribunal sobre posibles estrategias de la defensa: «Es habitual que el acusado diga que se endemonió, pero en este caso todos los forenses han dicho que era plenamente consciente. Se llama maldad, se hace para causar el mayor daño posible, y por eso pedimos la máxima pena posible».

Tras la declaración del acusado se ha producido la de la madre del menor asesinado y la de la madre del procesado, aunque ambas han tenido lugar a puerta cerrada por decisión de la presidenta del tribunal y con el acuerdo unánime de los miembros del jurado.

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

Un juez abre diligencias por el desfile de niñas en lencería en el carnaval de Torrevieja

Publicado

en

desfile niñas lencería carnaval Torrevieja
Una joven pasa ante un escaparate con lencería. EFE/Archivo

Torrevieja (Alicante), 29 feb (OFFICIAL PRESS-EFE).- El Juzgado de Instrucción número 1 de Torrevieja (Alicante) ha abierto diligencias previas por el carnaval de esta localidad tras la denuncia de la Fundación Española de Abogados Cristianos contra los responsables del desfile en el que, según esta entidad, salieron «menores en ropa interior».

En el auto, facilitado por Abogados Cristianos, el magistrado procede a incoar diligencias previas, «de conformidad con lo establecido en el artículo 774 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, para averiguar la identidad y circunstancias de las personas responsables y la realidad de los hechos sucedidos, por si fueran constitutivos de un delito de los comprendidos en dicho artículo».

El magistrado también ordena que se dé trasladado al Ministerio Fiscal para que «emita informe sobre la tipicidad de los hechos denunciados».

El polémico desfile de niñas en lencería en el carnaval de Torrevieja

En un comunicado, la presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha opinado que la apertura de diligencias previas «es una buena noticia». «Esperamos que finalmente haya una sentencia condenatoria contra los responsables de este carnaval tan bochornoso y los que encima dieron un premio al mismo», ha dicho.

El Ayuntamiento de Torrevieja consideró, tras conocerse la denuncia, que los padres y madres de las niñas de una comparsa que participaron en los desfiles de carnaval de la ciudad con lencería erótica no pretendían hipersexualizar a sus hijas, sino hacer una crítica a la situación política y social del país.

También expresó su apoyo «a la gran familia» del carnaval y, tras señalar que esta fiesta «es crítica, sátira, provocación, diversión», opinó que «sacar fuera de contexto y dimensionar un hecho como el que se está criticando está totalmente fuera de lugar».

Continuar leyendo