Síguenos

Valencia

Ribó colocará un monolito en la plaza del Ayuntamiento «en recuerdo del 15-M»

Publicado

en

El alcalde, Joan Ribó, ha anunciado que se instalará un monolito “en recuerdo de los diez años de movilización ciudadana contra la corrupción y por una respuesta solidaria a la crisis”

La última polémica en València pasa por el anuncio que este lunes ha hecho el alcalde Joan Ribó y que no es otro que en el mismo lugar que hace una década fue protagonista de una movilización ciudadana, la plaza de Ayuntamiento, será escenario una década después de una exposición fotográfica conmemorativa. Así lo ha anunciado esta mañana el alcalde Joan Ribó, quien ha destacado la importancia que supuso esa acción surgida desde la sociedad, que es conocida como el 15-M. “València está orgullosa de una movilización democrática sin precedentes, apartidista y transversal a muchas capas de la sociedad, con que la ciudadanía pidió salidas dignas a una crisis económica y el fin de la corrupción”, ha dicho hoy el alcalde de València.

 

El alcalde de València, Joan Ribó, ha anunciado esta mañana que esta plaza, recuperada diez años después como espacio para la ciudadanía, acogerá una exposición fotográfica conmemorativa, que se inaugurará el próximo día 14, y se prolongará hasta el 13 de junio. La ciudadanía podrá recuperar las imágenes que definieron unas semanas de movilización a través de las imágenes gráficas realizadas por diferentes fotógrafos valencianos, bajo la coordinación de Jorge Ramos, especialista en Historia contemporánea y profesor de la Facultad de Geografía e Historia de la Universitat de València, y de la fotoperiodista Estrella Jover.

 

«Hay que subrayar que esta movilización que tuvo lugar hace diez años se llevó a cabo en respuesta a todos los efectos que la crisis económica estaba teniendo en la sociedad, cuestionando el austericidio, y además por los graves casos de corrupción política, que en València estaban en un momento explosivo”, ha recordado el alcalde. Además, Ribó ha destacado que se trató de una “movilización apartidista, de toda la sociedad”, y ha afirmado que se trata de un acontecimiento “muy importante, que todos los valencianos y valencianas debemos poder recordar”.

 

Además, como complemento a la muestra gráfica, ha añadido el alcalde, y con vocación de perpetuar ese recuerdo, se instalará un monolito conmemorativo también en la plaza. Será un monolito de hormigón de color amarillo, de 180 por 55 centímetros, que se prevé instalar próximo a la fachada del edificio consistorial.

 

El Movimiento 15-M, o ‘movimiento de los indignados’ arrancó en la manifestación del 15 de mayo de 2011, que fue convocada en el contexto de crisis económica que había comenzado tres años antes. La acción ciudadana planteaba la necesidad de una nueva forma de hacer política, basada en la transparencia, la participación y la solidaridad como respuestas ante la crisis, y se prolongó de manera espontánea en plazas de diferentes ciudades de España, que desde esa noche acogieron durante muchas semanas a manifestantes de manera ininterrumpida. Esta serie de protestas pacíficas tuvo su plasmación también en numerosas ciudades de Europa.

 

Catalá: “La Plaza es de todos lo valencianos y no sólo de los votantes del Sr. Ribó, que quiere salvar a la izquierda y  Podemos en descomposición”

 La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, se ha mostrado sorprendida por la nueva ocurrencia del Gobierno de Ribó y PSOE de decidir unilateralmente, sin pasar por pleno ni comisión alguna, dedicar la plaza del Ayuntamiento de Valencia  al movimiento del 15M con la colocación de un monolito y una placa en el centro de la plaza.

 

“La Plaza es de todos lo valencianos y no sólo de los votantes del Sr. Ribó, que quiere salvar a la izquierda y a Podemos que están en plena descomposición y mañana en las elecciones en Madrid se va a demostrar” ha asegurado.

 

Catalá ha lamentado “la visión de conjunto del alcalde, que actúa sólo para unos ciudadanos. Está obsesionado con hacer de la principal plaza del Ayuntamiento. “una plaza roja y un monumento a la coentor.  Igual te encuentras con un bidón que ahora con un monolito del 15M.

 

La portavoz recuerda que el PP pidió que se colocara en la Plaza del Ayuntamiento un monumento a los pirotécnicos, que son los verdaderos protagonistas de la Plaza del Ayuntamiento.

 

Esta decisión es una falta de respeto al patrimonio de todos los valencianos y a la protección patrimonial que debe tener cualquier actuación urbanística en la Plaza del Ayuntamiento.

 

Valencia

Ribó coloca el monolito al 15-M en la plaza del Ayuntamiento con todos los partidos en contra

Publicado

en

València, 14 may (EFE).- El alcalde de València, Joan Ribó, ha visitado este viernes en la plaza del Ayuntamiento el monolito en homenaje a los movimientos sociales, especialmente al 15M que este sábado cumple su décimo aniversario, sin ningún miembro de la oposición, que le ha acusado de «sectarismo», ni de su socio de gobierno, el PSPV, que no ha apoyado la iniciativa.

Acompañado de varios concejales de Compromís, Ribó ha visitado la exposición fotográfica temporal que conmemorará el aniversario del 15M ubicada en el centro de la plaza del Ayuntamiento, para después visitar el monolito, colocado esta misma mañana y que seguirá en la plaza de forma permanente.

El alcalde ha mostrado su satisfacción por el panel expositivo y ha recordado que el 15M fue un movimiento social «transversal», que además «tuvo una influencia en la sociedad y en la política valenciana».

Ha explicado que hay informes jurídicos que señalan que «no hay que pasarlo -la iniciativa del panel fotográfico- por la Comisión de Patrimonio».

Ribó ha asegurado que el monolito homenajea a todos los movimientos sociales, «responsables de numerosos avances», entre ellos, las concentraciones para no derribar parte del Cabanyal; en torno al río, para oponerse a que en los años 70 se construyera una autovía que fuera desde el puerto hasta el aeropuerto; o a El Saler, para no construir en el parque natural de l’Albufera.

«València no sería lo que es hoy en día sin los movimientos sociales», ha afirmado Ribó, quien ha explicado que le hubiera gustado que estuvieran representantes de todos los partidos porque «el 15M no fue algo que capitalizó Podemos o Compromís», pero que «cada uno es responsable de sus actos y de sus no actos».

Por su parte, la vicealcaldesa de la ciudad, Sandra Gómez (PSPV-PSOE), ha subrayado en una rueda de prensa que «no le consta» que su formación hubiera sido invitada al acto de presentación.

Ha resaltado que la voluntad del 15M fue la de «abrir la política con una participación de consenso, mayor humildad en cargos políticos y que hubiera una revolución en la que primara la transparencia».

«Veníamos de años de mucho autoritarismo», ha comentado Gómez, quien ha recordado las legislaturas con mayoría absoluta del PP, y ha añadido: «Por eso creemos que las cosas no se han hecho la mejor forma y no ha sido el mejor homenaje posible, ya que nos hubiera gustado que el acto contara con la participación de todos los grupos políticos».

«Ya no en nuestro caso, que estamos en el gobierno, sino como en cualquier placa o cambio de calle, en las que se pasa por todos los trámites, sin excluir y sin sectarismo político», ha afirmado Gómez.

Al respecto, su compañero de partido y concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, ha pedido perdón por «discutir sobre un monolito y no tratar temas más graves en medio de la pandemia».

«Nosotros estamos aquí para atender los problemas reales y no perdernos en escenarios que animan la confrontación en lugar de bajar las pulsaciones», ha manifestado y ha dicho que la colocación del monolito ha tenido «falta de transparencia, una alarmante falta de consenso».

En una intervención posterior a la presentación de Ribó, Sanjuán ha comentado que es «un mal homenaje al 15M» porque pese a reconocerse otros movimientos, estos están en un lugar secundario y ha lamentado que el procedimiento «no se ha ajustado a lo que el 15M propugnaba, ni tampoco a lo que tiene que ser la plaza del Ayuntamiento, porque es de todos los movimientos por igual».

Por ello, ha anunciado que propondrán en el pleno del Ayuntamiento que los grupos políticos aprueben un homenaje «con un texto de consenso con todas la realidades presentes, para que la gente no piense que plaza es de unos y no de otros» y ha lamentado que con este panel expositivo «no se ha buscado el consenso».

Asimismo, ha indicado que era necesario que la colocación de este panel pasara por la Comisión de Patrimonio, situación que Ribó previamente había negado, a lo que Sanjuán ha contestado que «cualquier persona que lea el Plan Especial de Protección de Ciutat Vella puede obtener la respuesta por sí mismo», así como que no sabe de forma oficial cuánto ha costado.

Por su parte, la portavoz popular en el Ayuntamiento, María José Catalá, ha afirmado que Ribó «consuma hoy su sectarismo» y que «ha renunciado» a ser el alcalde de todos los valencianos, al tiempo que ha lamentado su «obsesión» por homenajear a un movimiento «desaparecido, que más bien merece una lápida».

Ha asegurado que Ribó debería «fijar bien sus prioridades» y trabajar para frenar el paro juvenil «en vez de poner monolitos y exposiciones», cuyo gasto ha cifrado en 18.467 euros.

Sobre la posición de los socialistas, la edil popular ha señalado que el PSPV «no pinta nada» en el gobierno municipal y que «una vez más claudica ante el sectarismo de Compromís y de Ribó, que vive anclado en el comunismo y en el pasado».

«Este monolito es ya lo que le faltaba a esta Plaza del Ayuntamiento, en la que el gobierno de Ribó se ha gastado más de 1,2 millones de euros en una reforma provisional», que ha calificado de «chapucera», a la par que la ha tildado de «impropia» para la tercera capital de España.

El portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, ha afirmado por su parte que Ribó pretende «silenciar» a la mitad de los valencianos con el texto de su monolito y que este panel «se ha endulzado con otras reivindicaciones, pero se ha olvidado de algunas reivindicaciones populares muy importantes, como la bajada de la Real Senyera cada 9 d’Octubre».

Giner ha preguntado el origen del texto y los criterios con los que se ha contratado al autor, así como ha anunciado que preguntarán por el «carácter político» de la exposición, que carece de informe favorable de Dominio Público, y que junto al monolito han costado, según sus cifras, 16.317 euros.

El portavoz de Vox en el consistorio, Pepe Gosálbez, ha acusado a Ribó de pretender «criminalizar» a la Policía Nacional al mostrar en la exposición a agentes de las fuerzas de seguridad deteniendo y forcejeando con manifestantes.

El 98’34% de la encuestados por Official Press, en contra del monolito 15-M de Ribó

Continuar leyendo