Síguenos

PORTADA OFFICIAL PRESS

Sueca, El Perelló y Mareny de Barraquetes, contra el plan de pacificación de la CV-500: «Es una aberración»

Publicado

en

VALÈNCIA, 6 Nov. – Los alcaldes de Sueca, Dimas Vázquez; El Perelló, Juan Botella; y Mareny de Barraquetes, Jordi Sanjaime, han mostrado su «postura en común» en contra del plan de pacificación de la CV-500, que, a su parecer, afectará de forma muy negativa a las poblaciones, especialmente a las entidades locales menores».

Sanjaime, que considera una «aberración» lo que se pretende realizar, ha afirmado que esta decisión supondrá a corto plazo «la despoblación de toda la zona». Así mismo, se queja de que «en ningún momento se ha contado con ellos para nada».

«Esta actuación, que están llevando a cabo desde el Ayuntamiento de València y la Conselleria, constituye un nuevo ataque a nuestras poblaciones porque nunca se han tenido en cuenta nuestras necesidades». El alcalde del Mareny considera que «lo primero que se debería haber hecho era sentarse a hablar con nosotros. Se podían haber estudiado otras propuestas, como ampliar la carretera existente, dotándola de carriles bicis y peatonales».

Además, considera que es de carácter «urgente» reunirse para revisar el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) «que arruina la vida de nuestros pueblos». «Lo primero que se tenía que haber hecho era incluir las normas subsidiarias del pueblo de Sueca y no dejar la situación a expensas de que se redactara otro documento (PRUG) que finalmente fue anulado. Son muchos años de sufrir esta situación, de recibir sentencias negativas en contra de los habitantes de este parque… Somos nosotros los que deberíamos decidir y no otras personas que están en las administraciones de Valencia u otros lugares», añade.

Sanjaime también lamenta la limitación del PORN al crecimiento urbanístico de poblaciones que se encuentran situadas a 20 kilómetros del parque «y, sin embargo, en la Dehesa y el lago, permitirán construir zonas de aparcamiento y la presencia de miles de turistas en zonas donde las aves deberían estar más tranquilas en su hábitat». «Es una incrongruencia», apunta.

Finalmente, el alcalde del Mareny afea que, «además de impedir crecer como pueblo, están cortando la arteria fundamental que tenemos con Valencia, tanto para la gente que se desplaza a nuestras playas como para los ciudadanos de nuestros pueblos que necesiten desplazarse a la capital. Y encima han anulado el servicio de autobús que había durante el invierno».

Por su parte, Juan Botella, alcalde de El Perelló, ha mostrado igualmente su «rechazo absoluto a este plan de pacificación de la manera en que se está haciendo.

«Nosotros, por supuesto, tampoco queremos que se produzcan accidentes. La limitación a 60 kilómetros por hora consideramos que ya era una medida bastante importante, pero estas personas quieren ir más allá. Tanto la Conselleria de Obras Públicas como el Ayuntamiento de Valencia nos ignoran y nos dejan a nuestra suerte, sin los servicios y derechos fundamentales que tienen los habitantes de la capital, y sin la posibilidad de prosperar económicamente», argumenta.

Botella ha señalado que la concentración del próximo viernes, 8 de noviembre, no será la única, ya que piensan «seguir manifestándose hasta conseguir que se reúnan con ellos y les escuchen». El alcalde de El Perelló ha mostrado su «malestar» también ante lo que considera «un nuevo engaño de la Conselleria, que ayer presentó sus presupuestos con una partida de 535.000 euros destinada a un itinerario ciclopeatonal en la carretera CV-500 «por un lado, dicen que el proyecto está en estudio y, por otro, ya tienen obras presupuestadas para 2020 y 2021».

MESA DE NEGOCIACIÓN
Botella, al igual que Sanjaime y Vázquez, considera que es fundamental que a partir de la semana que viene se establezca una mesa de negociación, no sólo para tratar el tema de la carretera sino también del PORN.

«Vemos completamente injusto que nuestras poblaciones no puedan crecer. El municipio de Sueca, con más de un 70% de su término en el Parque Natural, resulta que no tiene opinión. Allí se lo apañan todo, los concejales de Valencia y la Conselleria, y nosotros no tenemos ninguna opinión ni se nos ha llamado para nada».

Finalmente, Botella apela a los entendidos en la materia para dar con soluciones. «Hoy, en la Politécnica, se va a hacer una Jornada sobre el Parque Natural. Allí, los agrónomos, los que de verdad entienden, van a hacer unas exposiciones. ¿Por qué esas conclusiones no se respetan? Lo primero que dirán es que draguen La Albufera y se compatibilice con el bienestar de las personas. Pero no se les escuchará. En lugar de preocuparse por el estado del lago continuarán actuando entendiendo el ecologismo a su manera y, por supuesto, sin escucharnos».

El alcalde de Sueca, Dimas Vázquez, ha querido manifestar también, en nombre del equipo de gobierno, su apoyo a las entidades locales menores y ha apelado para que se asista a la concentración del viernes.

«Nuestra postura no va en contra del medio ambiente, porque un término que tiene más de un 70% dentro del Parque natural, medioambientalmente colabora mucho. Nuestra postura se basa en que, para nosotros, este Plan no ha sido consensuado con las zonas afectadas. Ha sido una decisión unilateral que va a encorsetar todavía más a las dos entidades locales menores y a nuestro territorio», dice.

Igualmente, asegura que con este Plan se le dará la «puntilla definitiva» a estas poblaciones, ya que muchos turistas y visitantes preferirán acudir a otras poblaciones de costa a tener que desviarse desde la pista de Silla y la salida de Sueca. Vázquez augura un futuro muy incierto a las entidades locales menores si finalmente se cierra la vía de acceso que tienen con València.

«Por ello, nosotros, como Ayuntamiento madre, vamos a estar al lado de ellas como siempre hemos hecho y vamos a oponernos donde haga falta para que ese proyecto sea, al menos, consensuado y se estimen las alegaciones de estas poblaciones».

Fuente: (EUROPA PRESS)

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PORTADA OFFICIAL PRESS

VÍDEO| Así vivieron los asistentes al Medusa el momento de la tormenta de arena

Publicado

en

medusa tormenta de arena
Numerosos jóvenes abandonan el recinto del Festival Medusa de Cullera (Valencia). EFE/Natxo Frances

Cullera (Valencia), 13 ago (OFFICIAL PRESS- EFE).- Algunos de los asistentes al Medusa Festival de Cullera han relatado cómo vivieron el momento de la tormenta de arena que se produjo «de improviso».

Esta madrugada ha fallecido una persona y otras 40 han resultado heridas al caer sobre ellas varias estructuras a consecuencia de los fuertes viento, han destacado el «momento caótico» que vivieron.

El Medusa y la tormenta de arena

Una de las asistentes ha explicado que de repente empezó a aparecer un montón de arena y a llover y «empezaron a caer cosas del escenario», «que hubo jaleo» y al rato llegaron las ambulancia y la policía.

Preguntada por si pasó miedo, ha dicho que «un poco» porque «tampoco sabía de qué manera teníamos que evacuar. No teníamos información de nada, no nos dejaron salir por la puerta de emergencia y tampoco estaba bien puesto en el plano por dónde teníamos que salir. Todo estaba muy desorganizado».

Tras señalar que fue un momento caótico y que «nada» estaba controlado dentro, esta joven afirma que todo pasó de forma muy rápida: «Estábamos bailando y de repente empezaron a caer las cosas».

Caos absoluto

Otro chico procedente de València asegura que vivió la situación «con un poco de estrés» porque empezó a soplar el viento muy fuerte y con muchísima arena y con algo de lluvia, y «nos empezamos a mover» cuando apagaron las luces y la música «por si acaso, por precaución».

Según explica, fue un «largo camino» hasta las tiendas de campaña y allí pudieron comprobar que muchas de ellas y las lonas para protegerse del sol habían volado. «Tuvimos suerte, pero mucha gente no», ha asegurado antes de advertir «largas colas» para poner reclamaciones a la organización.

Asegura que no pasó miedo porque había mucha gente y estaban protegidos, pero reconoce que el viento y la arena eran «muy molestos», y explica que todo se produjo «de un momento a otro, fue cuestión de segundos».

15 minutos de terror

Otra de las asistentes al Medusa Festival explica que cuando ocurrió todo estaba junto al escenario principal. «Estaba todo guay, todo perfecto, y de repente ves toda la arena moviéndose y ráfagas fortísimas», explica, para indicar que todo el suceso «no duró más de 15 minutos».

Al caer gotas de lluvia y pensar que iba a producirse un chaparrón se dirigieron al camping y más tarde supieron que había habido heridos. Salieron del lugar «muy tranquilamente porque seguimos el flujo. con mucha tranquilidad salimos hacia la salida principal y no tuvimos problemas».

Preguntada por cómo está el ánimo de la gente, indica que a todos les gustaría que el festival continuara, porque cree que Medusa tiene la capacidad de encargarse de resolver el problema, aunque reconoce que «está claro que es un hecho traumático que le podía haber pasado a cualquiera».

El viento quemaba

Un joven procedente de Canarias explica que mientras estaba en el concierto empezó una «ráfaga de viento muy fuerte y que quemaba, como si fuese un lanzallamas, además de una lluvia fría rara. Y dijimos que nos íbamos».

«Se paró la música y empezaron a llegar ambulancias y gente y parte del escenario en el suelo. Una catástrofe», ha explicado para añadir que cuando quisieron salir «había vallas en suelo y todo estaba tirado» y cuando llegaron al camping vieron que «todo estaba destrozado y no había lonas».

También ha explicado que querían salir por la puerta de emergencia y les dijeron que todos debían hacerlo por la misma puerta, «imagino que para evitar riesgos y tenerlo todo más controlado», y aunque afirma que es una «lástima» lo ocurrido porque «vienes a pasarlo bien, podemos decir que no nos ha pasado nada. La salud es lo importante, la fiesta es lo secundario».

También otro asistente al Medusa Festival, procedente de Barcelona, ha explicado todo se produjo «de un momento para otro» y aunque pensaban que era una «tormenta normal», la policía y el personal de seguridad les dijo que salieran.

«Todo el mundo estaba saltando las vallas por encima, no había camino fijo. Se vivió con bastante caos, fue bastante caótico, pero tampoco fue exagerado», indica para añadir que no pasó miedo porque estaban en un escenario distinto al que ocurrió el accidente.

A juicio de otro de los asistentes, «parecía una película, una especie de ‘walking dead’, muy caótico todo» y señala que hay gente que se está yendo y otra siguiendo la fiesta por su cuenta pero «el ambiente es bastante triste».

Reconoce que tras una «época dura» por la pandemia de covid, «veniamos a disfrutar. Estaba siendo un día increíble, un día a disfrutar» y confiesa que tuvo algo de miedo por el pánico que se crea, ya que «incluso se dijo que había caído la noria sobre la gente».

Continuar leyendo

Trending