Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

TRÁFICO| ¿Qué calles están cortadas este fin de semana en València?

Publicado

en

La II Volta a Peu Runners Ciutat de València, con un recorrido de 5.570 metros, se celebrará el próximo domingo en los Poblados Marítimos. Esta prueba, que es la tercera del Circuito Divina Pastora de Carreras Populares de Valencia 2019, se caracteriza por su recorrido mixto, ya que parte se desarrolla por calles asfaltadas y otra parte por la arena de la playa. La salida tendra lugar a las 9.00 horas en la calle J.J. Dómine, a la altura del Tinglado número 2, y la meta se establecerá junto a la orilla del mar.

Por este motivo, desde poco antes de las 09:00 hasta las 10:30 horas aproximadamente estarán cortadas al tráfico las calles J.J Dómine, Marcos Sopena, Eugenia Viñes y Pavía.

La entidad solidaria del Circuito Divina Pastora 2019 y por tanto, de la II Volta a Peu Runners Ciutat de València, es Parkinson València especializada en la atención de personas con parkinson.

Los atletas preferentes A, B, C y D comenzarán la carrera a las 9.00 horas, el resto a las 9.04 horas, y a las 9:05 quienes opten por la modalidad Marcha a Pie/Marcha Nórdica.

La Concejala de Deportes, Maite Girau, ha explicado que «se trata de una carrera muy especial que combina superficies y escenarios distintos: asfalto y ciudad junto a arena y playa, y se consolida como la prueba que permite correr a escasos metros del mar Mediterráneo».

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PORTADA OFFICIALPRESS

España aprueba la vacunación de niños entre 5 y 11 años a partir del 15 de diciembre

Publicado

en

La Comunitat no retirará las mascarillas en los colegios 'de momento'

La campaña de vacunación de niños entre 5 y 11 años comenzará en España a partir del 15 de diciembre. La Comisión de Salud Pública, en la que están representados en Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, ha aprobado la ampliación de la vacunación contra la covid-19 a los menores entre 5 y 11 años. Los primeros viales del lote previsto de 3,2 millones hasta enero llegan a España el día 13 diciembre y estarán disponibles en las comunidades para que puedan iniciar su administración el día 15.

La de los menores de 12 años era la única franja de edad para la que todavía no había comenzado la campaña de vacunación y es precisamente también la que mayor incidencia de casos acumula: 412 diagnósticos por 100.000 habitantes, casi el doble que la media de España (248) y más del triple que entre adolescentes (133) o mayores de 80 (125). Después de los niños, los siguientes grupos con más casos detectados son los de entre 30 y 50 años, lo que coincide con la edad de la mayoría de los padres de estos niños.

Según los datos disponibles de las países donde ya ha comenzado la vacunación de esta franja de edad muestran que no se están registrando efectos secundarios graves.

Desde Bruselas, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, había avanzado este martes que será cada comunidad autónoma la que establezca la «modalidad» para vacunar a los menores, sin decantarse por hacerlo en los colegios, en vacunódromos o en centros de salud. La opción de los centros educativos, al menos en las primeras semanas con la proximidad de las vacaciones, se antoja más complicada, aunque es la preferida por algunas autonomías, como Andalucía.

Los menores de 12 años son en este momento el grupo de edad que presenta mayor incidencia de contagios por coronavirus. La vacunación, aunque tiene como objetivo principal evitar la enfermedad grave y la muerte, ha mostrado eficacia también para reducir hasta cierto la transmisión del virus. La vacunación de los niños podría no sólo protegerles a ellos sino además ayudar a completar la inmunización de la población española para mitigar las olas de contagios.

Los ensayos realizados muestran que, con las variantes en circulación, la vacuna formulada por Pfizer, que contiene un tercio de la dosis que lleva para los adultos, reduce las probabilidades de que los pequeños contraigan la enfermedad en un 91%. Y minimiza las ya de por sí bajas posibilidades de hospitalizar, ingresar en UCI o morir a prácticamente cero.

 

 

Continuar leyendo