Síguenos

Cultura

Turisme promociona la oferta de localizaciones de cine de la Comunitat en el festival audiovisual internacional Iberseries

Publicado

en

Foto: Hugo Román

Turisme lleva la oferta conjunta de localizaciones para rodajes en la Comunitat Valenciana, a través de su marca Valencia Region Film, a la mayor cita del audiovisual en español y portugués, el festival Iberseries Platino Industria, que se celebra del 28 de septiembre al 1 de octubre en el centro cultural Matadero de Madrid.

De este modo, la Comunitat está presente en esta cita audiovisual a través de la iniciativa ‘La Comunitat Valenciana como plató de rodaje’ y su versión internacional Region of Valencia: Where filming is welcome, impulsada por Turisme con la colaboración de Productores Audiovisuales Valencianos, con la finalidad de aglutinar las diferentes localizaciones y beneficios de rodar todo tipo de producciones audiovisuales en la Comunitat Valenciana.

Valencia Region Film dispone de un estand en IPI PLAZA, un espacio dentro del recinto de Iberseries para el encuentro entre empresas productoras de cine y series, televisiones y plataformas y agentes de venta y distribuidores. El objetivo es dar a conocer la oferta y las ventajas de rodar en la Comunitat Valenciana a los principales agentes de la industria nacional y latinoamericana.

La Comunitat también tendrá su espacio en las conferencias sobre sinergias entre turismo y el audiovisual, que se celebrarán en el marco del certamen con la participación de Turisme Comunitat Valenciana junto a representantes de entidades y comisiones fílmicas de países como Panamá, México, Colombia y República Dominicana.

En dicha conferencia, que tendrá lugar este martes en el auditorio de la Casa del Lector, se comentarán los modelos de negocio y estrategias para posicionar los atractivos de un país o región como localización, así como el papel dinamizador de las film commissions como agentes dinamizadores de la industria audiovisual.

Dentro del espacio denominado IPI PITCH, la Comunitat Valenciana ha sido elegida con otras 10 localizaciones de todo el mundo para presentar sus facilidades y beneficios para la filmación de producciones audiovisuales ante los productores, compradores y plataformas de contenido asistentes. La cita será el día 30 en la Sala Borau de la Cineteca.

Durante la jornada se destacarán aspectos como la diversidad de localizaciones, la amplia capacidad de alojamiento, las horas de luz al año, la creciente industria audiovisual y de servicios y la labor que desempeñan las distintas film offices valencianas a lo largo del territorio.

Cabe destacar cómo se han reactivado los rodajes en la Comunitat Valenciana tras el confinamiento de 2020. Los productores y directores de largometrajes reconocidos en los festivales de Málaga y Alicante, como los de ‘El cover’, ‘Lucas’ y ‘Ama’, y series como ‘Alba’, ‘El inmortal’, ‘El juego de las llaves’ así como la última temporada de ‘La casa de papel’, entre otros, han apostado por la Comunitat como plató de rodaje tras el parón provocado por la pandemia.

Este festival aglutina algunas de las principales film offices/commissions del territorio, tanto de manera presencial como virtual. València Film Office, Benidorm Film Office, Peñíscola Film Office, Film València, Costa Blanca Film Commission y la Diputació de Castelló unirán fuerzas con el objetivo de seguir impulsando los rodajes de producciones audiovisuales en la Comunitat.

Iberseries Platino Industria

En esta primera edición, el certamen aspira a aportar visibilidad a los largometrajes y a las series de ficción de ámbito o temática iberoamericana, potenciar el talento de los creadores y creadoras y fomentar la coproducción internacional como fórmula clave para afianzar proyectos.

Cultura

El palacio en el que nacieron las Fallas

Publicado

en

Uno de los lugares más desconocidos por la mayoría de los valencianos guarda en sus paredes los orígenes de nuestra historia, nuestra tradición y de la fiesta de las Fallas.

Ajeno a las miradas de muchos que pasan junto a él, en el barrio de Velluters, se levanta el Palacio Balmes, edificio del siglo XV construido sobre unos cimientos del siglo XIII, un lugar único en la ciudad por ser el lugar donde empezó todo, el lugar donde nacía el Gremio de Maestros Carpinteros.

El origen de este antiguo gremio se remonta a la conquista de la ciudad de València por el rey Jaime I el Conquistador, cuando articula la ordenación gremial valenciana, que recoge en un principio a carpinteros, pero también los oficios de imagineros, pintores y un pequeño grupo relacionados con los «menesters» de la carpintería.

Según documentos, es el 17 de enero de 1242,  cuando el Llibre del Repartiment asigna a Guillem Francolí, maestro carpintero, dos talleres delante de la Iglesia de San Martín de València. Esa parroquia es el sitio donde se instalan obradores de otros artesanos de la madera convirtiéndose en sede gremial. Es en 1479, cuando los propios artesanos de la madera valencianos levantan el Palacio Balmes para llevar a cabo las reuniones de la “Confraria e ofici dels fusters”.

Cabe destacar a modo de curiosidad que su santo patrón era San Lucas, médico de profesión; y que no será hasta el año 1497 cuando el rey Fernando el Católico permita el cambio del patronazgo pasando a ser San José el nuevo patrón del gremio de carpinteros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el siglo XVIII se renuevan las ordenanzas del ‘Gremi de Fusters’ por medio de una Real Cédula del Consejo de Castilla y 60 carpinteros del gremio de València vuelven a reconstruir el antiguo palacio de la calle Balmes realizando entre todos una verdadera joya de arte en su interior, el artesonado de madera que decora sus techos elaborando cada uno de ellos los 60 cajones que lo forman. Obra suya es también otros elementos de madera que todavía se conservan en el edificio.

Los primeros datos que se tienen sobre el lugar indican que sobre cimientos del siglo XIII se edificó una ermita ya en el siglo XV que fue ampliándose durante los años. El palacio es de planta rectangular y se accede a través del zaguán. En su portada adintelada se puede observar en el centro esculpidos en la piedra los siguientes elementos propios del arte de la carpintería como son un tintero sobre un libro, una escuadra, una regla y un compás. Si seguimos recorriendo con la mirada veremos en los ángulos que forman la portada una sierra en uno de ellos y en el otro ángulo una especie de hacha (azuela) de carpintero. También en cada uno de los ángulos de la casa podemos ver más pistas en piedra sobre los orígenes del edificio en el interior de un escudo en piedra, un cartabón y una especie de punzón, propios del trabajo de la carpintería.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En su interior a través de un gran zaguán se accede a las distintas dependencias. Por una escalera se accede a la planta noble donde se encuentra la sala de juntas y la capilla. En la sala de reuniones de planta rectangular de 8 x 20 metros, nos encontramos con el artesonado de 60 casetones realizado cada uno por 60 maestros carpinteros a modo tal vez de firma, de sello distintivo lo que le proporciona cierta singularidad al conjunto. Por debajo del artesonado corre un friso también de madera del siglo XV.

La fachada trasera mezcla el edificio originario con elementos añadidos en las últimas reforma, como son las ventanas. Aún así se puede apreciar la división en dos secciones horizontales de distinto tamaño separadas por una moldura y en la parte superior una bella galería formada por 18 arquillos de medio punto que recorren la construcción por debajo del alero de madera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Oculto en esa fachada por el vandalismo de las pintadas que lamentablemente inundan el bello palacio podemos leer la siguiente placa:

«Al Excelentísimo señor Don Amalio Gimeno y Cabañas socio de merito de esta sociedad ministro de Marina y ex ministro de Instrucción Pública y Bellas artes con su protección se habilitó este local para escuelas Graduadas la Sociedad de Instructiva de Maestros Carpinteros perpetua gratitud a su ilustre bienhechor 19 marzo de 1913»

Foto: Hugo Román

 

En la actualidad el edificio está gestionado por una empresa privada destinada a la celebración de actividades culturales y eventos públicos y privados.

De las manos de aquel gremio que levantó ese edificio hace ya siglos dependía la vida de la ciudad ya que su oficio permitía la construcción de las casas, embarcaciones, herramientas, utensilios, recipientes y objetos de uso cotidiano, así como tallas de madera. Los más talentosos serían los encargados de dar forma a aquellas primigenias fallas, siendo el origen de nuestra fiesta grande.

De sus manos, de ese edificio hoy desconocido, nació el alma de nuestra ciudad.

 

Continuar leyendo