Síguenos

Fallas

Cuenta atrás para celebrar las Fallas más atípicas de la historia

Publicado

en

plantà
EFE/ Biel Alino

Valencia, 19 ago (EFE).- Las atípicas Fallas que València celebra este segundo año de pandemia han empezado la cuenta atrás y la ciudad se prepara para el primero de sus actos, la plantà, con la llegada a sus calles este jueves de parte de los ninots y monumentos que estaban almacenados desde marzo de 2020.

Desde primera hora, las instalaciones de Feria Valencia han vivido un trajín de camiones que los próximos días irán llevando las figuras falleras a las zonas donde empezarán a montarse los monumentos falleros de unas fiestas que, como ha dicho el alcalde, Joan Ribó, «no son Fallas sino unos actos falleros».

Precisamente, Ribó, junto al concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana, ha acudido por la mañana a supervisar el inicio del traslado de los ninots, almacenados desde que se anunció que se suspendían las Fallas de 2020 solo a unos días de su inicio y con todo ya a medio montar en las calles.

Desde entonces, esos monumentos que ya estaban en las calles han ocupado una nave de las instalaciones feriales, junto a ninots y escenas que otros artistas llevaron para vaciar sus talleres y poder seguir trabajando, y que está previsto que empiecen a salir hacia las calles el próximo lunes.

También los talleres de los artistas han empezado con los movimientos desde este jueves, ya que las fallas de la sección de Especial -las de mayor presupuesto- se han guardado en estas instalaciones y ya empiezan a abandonarlas para desplegar su arte, su color y su ironía por las calles de la ciudad.

CERRAR UN CICLO DE FORMA DIGNA Y SEGURA

Ribó ha reconocido que la celebración de las fiestas de Valencia del 1 al 5 de septiembre no tendrán grandes concentraciones de gente, como es habitual, y estarán condicionadas por el «respeto» a todas las normas impuestas por Sanidad en temas de seguridad.

«Vamos a unos actos falleros, no me gusta llamarlos Fallas porque no van a ser unas Fallas normales», ha sostenido para añadir que «es imprescindible que se planten y se quemen y se hagan todos los actos seguros para empezar un nuevo ciclo» y «cerrar una fase y empezar una nueva: las Fallas del 22».

Según ha dicho, «se cierra el ciclo» que se empezó en las mismas instalaciones en el momento en que empezaron a almacenarse los ninots y monumentos que estaban listos para su plantà en marzo de 2020.

«Las Fallas son un ciclo y queremos terminar el ciclo del 21 de la manera más digna posible pero a la vez de la manera más segura», ha insistido para subrayar: «Estamos ante unos actos falleros seguros y ante el final de un ciclo que nos rompió el coronavirus en 2020 y que queremos finalizar para celebrar unas Fallas normales en 2022«.

Ha reconocido que los niveles de turismo no serán los mismos que otros años de Fallas, aunque, ha añadido, «eso no quiere decir que no vaya a haber nadie», y ha valorado que el mundo fallero ha formado a sus coordinadores covid para «garantizar que todo se va a hacer con la máxima seguridad».

El concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana, también se ha manifestado en los mismos términos: «No son las Fallas como las que conocemos habitualmente, que acaban a veces de madrugada, que tienen actos masivos, que hay mascletaes en la plaza del Ayuntamiento; todo eso no va a existir».

«En la plaza del Ayuntamiento, además de estar la falla plantada, no va a haber mucha actividad. Seguimos manteniendo el toque de queda y a la una, todo el mundo en su casa y no habrá actividad fallera. Vamos a acoplarnos a las normas», ha añadido.

El coordinador de Eventos de Feria Valencia, Juan Parra, ha explicado que este jueves han salido las primeras fallas hacia las calles y está previsto que las últimas salgan el día 31, «directamente para plantar».

Parra, que ya recepcionó la llegada de los monumentos a Feria Valencia en marzo de 2020, ha asegurado que se han mantenido «en perfectas condiciones».

EXPECTACIÓN EN LAS CALLES

La llegada de los monumentos a las calles ha mantenido expectantes a los falleros que las esperaban, aunque este jueves apenas se han dedicado a bajar los ninots embalados de los camiones y amontonarlos a la espera de la plantà.

Rafa Mengó, presidente de la comisión L’Antiga de Campanar, la última en coronarse como la mejor en 2019, y presidente también de la Federación de Fallas de Especial, ha reconocido a EFE que hay «muchas ganas» de recibir los monumentos para montarlos y poder celebrar unas Fallas.

Ha explicado que algunos monumentos han empezado a salir este jueves de los talleres y durante el día llegarán a las fallas, como la de Sueca-Literato Azorín, aunque a otras como L’Antiga llegarán el viernes.

«Hay que traerlas a las calles, destaparlas y ver cómo están, pero calculamos que perfectamente. Lo verán los artistas cuando les quiten los plásticos», ha apuntado para reconocer que tienen «esperanza y confianza de que la pandemia vaya a menos y haya las menos restricciones dentro de lo que serán estas Fallas».

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Fallas

GALERÍA| La talla de la Mare de Déu puede visitarse ya en la Sala de Exposiciones del Ayuntamiento

Publicado

en

talla Mare Déu visitarse

La talla de la Mare de Déu dels Desemparats puede visitarse ya por la ciudadanía en su nueva ubicación en la Sala de Exposiciones del Ayuntamiento. Se encuentra junto a la entrada al rehabilitado Refugio Antiaéreo del edificio consistorial, en un entorno en el que se subraya el valor histórico y cultural de la talla. La concejala de Patrimonio y Recursos Culturales en funciones, Glòria Tello, ha visitado este jueves la sala y ha presentado el espacio dedicado a la talla, justo en el punto que, aparte del Balcón Municipal, recibe un mayor número de visitas de todo el consistorio.

La talla de la Mare de Déu puede visitarse ya en la Sala de Exposiciones del Ayuntamiento 

Tal como ha recordado Tello, “desde el gobierno municipal entendíamos que la talla de la Virgen debía estar en el Ajuntament por razones históricas y culturales”. Y, de hecho, ha añadido, se ha ubicado, precisamente, dentro de la parte del edificio que está dedicada a la cultura, en la Sala de Exposiciones, junto a la entrada al Refugio Antiaéreo. La concejala ha visitado el espacio junto al portavoz del grupo municipal Ciudadanos, Fernando Giner, a quien ha agradecido “su talante y voluntad de entendimiento” en este asunto.

A preguntas de los periodistas, la concejala en funciones ha recordado que anteriormente la talla se encontraba en el pasillo de acceso al Museo Histórico Municipal, en pleno proceso de remodelación. Si bien, en un principio se consideraron algunas posibles ubicaciones para la talla dentro del museo, su situación en algunas de las salas se descartó porque no se correspondía con la contextualizació. En cuanto a reponer la imagen en el espacio que ocupaba antes de la intervención, tampoco se consideró, dado que el descubrimiento durante las obras de un arco histórico y la obligación normativa de protegerlo llevaron a redefinir el proyecto de remodelación del museo.

Tello rechaza las críticas

Además, Glòria Tello ha recordado que la Constitución Española define a la sociedad como “aconfesional”, aunque ha defendido la presencia de la talla de la Mare de Déu en la Sala Municipal “por su valor histórico y cultural”. Tello ha rechazado también las críticas, y ha asegurado que tan noble es la primera planta del Ajuntament como el espacio dedicado a la cultura. Y ha recordado que, además, este nuevo espacio es el que recibe mayor número de visitas de ciudadanos y ciudadanas, aparte del Balcón Municipal.

La talla que se ha reubicado este jueves fue adquirida al término de la Guerra Civil en recuerdo de la guarda que se hizo en las dependencias municipales de la imagen original de la Virgen de los Desamparados. La imagen permaneció emparedada en la Casa Consistorial durante la Guerra Civil por decisión del entonces alcalde de València, José Cano Coloma. Años después, y para conmemorar aquella decisión de preservar la imagen mariana, se instaló una talla de la Virgen en la Casa Consistorial.

Continuar leyendo