Síguenos

Valencia

València se prepara para reabrir en marzo sus 664 zonas de juegos infantiles

Publicado

en

EFE/ Juan Carlos Cárdenas

València, 24 feb (EFE).- Las 664 zonas de juegos infantiles gestionadas por el Ayuntamiento de València, cerradas desde septiembre para evitar la expansión del coronavirus, se abrirán de nuevo en marzo si la Generalitat confirma este jueves que flexibiliza las medidas para controlar la pandemia.

Desde el Ayuntamiento se señala que hay «mucha evidencia científica» que avala que el coronavirus se contagia por aerosoles y, sobre todo, en espacios cerrados.

El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha hecho este anuncio al concluir la reunión que ha mantenido con la secretaria autonómica de Salud Pública, Isaura Navarro.

En este encuentro, celebrado a instancia del edil ante las nuevas directrices de la Generalitat para el uso de los parques infantiles, “ha quedado claro que la infección por contacto es negligible porque hay mucha evidencia científica que demuestra que el coronavirus se contagia por aerosoles y, sobre todo, en espacios cerrados”.

“Consecuentemente –ha subrayado Campillo-, ante la bajada de incidencia de la covid en la ciudad y dado los meses que los parques infantiles llevan cerrados, desde que empezó el curso escolar, cumplimos el compromiso de abrir estos espacios en el momento que, en lo posible, se normalizara la situación”.

A este respecto, el vicealcalde ha recordado que el hecho de cerrarlos no fue una orden de la Generalitat sino una medida adoptada por el Ayuntamiento como precaución y con la intención de colaborar para que se mantuvieran los grupos burbuja establecidos por la Generalitat al inicio del curso escolar, donde “las autoridades sanitarias y educativas han establecido un protocolo muy complejo y muy detallado para separar los y las alumnas y evitar el contacto entre diferentes grupos”.

“Vamos a esperar a la reunión de la Comisión Interdepartamental del ejecutivo valenciano -de este jueves- que adoptará decisiones para llevar adelante la estrategia de la desescalada con el alzamiento de restricciones adoptadas durante el mes de febrero a consecuencia de la situación epidemiológica en la ciudad”, ha concluido Sergi Campillo.

Con todo, en todas estas instalaciones se harán visibles las recomendaciones de la Consellería de Sanidad que contempla, por ejemplo, medidas de prevención y distancia física y desinfección de manos cuando se usan los juegos infantiles.

Por su parte, Isaura Navarro ha señalado: “Desde Salud Pública actualizamos los protocolos de acuerdo con la actualidad científica. Esperamos que el paso del Ayuntamiento de València sea secundado por muchos ayuntamientos y los niños y niñas puedan volver a disfrutar de estos espacios tan importantes”.

Valencia

La Conselleria de Sanidad ya prepara el proceso para vacunar a los niños

Publicado

en

Madrid/València, 7 dic (EFE).- La Conselleria de Sanidad ya está preparando el proceso de vacunación contra la covid-19 de los niños de 5 a 11 años, una vez que la Comisión de Salud Pública ha aprobado este martes la vacuna infantil para este grupo de edad, la franja con una mayor incidencia de contagios.

Sanidad ha indicado a EFE que se está trabajando en la mejor fórmula para vacunar a los niños, de una manera rápida, ágil y con la menor molestia para todos.

España empezará a vacunar a los niños de 5 a 11 años contra la covid-19 a partir del 15 de diciembre con dos dosis separadas por ocho semanas y no 21 días como ocurre con los adultos por dos motivos: una mejor calidad de su protección y para evitar el parón de las vacaciones escolares.

En declaraciones a Efe, el presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Amós García Rojas, ha recordado que cada país de la UE puede adaptar la ficha técnica de estos medicamentos «a los intervalos que considere oportunos en función de su situación epidemiológica».

A propuesta de los expertos de la ponencia de vacunas, los directores generales del Ministerio de Sanidad han decidido que el intervalo entre pinchazos no será de 21 días, como reguló recientemente la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), sino de 8 semanas.

Una propuesta que «se fundamenta en la evidencia desarrollada en un país como Reino Unido, que ha implementado esta pauta» en adolescentes y que «va a generar una mejor calidad en la respuesta protectora que vamos a conseguir con la vacuna», asegura el presidente de los vacunólogos.

Y también en la logística, porque este intervalo «no se traduciría en una dificultad para seguir el proceso de vacunación» en aquellas comunidades que opten por vacunar a sus menores en los centros educativos.

La pauta de la vacuna infantil ha «sorprendido un poco» al pediatra y epidemiólogo del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), Quique Bassat, quien ha recordado que desde el principio se habló de una separación entre dosis de 21 días y que así lo recomendó la EMA.

Aunque dice «no entender muy bien por qué España ha hecho esta recomendación y que este cambio «confunde más que ayuda», el experto tranquiliza afirmando que «es cierto que cuanto más amplio es el intervalo, mejor es la respuesta inmune», pero también lo es que en la práctica se traducirá en un tiempo mucho mayor para tener a la población pediátrica correctamente vacunada.

No obstante, señala que «no hay urgencia y esto se puede hacer». «Ahora lo que nos interesa es vacunar rápido y tener a muchos niños protegidos porque de esa manera podremos controlar más rápidamente la transmisión», concluye.

Continuar leyendo