Síguenos

Valencia

Ximo Puig ve como prioridad «salvar vidas, empleos y familias»

Publicado

en

ximo puig discurso de fin de año

València, 31 dic (EFE).- El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado que la prioridad es «salvar vidas, salvar empleos y salvar familias» y ha anunciado que la Comunitat Valenciana recibirá en solo tres años cinco veces más de recursos europeos que en la últimas década y media, lo que le permitirá una salida de la crisis «más rápida, vigorosa y transformadora».

En su discurso de Fin de Año ha destacado que se abre una «década de oportunidad» que permitirá crear 90.000 puestos de trabajo en los próximos tres años con el impulso de la Unión Europea (UE) y ha recordado a las 2.800 familias que han perdido a un ser querido por la pandemia del coronavirus.

El jefe del Consell ha calificado el año 2021 como el «de la financiación justa», para hacer viable una «España de Españas, que suture heridas, promueva la reconciliación y genere complicidades», y el «año de la esperanza».

Igualmente, ha agradecido a la sociedad valenciana su «extraordinario esfuerzo» y destacado la labor de los servidores públicos en hospitales, centros de salud, residencias, cuerpos de seguridad y aulas, «que han arriesgado la vida por personas desconocidas, y han enaltecido nuestro modelo social de bienestar».

SALVAR VIDAS, EMPLEOS Y FAMILIAS

Con la Nau de la Universitat de València como escenario, Puig ha manifestado en su mensaje que los fondos europeos contribuirán a generar «empleos de calidad asociados al conocimiento, a la nueva industria, a la sostenibilidad de las nuevas energías y a la digitalización» y ha valorado la «respuesta solidaria» de la UE, «muy distinta a la de la crisis financiera anterior».

«Cerramos este fatídico 2020 y empieza un año con el que estrenamos una década decisiva, la década de las oportunidades y la década de la esperanza», ha sostenido, tanto «por la llegada de la vacuna como por la reactivación impulsada desde la Unión Europea».

Ha asegurado que la prioridad del Consell «en estos meses tan difíciles que tenemos por delante, es salvar vidas, salvar empleos y salvar familias» y, tras recordar a las familias de los fallecidos por la pandemia, el president ha trasladado un mensaje de ánimo a las personas que permanecen ingresadas.

PÉRDIDAS Y GRANDES FORTALEZAS

Durante su mensaje, ha destacado que, pese a que la pandemia «ha privado de la salud, la familia, el trabajo y, a veces, de las libertades», también ha visibilizado tres grandes fortalezas, entre ellas, los servidores públicos y el «gran tejido de empresas, de cooperativas, de autónomos, de trabajadores, plenamente comprometidos con la prosperidad».

La tercera gran fortaleza, es el pueblo valenciano que, a su juicio, ha demostrado ser «inmensamente fuerte, prudente y convencido», rompiendo con el estereotipo del «meninfotisme» y «practicando el mejor patriotismo: el de los valores, el civismo y la responsabilidad”.

VÍA VALENCIANA

También se ha referido a la «vía valenciana», como el camino de los gobernantes para evitar «la crispación y las trincheras» y ha asegurado que «es tiempo de gestión, eficacia y ‘trellat'».

En este sentido, ha destacado la reciente aprobación de los Presupuestos de la Generalitat para 2021 «con el mayor apoyo de la historia del autogobierno», al que se suma la aprobación de los primeros Presupuestos Generales del Estado en los últimos tres años, y el acuerdo sobre el Brexit «menos Brexit posible».

Asimismo, ha puesto como ejemplo la capacidad de la sociedad valenciana de «forjar un consenso para encarar la recuperación», a través de los tres pactos alcanzados durante el principio de la pandemia: el acuerdo social con patronal y sindicatos, la alianza institucional con diputaciones y ayuntamientos, y el pacto político secundado por el 90 % de Les Corts.

FINANCIACIÓN JUSTA Y MODELO TERRITORIAL

Del mismo modo ha destacado que «el sentido común ha de impregnar el debate territorial español» y ha defendido una reforma de la financiación que tiene que llegar «por justicia con territorios como la Comunitat Valenciana, profundamente discriminada».

Ha instado a «salir ya del confinamiento mental de ese nacionalismo excluyente que aboca a la uniformidad o al independentismo» porque, según ha asegurado, «España no está rota» sino que es un «trencadís», «un mosaico de identidades y culturas que enriquecen, que aportan, que suman».

LUCHA CONTRA LA DESIGUALDAD

El president se ha referido a la lucha contra la desigualdad como el «fenómeno de causas globales que tiene que centrar esta década de las oportunidades» porque «la cohesión de las clases sociales es la razón de ser de nuestro sistema, y la consecuencia del pacto social por un crecimiento justo, sostenible y equitativo».

En este sentido, ha recordado a las 136 mujeres que han sido asesinadas por el terrorismo machista en la Comunitat Valenciana durante los últimos 17 años; a los 215.000 mayores que viven en soledad; a los 18.000 jóvenes que han emigrado desde la anterior crisis; a los 275.000 niños en riesgo de pobreza infantil, «eclipsados por una pandemia que no puede borrar aquello que caracteriza a una sociedad decente».

El president ha instado a la sociedad valenciana a mostrar su «coraje para evitar la parálisis», y «determinación para acertar el camino”, y ha pedido “un plus de esfuerzo individual y colectivo» porque, ha concluido, «el camino para seguir adelante ya ha empezado».

Valencia

La COVID sigue disparada en la Comunitat con 9.579 nuevos casos y 93 muertes más

Publicado

en

La Comunitat Valenciana ha registrado 9.579 nuevos casos de coronavirus confirmados por prueba PCR o a través de test de antígenos desde la última actualización, que sitúan la cifra total de positivos en 273.971 personas.

Por otro lado, se ha administrado hasta este martes un total de 107.907 dosis de la vacuna contra el coronavirus, y 5.393 personas han recibido ya las dos dosis. Del total de dosis, 105.256 son de Pfizer y 2.651 de Moderna.

Por provincias, la distribución de nuevos positivos es la siguiente: 766 en Castellón (27.756 en total), 3.838 en Alicante (96.878 en total) y 4.967 en la provincia de Valencia (149.272 en total). Además, se han registrado 8 no asignados, por lo que el total de casos sin asignar se sitúa en 65.

También se han registrado 93 fallecimientos por coronavirus desde la última actualización, por lo que el total de defunciones desde el inicio de la pandemia es de 4.320 personas: 517 en la provincia de Castellón, 1.541 en la de Alicante y 2.262 en la de Valencia.

Los hospitales valencianos tienen, actualmente, 4.669 personas ingresadas: 461 en la provincia de Castellón, con 52 pacientes en UCI; 1.819 en la provincia de Alicante, 224 de ellos en la UCI; y 2.389 en la provincia de Valencia, 338 de ellos en UCI.

Además, desde la última actualización se han registrado 6.731 altas a pacientes con coronavirus. De esta forma, ya son 211.043 personas en la Comunitat Valenciana las que han superado la enfermedad desde que comenzó la pandemia. Por provincias, las altas se distribuyen del siguiente modo: 22.619 en Castellón, 72.253 en Alicante y 116.071 en Valencia, además de 100 no asignadas.

De acuerdo con los datos registrados, en estos momentos hay 70.120 casos activos, lo que supone un 24,56% del total de positivos.

Actualización de la situación en residencias

A día de hoy, hay algún caso positivo en 192 residencias de mayores (16 en la provincia de Castellón, 62 en la provincia de Alicante y 114 en la provincia de Valencia), 38 centros de diversidad funcional (6 en la provincia de Castellón, 11 en la provincia de Alicante y 21 en la provincia de Valencia) y 11 centros de menores (1 en la provincia de Castellón, 5 en la provincia de Alicante y 5 en la provincia de Valencia).

– Residentes nuevos positivos: 429

– Trabajadores y trabajadoras nuevos positivos: 131

– Residentes que han fallecido: 22

Actualmente, se encuentran bajo vigilancia activa de control sanitario 60 residencias en la Comunitat Valenciana: 5 en la provincia de Castellón, 22 en la provincia de Alicante y 33 en la provincia de Valencia.

Actualización brotes de coronavirus

Se han registrado 70 brotes desde la última actualización; por provincias: 6 en Castellón; 19 en Alicante y 44 en Valencia.

  • Peñíscola: 4 casos. Origen social
  • València: 6 casos. Origen social
  • Chiva: 3 casos. Ámbito educativo
  • Manises: 3 casos. Ámbito educativo
  • Ribarroja de Turia: 7 casos. Ámbito educativo
  • Manises: 3 casos. Ámbito educativo
  • Alicante: 8 casos. Ámbito educativo
  • San Isidro: 3 casos. Ámbito educativo
  • Orihuela: 3 casos. Ámbito educativo
  • Albaida: 8 casos. Origen social
  • Ontinyent: 7 casos. Origen social
  • València: 6 casos. Origen social
  • Godella: 26 casos. Origen laboral
  • València : 6 casos. Origen social
  • Castelló (antes Villanueva de Castellón): 5 casos. Origen social
  • Torrent: 22 casos. Origen social
  • Albatera: 5 casos. Ámbito educativo
  • València: 4 casos. Origen social
  • Aspe: 5 casos. Origen social
  • Beniarbeig: 3 casos. Ámbito educativo
  • Vinaròs: 3 casos. Origen social
  • Dénia: 5 casos. Origen social
  • Benidorm: 14 casos. Origen laboral
  • València: 5 casos. Origen laboral
  • Paterna: 5 casos. Origen social
  • València: 4 casos. Origen social
  • L’Alcúdia de Crespins: 5 casos. Origen social
  • Vallada: 7 casos. Origen social
  • Vinaròs: 4 casos. Ámbito educativo
  • Ontinyent: 6 casos. Origen social
  • Ribarroja de Turia: 3 casos. Ámbito educativo
  • Chiva: 3 casos. Ámbito educativo
  • València: 6 casos. Origen social
  • Onda: 7 casos. Ámbito educativo
  • Moixent: 9 casos. Origen social
  • Pego: 10 casos. Origen social
  • València: 5 casos. Origen social
  • València: 7 casos. Origen social
  • Jávea: 10 casos. Origen social
  • Calp: 5 casos. Origen social
  • Teulada: 8 casos. Origen social
  • València: 4 casos. Origen social
  • Teulada: 6 casos. Origen social
  • València: 7 casos. Origen laboral
  • Camporrobles: 4 casos. Origen social
  • Llíria: 5 casos. Origen social
  • Pego: 5 casos. Origen social
  • Sedaví: 4 casos. Ámbito educativo
  • El Verger: 5 casos. Origen social
  • València: 7 casos. Origen social
  • València: 6 casos. Origen social
  • Dénia: 6 casos. Origen social
  • Dénia: 6 casos. Origen social
  • Sedaví: 5 casos. Ámbito educativo
  • Algemesí: 3 casos. Ámbito educativo
  • València: 7 casos. Origen social
  • València: 8 casos. Ámbito educativo
  • Burjassot: 4 casos. Origen social
  • València: 7 casos. Origen social
  • València: 48 casos. Ámbito educativo
  • Xixona: 11 casos. Ámbito educativo
  • València: 5 casos. Origen laboral
  • València: 6 casos. Origen social
  • Benetússer: 4 casos. Ámbito educativo
  • València: 4 casos. Origen social
  • València: 5 casos. Origen social
  • El Campello: 4 casos. Ámbito educativo
  • Vila-real: 17 casos. Ámbito educativo
  • Vila-real: 14 casos. Ámbito educativo
  • Xixona: 15 casos. Ámbito educativo

La tercera ola sigue en máximos en España con 591 muertes más, un 41,2% de ocupación ucis y 36.435 nuevos casos

Continuar leyendo

Valencia

Jefe de la UCI de la Fe: «La mayoría de pacientes se contagió en brotes familiares en Navidad»

Publicado

en

València, 26 ene (EFE).- El jefe clínico de Medicina Intensiva del Hospital La Fe de València, Ricardo Gimeno, ha advertido este martes de que en las últimas semanas la situación en las UCI «se ha desbordado» y la mayoría de ingresados corresponde a pacientes que se han contagiado en brotes familiares durante la Navidad.

«Estaban cenando tranquilamente el día de Navidad o Nochebuena en casa y ahora a muchos de ellos los tenemos intubados y boca abajo», ha afirmado Gimeno en declaraciones a EFE-TV, y ha considerado que la vacuna «no es la panacea», sino que «con esto acabará la responsabilidad de todos».

SITUACIÓN DESBORDADA

Según Gimeno, en las últimas semanas la situación «se ha desbordado», los niveles de ocupación «son muy altos», tienen la UCI «llena» y el área de reanimación postanestésica «prácticamente llena», lo que ha llevado a expandir la asistencia de pacientes no covid a otras unidades.

En hospitales mas pequeños «me consta que incluso la situación es peor» y algunos están «al borde del colapso», con ocupaciones de más del 100 % si tenemos en cuenta las camas que se están habilitando y con pacientes en quirófanos, «que no es lo ideal para atenderlos», afirma.

«Estamos en niveles muy altos de ocupación y lógicamente es preocupante, porque de momento estamos con una tendencia creciente y no vemos el final de esa subida», afirma el intensivista.

Gimeno ha explicado que durante las últimas semanas, en las que ha habido una «recta hacia arriba, una rampa», ha habido que habilitar espacios para intentar atender a los pacientes y reestructurar los grupos de trabajo para que todo el mundo colabore en la atención a estos pacientes.

También asegura que hay «mucho estrés hospitalario, a todos los niveles, tanto de compañeros de urgencias que están atendiendo una cantidad de pacientes increíble como en las salas de hospitalización, tanto covid como no covid».

Según Gimeno, en La Fe los niveles de ocupación «son muy altos» aunque al ser un hospital muy grande se está colaborando con otras especialidades como anestesiología, neumología o medicina interna y se ha podido abarcar a más pacientes y que nadie se quede sin atención.

PACIENTES GRAVES DE MENOS DE 20 AÑOS

Según Gimeno, hay «muchos bulos en esta enfermedad: eso de que es una enfermedad de abuelos y de gente con muchas patologías previas es falso, no es así. Esto es una lotería, y al que le toque lo puede pasar muy mal».

Aunque ingresan muchos ancianos en el hospital, en UCI «lo que tenemos son pacientes de mediana edad, alrededor de 55 años de media, muchos pacientes entre 60 y 70 años y también con menos de 40 años, y alguno muy grave por debajo de los 20 años incluso».

Según explica a EFE-TV, «la mayoría de enfermos que tenemos, sobre todo los que se han contagiado en Navidad, han sido por brotes en familias. Estos pacientes estaban cenando tranquilamente el día de Navidad o Nochebuena en casa y ahora a muchos de ellos los tenemos intubados y boca abajo».

RESPONSABILIDAD CIUDADANA

Gimeno apela a la «responsabilidad» del ciudadano: «Creo que no hace falta que ningún político ni ninguna administración nos diga cómo nos tenemos que cuidar; como sociedad madura que tenemos que ser debemos ser partícipes de nuestra propia salud».

«Al final, los que nos tenemos que cuidar, los que tenemos que velar por nuestra propia salud somos nosotros y si fuera así, quizá las cosas nos irían mucho mejor a todos y las medidas, quizá, no tendrían que ser tan drásticas como las que están siendo actualmente», asegura.

A su juicio, las actuales medidas restrictivas «son bastante duras» pero considera que lo hay que hacer es «autoimponernos las restricciones a nosotros mismos, no hace falta que venga nadie a decírnoslo».

Y a los médicos «nos tienen que creer, ya nos sabemos cómo transmitir el mensaje de que estamos llenos, de que en cualquier momento vamos a tener problemas para atender a toda la población», advierte.

«Ahora, por desgracia, todavía estamos pagando el precio de la Navidad, donde hubo una propagación del virus tremenda y en intensivos todavía estamos ingresando pacientes que se contagiaron entonces». Pasado este momento, señala, habrá que ver cómo evoluciona la curva.

PERSONAL AGOTADO

A su juicio, el personal sanitario «está agotado». «Somos muy vocacionales, nos gusta mucho nuestro trabajo pero son muchos meses de batalla y, aparte del cansancio, está habiendo miedo al contagio», reconoce.

«Cuando estás tanto tiempo sometido a un estrés como este y con pacientes tan graves cabe la posibilidad de que haya contagio entre el personal sanitario, como está pasando», señala para añadir que eso hace que el compañero que se queda trabajando «tenga que duplicar sus fuerzas para suplir al resto».

Considera que una de las cosas que se hizo bien durante la primera ola de la pandemia fue adquirir una dotación muy importante de respiradores y de material tecnológico que hacía falta. «Siempre digo que todo el dinero que se gaste en esto es dinero bien aprovechado», valora.

Pero, añade, también es importante que haya personal entrenado y capacitado para usar ese material: «El problema es que empezamos a tener bajas en el personal sanitario y la gente que queda al pie del cañón tiene que multiplicar sus esfuerzos», señala.

Continuar leyendo

Valencia

La hostelería ve un «insulto» las ayudas anunciadas por Ximo Puig y retoma las protestas

Publicado

en

Cacerolada en la Generalitat del sector de la hostelería. EFE/Manuel Bruque/Archivo

Valencia, 26 ene (EFE).- La Coordinadora Empresarial del Ocio y la Hostelería de la Comunidad Valenciana ha considerado «un insulto» las ayudas anunciadas por el Consell a través del Plan Resistir, y ha anunciado que retomará las protestas para reclamar «un plan realista y eficaz capaz de salvar empresas».

Así, ha convocado a hosteleros de diferentes puntos de Comunitat ante el Palau de la Generalitat, el próximo jueves 28 de enero, a las 11.00 horas, cumpliendo con todas medidas de seguridad anticovid, bajo el lema «No queremos limosnas. El Plan Resistir es un insulto para el ocio y la hostelería».

Según ha destacado en un comunicado, las ayudas anunciadas se traducen en una inyección directa de 2.000 euros por pyme», una cantidad que, a su juicio, «no es de justicia económica», cuando llevan más de 10 meses de suspensión de la actividad y restricciones, y los establecimientos llevan más de 100.000 euros de pérdidas.

Asimismo, han insistido en que la acumulación de los sucesivos anuncios y nombres de planes de ayudas «no son más que una cortina de humo que pretende ocultar la falta de voluntad política y la incapacidad de gestionar la crisis sanitaria y económica en la Comunidad Valenciana».

«A golpe de titulares y ruedas de prensa, se han ido anunciando diferentes cantidades que, a día de hoy, siguen siendo una gran incógnita para las pymes hosteleras y del ocio, que no saben ni cuándo ni cómo las recibirán mientras cada día que pasa su patrimonio personal está en juego», han denunciado.

Para la Coordinadora, además, el plan de choque parece ignorar que durante el mes de enero este sector ha tenido que pagar el IVA, la cuota de autónomo, las cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores y el pago a cuenta del IRPF del último trimestre de 2020.

En este sentido, han asegurado, «resulta inconcebible que el Consell pretenda resolver la crisis económica provocada por la emergencia sanitaria con aportaciones de 160 euros mensuales para las más de 60.000 pymes y autónomos afectados por la pandemia, entre ellas más de 33.000 de nuestro sector».

Ante esta situación, la Coordinadora Empresarial del Ocio y la Hostelería de la Comunidad Valenciana ha reclamado participar en la negociación y mantener interlocución directa con los representantes del Consell «para abordar un plan realista y eficaz capaz de salvar el mayor número posible de pyme».

Continuar leyendo

Trending