OcioSociedad

El FIB espera completar su máximo aforo en esta edición gracias a novedosas iniciativas

CASTELLÓN, 28 Jun. (EUROPA PRESS) –

El Festival Internacional de Benicàssim (FIB) espera congregar en su vigesimocuarta edición, que se celebrará entre los próximos días 19 al 22 de julio, a cerca de 50.000 personas, su máximo aforo. La cita musical incluye además como novedad una serie de iniciativas que van a reforzar su carácter solidario.

Así lo ha aseverado el director de Maraworld, Melvin Benn, quien ha dicho que el festival tiene una capacidad de 50.000 personas a la que espera «acercarse» y ha anunciado. Además, ha dado a conocer nuevas iniciativas, como la celebración de un partido de fútbol benéfico –en colaboración con el Villarreal CF y el grupo The Vaccines– o el donativo de 10 euros que tendrán que pagar todos los invitados y que se destinarán a Cruz Roja y Save the Children.

Además, ha anunciado que el FIB será también uno de los macrofestivales que instalará un punto violeta contra los comportamientos sexistas en colaboración con Cruz Roja. De esta manera, se pretende profundizar en la sensibilización sobre «el tema del comportamiento machista, acoso y violencia de género», algo que le «preocupa personalmente», ha remarcado Benn.

El director del festival ha estado acompañado en este acto por alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués; el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, y el secretario de Turismo de la Generalitat Valenciana, Francesc Colomer.

Melvin Benn ha festejado los 24 años de festival asegurando que «cuesta de creer que se pueda mantener la relevancia e importancia de un festival tantos años» pero ha señalado que el secreto de este éxito es «no quedarse quieto y hacer las cosas mejor año tras año».

La alcaldesa de la ciudad, ha agradecido al FIB «el posicionamiento de Benicàssim en el panorama de la música internacional» y ha destacado que «las estadísticas en turismo dicen que los que vienen a los festivales vuelven luego con sus familias».

‘SOLD OUT’
En cuanto a las previsiones de asistentes, Benn ha afirmado: «Seguro que pasamos de los 40.000 y nos acercamos a los 50.000, que es el aforo máximo del festival, por tanto esperamos colgar el cartel de ‘sold out’ otro año más».

En este sentido, Marqués, también ha señalado que «casi 3,5 millones de ‘fibers’ han pasado por Benicàssim a lo largo de su historia» y ha recordado que «el año pasado colgamos el cartel de sold out y esperamos que este año se repita».

Javier Moliner ha agradecido, por su parte, que la celebración de festivales como el FIB tengan «la capacidad de seducir a quien viene con el argumento de la música y fidelizar turistas» y, en la misma línea, Francesc Colomer, ha dicho que «el FIB es una historia tremendamente positiva para el posicionamiento de Castellón» y con ello «hemos sido capaces de seducir y que la gente regrese».

En otro orden de cosas, la alcaldesa de Benicàssim, preguntada por la prensa sobre la polémica por el alquiler de los terrenos donde se celebra el festival, ha aclarado que el consistorio ha tenido «las conversaciones necesarias con los propietarios de los suelos y desde el lunes se están firmando los contratos con total normalidad».

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: