Ciencia y SaludEMPRESASSOCIEDAD

Ya se puede medir la fertilidad masculina en casa, IVI te da las claves

IVI, líder mundial en el tratamiento de la infertilidad, ha participado en un estudio multicéntrico que demuestra la eficacia de SwimCount, un test doméstico que evalúa la fertilidad del hombre y que ya está a la venta en varios países. Esta prueba es la primera que tiene en cuenta no solo la concentración, sino también la motilidad progresiva de los espermatozoides Según los resultados del análisis clínico, su fiabilidad es del 95 %.

En el estudio, presentado en el 73 Congreso Anual de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva de Estados Unidos, se han analizado 323 muestras de semen de pacientes, algo que ha permitido comparar los resultados de la prueba microscópica convencional con los del test doméstico y determinar que se correspondían en un 95 % de los casos.

“SwimCount supone una revolución para el diagnóstico precoz de la infertilidad masculina, que causa un 40 % de los problemas de infertilidad. Otro 40 % se debe a la mujer y el 20 % restante a causas desconocidas”, asegura el Dr. Marcos Meseguer, supervisor científico de IVI Valencia y colaborador en el estudio. “No debemos subestimar la importancia del factor masculino en la reproducción y, por tanto, una prueba como esta, que permite a los hombres obtener un diagnóstico con un alto grado de fiabilidad desde la comodidad de su casa, supone un gran avance”, explica el especialista, que recuerda que la edad avanzada es un factor que influye en la fertilidad, también en el caso de los hombres.

Único test doméstico que analiza la motilidad progresiva

Hasta ahora, los test domésticos de fertilidad masculina solo tenían en cuenta la cantidad de espermatozoides y no la calidad, pese a que otros factores como la movilidad progresiva –su capacidad para moverse en línea recta– son más importantes para la fecundación, para la que solo es necesario un único espermatozoide de calidad óptima. SwimCount, por su parte, es el único test que tiene en cuenta también esta variable y por tanto ofrece un primer diagnóstico más completo. Por este motivo, ante un resultado anómalo, se recomienda siempre acudir a un especialista para realizar un análisis más completo.

En las clínicas de reproducción, el test que se utiliza de forma generalizada para analizar la fertilidad masculina es el espermiograma. Consiste en el análisis microscópico de una muestra de semen y tiene en cuenta parámetros como la morfología –que los espermatozoides no sean bicéfalos o tengan dos colas, por ejemplo– que a día de hoy las pruebas domésticas no son capaces de estudiar.

Funcionamiento de SwimCount

Tras depositar una pequeña muestra de semen sobre el dispositivo, aquellos espermatozoides que son capaces de desplazarse de forma progresiva (y no en círculos, por ejemplo) se tiñen de azul. De esta forma, cuantos más espermatozoides hayan alcanzado el punto fijado, mayor será la intensidad del color de la ventana del resultado, que se puede consultar a los 30 minutos.

El umbral de fertilidad masculina empleado por SwimCount está fijado en un recuento de más de 10 millones de espermatozoides mótiles por mililitro. Un número inferior implica mayores dificultades para obtener un embarazo natural en un plazo de un año, por lo que es recomendable consultar con un especialista en reproducción.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close