Síguenos

Sucesos

Apresados 500kg de marihuana a ocho detenidos en Castellón y València

Publicado

en

València, 6 feb (EFE).- La Policía Nacional ha detenido en Castellón, Lliria y Burjassot (Valencia) a ocho personas a las que se acusa de narcotráfico, robo, defraudación de fluido eléctrico y pertenencia a grupo criminal por formar parte de una banda dedicada al cultivo y venta de marihuana en cuatro plantaciones de 2.721 plantas, cuya cosecha sumaba en el momento de la intervención un total 485 kg.

En los registros de las plantaciones los agentes comprobaron que las plantas se encontraban en distintas etapas de maduración para garantizar el constante suministro al mercado. Además, los investigadores confiscaron a los detenidos, que son de origen lituano, griego, albanés y español, diferentes cantidades de marihuana lista para su distribución y posterior consumo, una vez superado el proceso de selección y secado, según unan nota de la Policía.

A lo largo de la operación, que comenzó el pasado año, los agentes comprobaron que los sospechosos cambiaron la ubicación de los cultivos, pasando de hallarse en zonas rurales y casas antiguas deshabitadas a chalets de lujo en urbanizaciones. En estos emplazamientos, los presuntos autores realizan importantes inversiones económicas para evitar que se conociese la actividad delictiva que se desarrollaba en su interior. Además, los moradores protegían sus domicilios con armas, reales o simuladas, y con perros peligrosos, para evitar que nadie se acercase a la propiedad.

El sistema de cultivo era “indoor” (interior) y disponía de todos los elementos necesarios para garantizar cosechas durante todo el año. Las plantaciones estaban dotadas de complejos equipos de iluminación, extractores para sacar el aire viciado, filtro de olores, ventiladores para facilitar el movimiento del aire, temporizadores con los cuales se controlaba el funcionamiento del sistema, estaciones meteorológicas y termohigrómetros destinados a medir la temperatura y la humedad.

En el transcurso de las investigaciones, los agentes se enfrentaron a la especial complejidad de estos grupos organizados. En este sentido, en uno de los registros recuperaron dos vehículos de alta gama BMW, que se encontraban sin placas de matrícula, sustraídos en noviembre de un concesionario de Manises (Valencia). Estos turismos fueron robados por el método del butrón.

En los registros efectuados se intervinieron un revólver de fogueo Magnum, una escopeta de perdigones, un machete de 50 centímetros de hoja, sistemas de videovigilancias por infrarrojos, 189 lámparas, 148 balandros, 100 ventiladores, 22 aparatos de aire acondicionados, extractores, diez teléfonos móviles, transformadores, estaciones meteorológicas y bolsas de envasado al vacío.

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes detuvieron a ocho personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública y pertenencia a grupo criminal, robo y defraudación de fluido eléctrico.

Sucesos

Citan a declarar 2 médicas por la muerte del niño que fue 5 veces a Urgencias

Publicado

en

Citan a declarar 2 médicas por la muerte del niño que fue 5 veces a Urgencias
EFE.
Audiencia Provincial de Alicante.

Alicante, 30 sep (EFE).- Una juez ha citado a declarar en calidad de investigadas (antes imputadas) a una médica del hospital de Elda y a otra de un centro de salud de Petrer por posible negligencia en relación a la muerte del niño de 8 años que falleció en octubre de 2020 de peritonitis tras pasar cinco veces por Urgencias.

En una providencia a la que ha tenido acceso EFE, la juez de Instancia e Instrucción número 3 de Elda ha citado a las dos facultativas para el próximo 12 de diciembre con el fin de que declaren como investigadas acompañadas de un abogado, en un caso en el que pudo haber una mala praxis.

Los hechos ocurrieron en octubre de 2020 cuando el pequeño de 8 años se quejó repetidamente de un fuerte dolor abdominal y su abuela, que tenía la patria potestad, lo llevó hasta en cinco ocasiones a los servicios de Urgencias del ambulatorio y del hospital, donde pese a las continuas visitas tan solo se le practicó un análisis de orina y se le administraron medicamentos contra los vómitos, según narró la abuela en el vídeo colgado en una red social que desveló el caso.

La autopsia, practicada por el Instituto Anatómico Forense, certificó que a las 9 horas del miércoles 28 el niño falleció de peritonitis.

La citación de las dos médicas se produce después de recibirse en el juzgado que lleva el caso el informe de una perito en el que se concluye que pudo haber «mala praxis» médica con unas consecuencias «ominosas» porque no se actuó conforme a los conocimientos sanitarios, ya fuera por «ignorancia o por desidia».

Este informe apunta que fue «un error» no haber realizado exploraciones complementarias al menor pese a la sintomatología que presentaba el paciente.

Entre los argumentos que justifican la presunta mala praxis, que el informe médico del 26 de octubre del hospital General de Elda se rellenara con un texto predeterminado sin incluir casi ninguno de los síntomas que presentaba el pequeño, que fue al centro sanitario derivado por el pediatra de atención primaria porque vomitaba de siete a nueve veces diarias durante más de 48 horas y con dolor abdominal de tipo cólico.

La perito señala que en el informe del hospital de ese día 26 no se especifica que tuviera ojeras, lo que denotaba deshidratación; ni obesidad; que se escribió que no tenía ningún dolor a la palpación cuando eso era contradictorio con el diagnóstico del centro de salud; que tampoco se especificó que tuviera foliculitis ni se tomó su frecuencia cardíaca, pese a que éste es un parámetro «fundamental» en la atención a un paciente pediátrico.

La perito especialista concluye que «no se realiza ninguna exploración complementaria», como una ecografía abdominal (prueba de la que aclara que tiene un bajo coste y que se realiza sin radiación) ni una analítica de sangre, pese a que lleva más de dos días vomitando y había sido derivado al hospital desde la atención primaria, debido precisamente a que en el hospital es donde se cuenta con los medios necesarios para dar con un diagnóstico.

En el informe de alta del hospital se recomienda volver a Urgencias si el niño vomita «mucho», lo que para la perito es incongruente porque ya se sabe que lo ha hecho de 7 a 9 veces diarias durante varias jornadas, y también se aconseja un control por su pediatra en 24-48 horas, cuando dicho pediatra es el que ha derivado en dos ocasiones al pequeño al hospital.

Además, la perito indica que al menor se le administró un medicamento que no está recomendado en niños y que pudo ayudar a que se aceleraran los acontecimientos.

El pequeño falleció finalmente por una parada cardiorrespiratoria secundaria a una sepsis de origen abdominal a raíz de una infección en el intestino grueso que, al no ser tratada a tiempo, evolucionó a una infección que afectó a todo el abdomen, con afectación al páncreas, el estómago y el diafragma.

Continuar leyendo