Síguenos

PORTADA OFFICIAL PRESS

El Gobierno obliga a llevar mascarilla aún con distancia y hasta en la playa

Publicado

en

El Gobierno ha publicado hoy martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE)  el Proyecto de Ley de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, conocida como ley de ‘nueva normalidad’, que fue aprobada el pasado 18 de marzo en el Congreso de los Diputados.

Con esta nueva norma se pretende endurecer el uso de la mascarilla en la vía pública. Para ello entre las medidas contempladas en el texto, que entrará mañana en vigor y se mantendrá hasta que acabe la pandemia, se sigue manteniendo la obligación para las personas (a partir de los seis años) de usar mascarilla en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, incluso aunque se mantenga la distancia de seguridad de 1,5 metros.

Excepciones

Las únicas excepciones que contempla este proyecto es que no será exigible para las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla o que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.

Tampoco será exigible su uso en el caso de ejercicio de deporte individual al aire libre, ni en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de la mascarilla resulte incompatible, con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias.

La obligación de llevar mascarilla aún con distancia entra en vigor este miércoles

La obligación de llevar mascarilla aun manteniendo la distancia de seguridad de 1,5 metros en la vía pública y en espacios al aire libre, algo ya de aplicación práctica en toda España, entrará este miércoles oficialmente en vigor tras la publicación este martes en el BOE de la ley de «nueva normalidad».

Se trata de una norma que ya se cumplía en la vida cotidiana por la entrada en vigor de diferentes normativas autonómicas que habían eliminado esa distancia de seguridad y obligaban a portar mascarilla sea cual sea la distancia interpersonal.

La Ley de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el covid fue aprobada el pasado 18 de marzo por el pleno del Congreso tras la la luz verde del Senado, donde se introdujo una enmienda -del PSOE- que fijaba la obligatoriedad de la mascarilla incluso manteniendo la distancia de seguridad.

El texto que llegó al Senado y que no se modificó previamente en el Congreso procede de un decreto aprobado en junio del año pasado que ya recogía que las personas de más de seis años en adelante quedan obligadas al uso de las mascarillas en distintos supuestos.

En concreto, «en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no resulte posible garantizar el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal de, al menos 1,5 metros».

Con la enmienda introducida en el Senado, la parte final de la redacción del texto relativa a la distancia de seguridad se suprimió, con lo que el uso de la mascarilla es obligatorio incluso si se puede mantener esa distancia de 1,5 metros.

La motivación de la enmienda argumentaba que «con la evidencia reciente sobre transmisión del SARS-CoV 2 por aerosoles, el uso de mascarillas no puede quedar supeditado a no poder garantizar la distancia de 1,5 metros».

«En la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público», indica la redacción final de la ley publicada en el BOE.

La ley no ha sufrido modificación respecto al texto inicial en cuanto al uso de las mascarillas en los medios de transporte aéreo, marítimo, en autobús, o por ferrocarril, así como en los transportes públicos y privados complementarios de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, si los ocupantes de los vehículos de turismo no son convivientes.

Sí se modifica en el caso de las cubiertas y espacios exteriores de los buques y embarcaciones, donde el uso de la mascarilla pasa a ser obligatorio, algo que ya incluía también la enmienda aprobada en el Senado y ratificada, junto con el resto de la ley, por el Congreso hace dos semanas.

La obligatoriedad en todos los supuestos anteriores no es aplicable a las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla o que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitársela, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.

Tampoco será exigible «en el caso de ejercicio de deporte individual al aire libre, ni en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de la mascarilla resulte incompatible, con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias».

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PORTADA OFFICIAL PRESS

Llega la ‘bestia del este’: alerta por frío polar

Publicado

en

bestia del este

Los próximos días se espera un cambio radical de tiempo que nos dejará una bajada importante de las temperaturas, nevadas en cotas medias y altas y viento intenso en gran parte de la Península Ibérica. Aunque es la bestia del Este lo que más alerta a los meteorólogos.

Como informa Roberto Granda en eltiempo.es, es posible que este fenómeno meteorológico acabe afectando a España si se juntan todos los factores para su formación.

Para que esta masa de aire frío sea relevante y llegue hasta Europa, ha de darse el caso de que la nieve sea contundente en Rusia: por ahora, 2022 está siendo un buen año para la nieve en este país, y hay zonas extensas cubiertas a finales de diciembre.

El segundo requisito es que la atmósfera se estabilice para que la temperatura descienda: al haber pocas horas de sol y haber cobertura de nieve, el calor no se acumula.

Por último, debe formarse un anticiclón de bloqueo entre Rusia y Escandinavia, creando un pasillo de vientos del noreste que empujarán la masa fría rusa sobre Europa, y con suerte, sobre España.

Esta configuración se daría a principios de diciembre, y podría volverse favorable.

Un fenómeno que ya se produjo en 2018

Aunque es «muy pronto» para saber qué ocurrirá finalmente, los expertos aseguran que según las previsiones sí es un escenario que podría darse. De hecho, ya se dio en la primavera del año 2018, cuando una ‘bestia del este’ barrió Europa dejando temperaturas bajo cero en muchos puntos de la geografía y, en algunos casos, incluso víctimas mortales.

¿Va a hacer mucho frío?

El «tobogán térmico» nos hará bajar hasta 8 grados de una día para otro en algunos puntos de España. El descenso va a ser importante en todo el interior. en algunas capitales de provincias las máximas se quedarán por debajo de los 12ºc y en las más frías como Teruel o Ávila se quedarán en 8-9ºC de máxima.

Por el contrario en las costas del sur y el este no se notarán grandes variaciones en las temperaturas ni tampoco en las Islas Canarias. Todavía habrá máximas cercanas a los 20ºc en ciudades como Valencia, Alicante o Málaga.

Continuar leyendo