Síguenos

Extraofficial

Bullying: ¿Cómo gestionar el acoso escolar? La psicóloga Ana Cabello responde

Publicado

en

Acoso escolar: “En centros de enseñanza, acoso que uno o varios alumnos ejercen sobre otro con el fin de denigrarlo y vejarlo ante los demás.”

Bullying: “Tipo de comportamiento violento e intimidatorio que se ejerce de manera verbal, física o psicológica entre niños y adolescentes durante la etapa escolar así como a través de las redes sociales.”

Muchas son sus definiciones. Pero lo llamemos como lo llamemos, le pongamos el nombre que le pongamos el acoso escolar o bullying es un grave problema de la sociedad, una lacra que afecta a la población infantil y juvenil y que tiene graves consecuencias psicológicas, poniendo en riesgo en ocasiones la vida del menor.

Con el regreso a las aulas los datos son aterradores: el bullying por redes sociales y las agresiones grupales entre alumnos crecen un 65%. De hecho este último tipo de actos ha crecido de manera alarmante como estamos viendo estos días en los medios con casos realmente preocupantes por su extrema violencia.

No es cosa de niños, es responsabilidad de todos. Cada primer jueves de noviembre se celebra cada año el Día Internacional contra la Violencia y el Acoso Escolar, incluido el Ciberacoso. Pero no debemos recordar estos hechos atroces tan solo en esa fecha. Debemos hacer frente a esta barbarie que sufren a diario muchos menores en busca de soluciones, para evitar sufrimiento y que en ocasiones el acosado no pueda soportarlo y  ponga fin a sus vida.

La psicóloga infantil y de adultos Ana Cabello de la Clínica Cabalta nos da algunas claves sobre este tipo de violencia física y psicológica que sufren muchos menores.

EL BULLYING EN LA ACTUALIDAD sí que ha cambiado, antes era más fuerte, en los colegios antes estaba más permitido. Ahora aparentemente no está permitido pero depende del centro. Existe el protocolo antibullying pero es verdad que a veces les cuesta aplicarlo. Les cuesta ponerlo en marcha. Hay colegios que tienen muy buena respuesta y hay colegios que les cuesta, es como que restan importancia. La sociedad a veces restamos importancia. Es como “bueno no es para tanto” o incluso alguna profesora ha llegado a decir “es que este niño es rarito”. Es como que sin querer el adulto minimiza el problema. Entonces si yo como adulto minimizo no se soluciona.»

EL ACOSO EN OCASIONES ES MÁS «INVISIBLE»  y es más difícil que se reduzca. Por ejemplo en formas mas sibilinas como sucede en caso de mujeres. Entre ellas por norma general no es un bullying tanto de pegar sino que es más de insulto, de mirada, de risas, un tipo un poco más diferente y que cuesta más de diferenciar en si es o no un acoso. Esto es una parte muy importante porque muchas veces es muy difícil de demostrar porque están en un límite que es muy difícil, no puede decir «esta persona me esta pegando» que es más demostrable. Aunque últimamente también vemos que también las mujeres pasan esa línea y hay pelea.»

EL BULLYING NO ES CUESTIÓN DE SEXOS aunque generalmente los chicos son más de contacto, más acostumbrados al contacto físico incluso las peleas entre hermanos mientras que las mujeres somos más comunicadoras y más verbales. Pero estamos viendo que está pasando esa barrera y que las mujeres llegan al límite de querer pegar, de la amenaza, de buscar ese corrito, de buscarte y meterte miedo, en un grupo acorralarte hacer corro eso también está apareciendo. Pero luego hay un bullying como más sibilino que es más difícil de demostrar y que la persona lo pasa muy mal. De hecho hay pacientes que ya están con denuncias pero es todo tan al límite que no le ha pegado la paliza, pero es lo que dice si me pega la paliza me pone la orden de alejamiento pero si no me la pega me están esperando bajo de mi casa, me está mirando, me estás persiguiendo por la calle, es un acoso en realidad.»

LA EDUCACIÓN EN CASA  va a ser un factor de protección y sobre todo si son padres que intentan dar una buena educación en cuanto a valores y de respeto. Pero por otro lado influye en que los padres cuando ocurran estas cosas no miren para otro lado sino que intenten abordar el tema, que tengan una buena comunicación con sus hijos que aborden las situaciones de conflicto, que intenten fomentar los valores de empatía eso es lo que va a proteger. Eso va a ser un factor de protección totalmente si yo educo con esos valores.»

LAS REDES SOCIALES. En casos que yo he trabajado he llevado niños que eran aun pequeños y que no tocaban móvil y otros casos que sí. Son muy de crear perfiles falsos para generar el malestar en la persona. La respuesta es ir a la policía para denunciar el tema de los perfiles. El problema es que lo que hacen las familias del menor acosado es producir un aislamiento del niño o la niña por miedo. Pero claro si yo me quito redes sociales que es mi forma de relacionarme para no sufrir esto pues eso es un problema. Acabamos aislando a la víctima.»

EL PERFIL DEL ACOSADOR es el de una persona más agresiva que a lo mejor también ha podido pasar o no algo similar. O es una persona que busca de encontrar el liderazgo pero desde la agresividad, desde “tengo el poder» desde la parte agresiva o también puede ser que haya vivido o esté pasando momentos de malestar emocional, es decir son personas que no son seguras. En el fondo de esa persona no hay una seguridad. Puede ser que estén viviendo momentos problemáticos a nivel familiar o que incluso a lo mejor tenga ciertas inseguridades y este poder y esta agresividad les da ese poder que no tienen. Tiene que ver con el sentimiento de la persona, de cómo esta esa persona, si yo soy una persona que estoy viviendo un mal momento en casa o que  no me encuentro bien conmigo mismo toda esa rabia hay gente que la proyecta en otras personas  entonces sale esa inseguridad y sale hacia otras personas entonces me rio del otro me meto con este me meto con otro. Pero yo creo que parte más de la persona y evidentemente de los valores de casa. Si en mi casa eso me lo machacan mucho y me dicen que eso no está bien y si lo hago con mi hermano o con mi primo me lo reconducen pues yo creo que eso me va ayudar.»

UN MENSAJE PARA EL ACOSADO es que tienen que ser ellos mismos, que tienes cosas buenas dentro de ti y que las tienes que sacar y hacer ver a los demás, que tienes que buscar apoyos en un deporte, en personas que te quieren, familiares, amigos y buscar esas personas que realmente sí que son personas importantes para  vosotros. Y luego ponerle fin a la situación, buscar otros apoyos que ayuden a poner fin a la situación: desde si hace falta policía, pedir ayuda al colegio y sobre todo pedir ayuda a los padres para que les ayuden a gestionar el problema porque es un problema que llega ya a ser de adulto, porque son niños y no lo pueden gestionar ellos solos sin un adulto; porque si los padres no se meten por medio a los colegios les cuesta poner medidas.»

MENSAJE PARA EL ACOSADOR. Que se mire un poco hacia dentro. Que se pongan en lugar del otro y que vea si toda esa agresividad que tiene realmente tiene que ver con algo que está viviendo y que tenga que cambiar de su propia vida. Las personas cambian y pasan por distintas fases en la vida y a lo mejor lo que tal vez en la infancia o en la adolescencia no te ha hecho click en otro momento de repente dices «cómo he hecho yo esto.»

 

LA CULTURA COMO AYUDA

En OfficialPress hemos preparado una selección cultural para tratar de hacer frente al acoso escolar desde el mundo de la cultura.

–Una de las válvulas de escape de cualquier persona que se siente atrapada es la MÚSICA. Muchos son los artistas que han querido aportar su granito de arena para apoyar a todos aquellos que sufren o han sufrido acoso escolar.

Todos recordamos el tema «Se buscan valientes» de El Langui sin duda todo un himno contra este tipo de violencia.

Otro caso destacado es el del rapero Subze quien junto al cantautor Diego Ojeda nos trajeron el tema Stop Bullying en la que se habla de dos historias de acoso, la de un chico estudioso  y la de una chica que sufre problemas de autoestima por los cánones de belleza.

 

 

 

–En el mundo de la LITERATURA  muchos autores han unidos sus plumas para crear todo un ejercito de palabras en forma de libro para luchar contra el bullying. Aquí tienes algunos ejemplos que tal vez te ayuden.

«Sé más tú: Una historia de bullying con final feliz» de la youtuber Carla Laubalo que nos cuenta su experiencia propia y cómo superó el acoso que sufrió;

«La lección de August» de R.J. Palacio.

«El club de los raros» de Jordi Sierra i Fabra.

«Y luego ganas tú: cinco historias contra el bullying» escritas por conocidos influencers de las redes.

–El mundo de la gran pantalla también se ha puesto manos a la obra contra el acoso escolar y en ocasiones nos ha dejado PELÍCULAS inspiradoras en las que apoyarse y no sentirse solo.

«Un monstruo viene a verme» (2016) una película llena de fantasía en la que un niño crea un monstruo en su mente para hacer frente a sus miedos y enfrentarse a la realidad.

«Wonder» (2017) basada en hechos reales nos transmite el valor de la superación cuando tenemos alguna enfermedad o deformidad física.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Extraofficial

GALERÍA| Del Fiesta a la crisis de los semiconductores: 45 años de Ford en Valencia

Publicado

en

45 años de Ford en Valencia

València, 16 oct (EFE).- La planta valenciana de Ford se acerca al medio siglo de vida desde que inició la fabricación de su icónico y económico modelo Fiesta y ahora, 45 años después, ve cómo la demanda de su producción se sostiene con el Kuga tras la sacudida de la pandemia y sufre los efectos de la falta de semiconductores.

Pero también, desde Almussafes, aspira a estar en la primera línea de la movilidad eléctrica y a ser imprescindible para la compañía en Europa.

El problema de suministro de semiconductores o chips ha impactado a lo largo de este año en toda la industria automovilística y Ford incluso llegó a parar una semana completa el pasado mes de julio. A esta crisis se une el rediseño del modelo de negocio de la multinacional en Europa que ya anunció hace tres años y que genera multitud de incógnitas, hasta que se despeje, en la planta de Almussafes y su entorno industrial.

En los últimos tres años, la planta valenciana ha estado sometida a regulaciones de empleo para adaptarse a la demanda y la falta de suministros y para afrontar la pandemia, que se han aplicado a través de despidos y suspensiones temporales de empleo.

Cuarenta y cinco años dan para mucho y, desde su inauguración en 1976, ha tenido éxitos de ventas, mucha lucha sindical y también paz social en una factoría en la que trabajan 6.700 personas que han vivido crisis de todo tipo, la peor la causada por la covid, que en 2020 dejó paralizada la planta durante 7 semanas y a sus trabajadores sometidos a un ERTE tras otro.

Después de varios meses de incertidumbre, Ford Europa dio en marzo de 2021 un respiro a la continuidad de la factoría en Almussafes con el anuncio de fabricación de motores híbridos para el mercado europeo, aunque sigue preocupando la adjudicación de nuevos vehículos, que darían garantía a la plantilla.

La pandemia se hizo visible en Ford el 28 de febrero de 2020, cuando en una nota interna se informó a los trabajadores de qué era el coronavirus y se daban unas recomendaciones para prevenirlo, y asestó un duro golpe, como al resto de la economía, el 16 de marzo, día en que comenzó un paro de la actividad que no se retomaría hasta siete semanas después y a un ritmo escalonado a partir del 4 de mayo.

Desde entonces la montaña rusa que ha supuesto vivir en pandemia ha afectado a los trabajadores de Ford con sucesivas suspensiones temporales de empleo y dos ERE en dos años, uno con el que 350 empleados salieron de la factoría en 2020 y otro para 630 en 2021.

Tras el primer susto que fue para todos la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno, el 1 de abril un grupo de empleados de la factoría comenzó a fabricar mascarillas para uso sanitario y posteriormente también se dedicó a los protectores faciales, contribuyendo de esta manera a ayudar a la sociedad a protegerse frente al virus.

Para sus trabajadores, la planta diseñó un extenso plan de protección que se iniciaba desde antes de salir de sus casas con la obligación de comunicar vía telemática el estado de salud.

Si en 2019 -año en que se anunció una planta de baterías y el traslado de Valencia a Norteamérica de la producción de los motores Ecoboost 2.0 y 2.3- la producción anual fue del 9,4 % menos que el anterior, 2020 se cerró con una caída del 33 % (230.000 vehículos), y para este 2021 se ha ajustado la producción a partir de abril con una disminución de la fabricación diaria de 280 unidades y jornadas enteras sin producción.

Lejos quedan los récords de fabricación de vehículos de 1991, 1999, 2001 y 2003, todos por encima de los 300.000 vehículos, y de 2004 con una doble marca, en ventas y en producción, esta última de 449.000 unidades. Hasta 2006, la planta valenciana fabricó 8,9 millones de vehículos, el 75 % destinado a la exportación, según la cifra que se manejaba en el trigésimo aniversario de la factoría, momento en que la plantilla se aproximaba a los 7.700 empleados.

Las máquinas y las manos de Ford han montado Fiesta, Mondeo, Orion, Focus, Galaxy, Escort, Ka, Kuga, Mazda 2, S-MAX y C-MAX y Transit Connect en diferentes versiones en toda su historia valenciana, que comenzó con la producción de un coche económico y de consumo moderado que llegó a ser el modelo más fabricado en Almussafes hasta 2012 y el más vendido entre 1978 y 1980, el Fiesta.

La llegada de la factoría a Almussafes revolucionó un pueblo agrícola cuyo ayuntamiento lidera hoy un plan para impulsar proyectos estratégicos relacionados con la industria automovilística a cargo de los fondos europeos.

El 18 de octubre de 1976 se inauguró la planta, de forma oficial el 25 de octubre por el entonces rey Juan Carlos; en 1990 se abrió el centro de formación y capacitación; y seis años después se inauguró el parque industrial de proveedores en el mismo municipio, situado a 25 kilómetros de la capital valenciana.

Desde aquellos primeros años, los sindicatos de una planta con una plantilla de gran volumen han sido muy combativos, como cuando en 1998 se opusieron al abuso de las horas extra y realizaron una gran manifestación por las calles de València en defensa de un convenio justo; o en el 2000, con concentraciones por un plan de viabilidad que garantizara el empleo de motores ante la sede del Gobierno valenciano.

También en 2001, coincidiendo con el 25 aniversario de la planta, en concreto en octubre, cuando 3.500 trabajadores hicieron una marcha hasta el Ayuntamiento de Almussafes por un convenio justo y días después se manifestaron en València; en 2006 con un encierro de 24 horas de delegados de UGT por la incertidumbre sobre el futuro de la factoría; o en 2009 cuando miles de trabajadores salieron a la calle para reclamar que no hubiera despidos.

Al mismo tiempo, el compromiso de los trabajadores siempre se ha hecho efectivo con las llamadas a trabajar en sábado o domingo cuando la demanda lo ha requerido, y con posiciones constructivas desde los sindicatos.

De aquí, en concreto de la sección sindical del mayoritario UGT, han salido dos secretarios generales de este sindicato en la Comunitat Valenciana, Rafa Recuenco y Gonzalo Pino, y la conexión de la marca con la sociedad valenciana ha quedado patente en numerosas ocasiones, como cuando fue escenario de una etapa de la Vuelta Ciclista a España en 2004.

La factoría ha recibido desde los diferentes gobiernos de la Generalitat continuas ayudas económicas, como los 5,2 millones para la planta de baterías eléctricas y de 1,5 millones para las inversiones vinculadas a la fabricación del Kuga, ambas en 2020.

La multinacional ha invertido alrededor de 3.000 millones de dólares desde 2011 (aproximadamente 2.535 millones de euros) en su planta de Valencia, donde más de la mitad de la producción ya es híbrida o híbrida enchufable y en el caso del Kuga llega al 60 %.

En el camino de la electrificación iniciado por las compañías automovilísticas, Valencia será donde se construya a partir de finales de 2022 el motor Duratec de 2,5 litros que se equipa en el Kuga PEHV (híbrido enchufable).

El escenario de electrificación que afronta toda la industria automovilística y la incertidumbre que planea sobre las plantas de producción ha llevado a los sindicatos de Ford Almussafes a querer proteger los intereses de los trabajadores y han propuesto una mesa de negociación que aborde el futuro de esta planta.

Inmaculada Martínez

Continuar leyendo