Síguenos

Cultura

Carlos Simón, el humorista valenciano del que todo el mundo habla

Publicado

en

El precio de la luz, el volcán de la Palma, Messi suplente. Parece que nuestro mundo está llegando a su final. Carlos Simón es el monologuista del que todo el mundo habla. Porque este valenciano se atreve con todo y con todos a la hora de repasar la actualidad, los personajes y los temas más importantes del momento. Y si son temas más antiguos Carlos nos los acercará con su particular punto de vista cómico.

Un show de comedia e improvisación donde el cómico nos llevará de la mano a través de su perspicacia, genio y humor por distintos escenarios apocalípticos. ¿Qué hicieron en Pompeya cuando erupcionó el Vesubio? ¿Qué conexión tendrán los reguetoneros con los romanos? Con un toque fresco de humor dinámico y unas gotas de improvisación, nos adentraremos el próximo 1 de octubre, a las 22:30h, en el Teatre Talia de València durante una hora en un monólogo que no dejará indiferente a nadie.

En dos líneas, ¿Quién es Carlos Simón?

Un cómico atípico. Me considero productor de vocación y cómico de corazón.

¿Cómo empiezas en esto del humor?

Cuando trabajaba en el departamento de medios de una multinacional de chocolates (Ferrero) en Luxemburgo, me apunté a una comedy night. Vi que un compañero mío se subió al escenario y pensé; Esto mola. ¿por qué yo no?  Así es como arranqué a hacer stand up comedy en inglés con unos amigos y ahí empezó todo un poco a tomar forma.

¿En qué te inspiras a la hora de preparar un show?

Te contesto con una pregunta: ¿Qué cosas te hacen gracia a lo largo del día? Pues yo me apunto todas esas cosas esté donde esté, con la diferencia de que las busco con ahínco. Son nuestra argamasa de donde todo nace. Los cómicos somos francotiradores del humor, buscando la sátira y las incongruencias ahí donde estén. Últimamente me nace mucho material de mis conversaciones de sobremesa con la familia, pero sobre todo cuando cojo un concepto o idea que me hacía gracia y lo desarrollo. Citando a Pablo Picasso “la inspiración existe, pero mejor que te encuentre trabajando”.

¿En el humor está todo permitido? ¿Con qué nunca bromearías?

Es una pregunta que no puede faltar en los últimos tiempos. El origen del humor tal y como lo entendemos hoy en día, nace en la antigua Grecia, donde el bufón era el encargado de entretener en la corte, destapando los tabús que nadie se atrevía a decir en voz alta entre reyes y concubinas.

Entendiendo esto, puedes saber cuál es mi respuesta: no deberían existir los límites del humor. Los cómicos buscamos hacer ruido donde los demás se callan y poner el foco en los temas polémicos. ¿Verdad que en una matanza de una peli de Tarantino entiendes que no debe de haber límites? Porque en este caso queda muy claro el concepto de ficción. Cuando un cómico sube al escenario este se diluye. Siempre habrá críticos y ofendidos, por los siglos de los siglos amén. Los respetaré siempre, pero con igual fuerza siempre me costará entenderles. No considero que mi humor sea particularmente agresivo, pero si hiciese una broma de las personas pelirrojas, considero que tienes que tener un ego desmesurado para molestarte porque entiendes que justamente me refiero a ti, ciudadano de Covarrubias, provincia de Burgos, de pelo pelirrojo. Y lo mismo con todos los demás temas. En esta vida no hay que tomarse las cosas de forma personal, ni aunque a veces lo sean de verdad. Es una lección que aprendí hace tiempo.

¿Qué o quién es lo que te ha hecho más gracia últimamente?

A nivel personal, la gente de mi entorno con la que más me río es con mi novia, mi hermana y mi padre. Mi novia y mi hermana porque tienen un humor espontáneo fantástico y mi padre porque suele mirar el mundo de la actualidad con un ojo muy cómico. Algo se habrá pegado…

A nivel profesional, uno de los cómicos que más están creciendo en redes y me hace mucha gracia por su naturalidad es Darío Eme Hache. A nivel nacional, Goyo Jiménez es para mi uno de los grandes por su amalgama de registros. Pero a nivel de idealización, el humorista con el que he llegado a atragantarme de la risa es Steve Carell en su papel en The Office.

¿Es más fácil hacer reír o hacer llorar?

Hacer reír de calle. ¿Sabes de que se murió el perro de Scottex? Pues de un mal rollo.

Por malo que sea este chiste (y ya sé que bastante) seguro que te ha sacado una sonrisa. Para hacerte llorar me tocaría emplearme a fondo.

El próximo 1 de octubre te veremos en el Teatre Talia de València… ¿Qué encontrará el público que vaya a verte?

Pues serán testigos de la evolución del humor y como los monólogos se están adaptando con las nuevas generaciones. La mayoría no venimos de escuelas convencionales de teatro y tampoco entendemos la santidad del formato. Nos gusta improvisar y jugar con el público a la vez que entretenemos con un material trabajado. Pero vamos, un show fresco y espontáneo que hará reír a diversos perfiles del público y que no se limita al guion. No es más que pegarle una vuelta de tuerca al formato americano de stand up comedy para no dejar de sorprender.

Todos tenemos referentes a la hora de trabajar. ¿Cuáles son los tuyos?

Te diría que bastantes, desde compañeros de profesión hasta mi padre por su disciplina y pasión por lo que hace. Pero al final del día mi mayor referente es mi yo de ayer. Tampoco puedo llegar a saber todos los entresijos de las metodologías de trabajado de cada uno. Pero lo que si puede es entender las mías e intentar mejorarlas día a día.

¿Cómo ves el futuro del arte de hacer reír?

Pues contrariamente a lo que la mayoría pueda pensar, le auguro un futuro bastante optimista. Sobre todo, por la diversificación de formatos. Si entras en plataformas como Twitch o Tik Tok con millones de visualizaciones cada segundo, te das cuenta de que el 90% del contenido es humor puro y duro. No hay mejor entretenimiento de pan y agua que ese. Aún con la pandemia las producciones de entretenimiento están creciendo a un ritmo vertiginoso. Siempre habrá impedimentos y deficiencias, pero no hay mejor señal que una industria creciente.

¿Es más fácil hacer reír ahora o en el pasado? ¿Crees que estamos volviendo un poco a la censura?

Para nada. Ahora hay más conciencia de los límites del humor en parte por la ideologización política, pero sobre todo por la era de la hiperconectividad en la que vivimos.  Cada comentario por minúsculo que sea tiene su eco y repercusión. Antiguamente, era simplemente impensable soltar un chiste con tildes republicanos en un sector franquista, por ponerte un ejemplo muy en boga hoy en día. Pregúntale a tus mayores si hace 60 años había o no había censura y te darás cuenta de que hoy en día tendemos cierta propensión por la exageración.

Qué está preparando Carlos Simón (planes, próximos shows…)

Pues aprendiendo cada día de mi trabajo y organizando determinados proyectos con mucha ilusión. Lo bonito del humor es que tiene una repercusión enorme y sus salidas, al igual que las bromas de un guion, tienen los límites que tú imaginación decida ponerle. Pero sin dejar nunca de hacer stand up convencional que es lo que me hace vibrar y mantiene mis cinco sentidos despiertos.

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

VÍDEO| Las siete campanas restauradas de los Santos Juanes de Valencia vuelven al campanario

Publicado

en

Imagen del izado al campanario de una de las siete campanas restauradas de la iglesia los Santos Juanes de València, entre ellas, "El Borrego", la campana de uso litúrgico de más peso de la ciudad con más de dos toneladas. EFE/Ana Escobar

València, 21 feb (OFFICIAL PRESS-EFE).- Las siete campanas de la iglesia de los Santos Juanes, entre las que se encuentra «El Borrego», la campana de uso litúrgico de más peso en Valencia con más de dos toneladas, han vuelto este miércoles a lo alto del campanario tras estar expuestas desde diciembre en el templo una vez restauradas.

Los bronces de la iglesia han empezado a ser subidos uno a uno por una grúa a primera hora de esta tarde, siguiendo un orden de menor a mayor peso, y, tras varias horas, se espera que los trabajos concluyan antes de que caiga la noche, según ha indicado a EFE el presidente de los campaneros de San Juan de la Boatella, Vicente Gabarda.

Las campanas se bajaron el 6 de marzo de 2022 para llevarlas al taller de la empresa restauradora, donde se han limpiado los bronces y se han sustituido los yugos metálicos por otros de madera «más tradicional y mas sano acústicamente, porque la madera absorbe las vibraciones».

Las siete campanas de los Santos Juanes de Valencia

Gabarda, al que le entró «la locura por las campanas» cuando de pequeño el sacristán le pidió ayuda para el volteo, ha informado de que la restauración de las campanas es uno de los tres proyectos de la parroquia junto a la restitución del órgano y del retablo.

Ha apuntado que la parroquia financia estos proyectos con ayuda de la Conselleria de Cultura y que la Fundación Hortensia Herrero lleva cabo la remodelación del templo y de su parte pictórica.

El campanero ha resaltado que «siempre han sido pioneros» porque en 1963 fueron las primeras campanas en electrificarse y en 2017 fue la primera parroquia en desmotorizar las campanas. «Eso quiere decir que solo pueden tocar manualmente», ha añadido.

El primer toque de las campanas

El primer toque de las campanas será el domingo de Ramos, el 24 de marzo. «Se harán toques del domingo de Ramos al domingo de Pascua. Habrá repiques hasta el Jueves Santo; el primer volteo será el sábado de Resurrección por la noche y el domingo podremos voltear las siete campanas».

Sobre «El Borrego», cuyo nombre original era «El Evangelista», ha indicado que el mote le viene por su «tono muy grave» y ha sido refundida en cuatro ocasiones, dos en el siglo XVII y otras dos en el XVIII. «La que se conserva es de 1738 y siempre ha tenido el mote de El Borrego. Es un conjunto de gran importancia a nivel musical y patrimonial», ha resaltado.

«El juego de campanas desapareció en 1937 y la campana mayor se recuperó en el puerto de Barcelona, lista para ser vendida. Es la única que se conserva de la época dorada de la parroquia», ha concluido.

Continuar leyendo