Síguenos

Valencia

Según los informes Marta Calvo estuvo en la casa pero no confirman la versión del descuartizamiento

Publicado

en

Forenses: Es posible que la cocaína de Jorge Palma estuviese contaminada
EFE
Jorge Ignacio Palma (en la imagen, junto a su abogada en la sala del juicio). EFE/ Biel Aliño

El caso Marta Calvo sigue con la reanudación del juicio con jurado contra el presunto asesino en serie Jorge Ignacio P. J., acusado de tres asesinatos consumados, los de Arliene Ramos, Lady Marcela Vargas y Marta Calvo. Además de otros tantos intentados sobre ocho mujeres más inicia hoy la tercera semana con la décima sesión.

Un jurado popular juzga  hasta el próximo 15 de julio en la Audiencia Provincial de Valencia a Jorge Ignacio Palma, el autor confeso de la desaparición del cuerpo de Marta Calvo, que aún no ha sido hallado, y supuesto asesino de otras dos jóvenes.

Caso Marta Calvo:

Viernes 1 de julio (OFFICIAL PRESS) En la vista de hoy, se analizarán las muestras de ADN que coinciden con la víctima y que se encontraron en la escena del crimen.

“En las búsquedas que hizo el acusado se encuentran anuncios de mujeres que ofrecen sus servicios sexuales, en concreto, de aquellas que realizan ‘fiesta blanca’”. El dispositivo se dejó de usar a las 12:26 del 6 de noviembre y no se volvió a utilizar hasta el 10 de noviembre de 2019 que coincide con la fecha en la que Jorge Ignacio entregó el dispositivo a su madre.

Entran los dos primeros testigos en la sala. “Deducimos que en las muestras había productos químicos. No pudimos determinar que existiese ninguno que pudiera coincidir con productos de limpieza. El ph neutro descartaba que hubiera algún componente de ácido agresivo. También había carbonato cálcico en las juntas de la ducha que es muy normal que se produzca en los baños”

En el siguiente informe, recibieron distintos indicios de los recortes del pantalón y las zapatillas de la Ollería.

Se encontró ADN de mujer y se llegó a la conclusión de que pertenecía a Marta Calvo por la compatibilidad con la secuencia genética de su madre. En cuanto a la sangre que se encontró en un pantalón y los restos orgánicos en interruptores se encontró una mezcla genética de Jorge Ignacio y Marta.

Entre las muestras también recogieron una lentilla que pertenecía a Marta Calvo.

En las muestras tomadas en el baño de la vivienda de Manuel se encontró ADN de Jorge Ignacio Palma y en el plato de ducha hay una mezcla genética del acusado y de Marta.

Ni un solo rastro de sangre en el baño donde dice haber descuartizado a Marta.

Concluyen las dos peritos de Biología, que han expuesto todos los resultados de ADN obtenidos en este caso. Sus informes prueban que Marta Calvo estuvo en la casa pero no confirman la versión del descuartizamiento que dio el acusado.

 

Jueves 30 de junio (Official Press) La madre de Jorge Ignacio Palma renuncia a declarar en el juicio por el caso Marta Calvo.

Comienza la décimotercera sesión del juicio contra Jorge Ignacio P. J. con la petición de la defensa de que se renuncie al interrogatorio de la madre del acusado, porque la testigo se va a acoger a su derecho a no declarar como pariente directa del encausado.

Las acusaciones están de acuerdo y renuncian a que declare, dado que no va a responder a ninguna pregunta.

Declara la testigo de la casa de citas que ayudó a Arliene Ramos la noche del encuentro sexual mortal con el acusado, en la casa de citas de Cánovas en la madrugada del 25 de marzo de 2019, en el que acabó falleciendo la que se considera la primera víctima mortal de Jorge Ignacio P. J.

Comparece el agente que le tomó la denuncia en la comisaría de Abastos el 9 de noviembre a Marisol Burón, la madre de Marta Calvo.

Segundo testigo de la mañana es el responsable de la planta de tratamiento de basuras de Guadassuar, en la que se descartó, por el propio sistema de procesamiento, que los restos humanos de Marta Calvo llegasen en bolsas de basura:

Repite que hay tres personas y dos sistemas de cribado. Considera “improbable al 99 %” que hubiera pasado desapercibido cualquier resto humano, porque tras el primer paso por todo el proceso, se vuelve a repetir, pero ya por otro circuito.

“Estoy seguro de que no pasó al 99,9 %, y no digo al 100 % porque de lo único que estoy seguro al 100% es de que me voy a morir”, matiza.

Declararán tres agentes del grupo de Homicidios de la Comandancia de València, que participaron en la Operación Manuel de inteligencia.

“Allí no estaba el cuerpo de Marta, estoy convencido. La búsqueda fue reposada y minuciosa”, remarca el investigador del grupo de Homicidios de la Guardia Civil.

 

 

Miércoles 29 de junio (OFFICIAL PRESS/EFE) Hoy testifican los agentes del Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) del laboratorio central de Criminalística de la Guardia Civil y de los agentes del laboratorio de la Comandancia de València que participaron en diciembre de 2019 en el registro en profundidad efectuado en la casa de Manuel donde presuntamente fue asesinada Marta Calvo.

En primer lugar, comparece el agente del grupo de Homicidios que realizó el informe de geolocalización del acusado y que participó en el registro de la casa y en la búsqueda del vertedero de Dos Aguas.

La fiscal busca repasar lo que el acusado dijo haber hecho con el cuerpo de Marta Calvo tras su muerte. El agente vuelve a contar que de las nueve bolsas, seis dice que las tira en Alzira en las que se encuentra el torso y las tres restantes, a contenedores de Silla.

Explica que se desplaza a la planta de residuos donde procesan las basuras de Silla, en Quart de Poblet, y la de Alzira, en Guadassuar.

Una vez allí, con el primero que habló es con el gerente de Guadassuar y le explicó que, entre otras partes, estaría el tronco, seccionado en dos. “Me enseña la planta y veo el proceso. Hay un único foso donde se deposita toda la basura. Una grúa pluma coge esos restos y los deposita en una cinta que va al interior de planta”, explica.

Ahí ya hay uno o dos operarios que “seleccionan manualmente los desechos, que son perfectamente visibles, y lo que dejan en la cinta que va a parar a una tolva, que es una especie de centrifugadora”.

Explica el proceso del depósito y señala que, una vez concluida la inspección del proceso, tuve claro que “era imposible que hubiese pasado un cuerpo humano o parte de él por ese lugar sin haber sido detectados. Imposible”, afirma

“De esa planta, me voy a la de Quart de Poblet, donde me entrevisto con el gerente. Le explico lo mismo y el gerente no es tan categórico y admite que es difícil, pero posible que se les pase un cuerpo”, argumenta. “Aquí hay cuatro fosos, y admite 100 toneladas de basura a la hora. Es posible que la bolsa no se hubiese roto y hubiese pasado los filtros de reciclaje”, indica.

Según explica, la basura tarda entre dos y tres días en ser totalmente procesada y salir las balas hacia el vertedero correspondiente.

La búsqueda fue entre el 12 de diciembre de 2019 y agosto de 2020

El agente explica que la aspiradora que recoge los trozos de más de 9 centímetros no tiene fuerza para aspirar trozos de entre 6 y 7 kilos de peso que es lo que pesaría cada bolsa con los restos desmembrados del cuerpo de Marta.

Tampoco es posible que hubiera quedado en el foso de la planta de Guadassuar porque en noviembre se vació por completo.

“Las bolsas llegaban rotas, pero si alguna estaba cerrada o a medio cerrar, se rasgaba y se sacaba toda la basura a mano. Y ahí no apareció ni un solo resto humano”, insiste el agente, quien concluye que “no hay ninguna posibilidad de que se nos pasara a nosotros o la planta un solo resto humano”.

En Guadassuar, es totalmente imposible que una parte de un cuerpo humano, sino seis, hubiesen pasado por ahí.

“Y en Guadassuar, es totalmente imposible que una parte de un cuerpo humano, sino seis, hubiesen pasado por ahí. De hecho habían encontrado en ocasiones animales, armas e incluso bengalas, que son más pequeñas”, añade el testigo.

«Se removieron unas 16.800 metros cúbicos de basura (35 x 80 metros y seis de altura) desde diciembre (2019) a agosto (2020) en una operación en la que participaron diariamente hasta unos 22 agentes de la Guardia Civil», han explicado los agentes.

A partir del 14 de marzo de 2020, con la declaración del Estado de Alarma, se redujo el personal y se quedaron en el vertedero unos 10 empleados contratados por el vertedero más un agente de la Guardia Civil.

Durante todos estos meses, se rompieron a mano las balas prensadas de basura y se rastrillaron los restos. Se hallaron un total de 25 restos sospechosos que se fotografiaron con un testigo métrico y se remitieron al Instituto de Medicina Legal (IML).

«22 de ellos fueron descartados al instante por tratarse de restos de animales, los tres restantes fueron llevados al IML donde los especialistas también los descartaron por tratarse de fauna», han aclarado los agentes.

Ahora las preguntas se centran en el informe de geolocalización que también realizó este agente. Inicialmente investigaron la geolocalización de dos teléfonos, cuyos números facilita el agente, para saber sus movimientos entre el 6 de noviembre al 4 de diciembre.

El 6 de noviembre dichos teléfonos se localizan en València. Repasa el informe y dice que a la 1.48 horas activan antenas muy próximas a la calle donde estaba el piso de Marta Calvo.

“Respecto a las llamadas realizadas, nos llamó la atención que desde el acabado en 232 realiza 6 llamadas a un teléfono que luego resultó ser de otra de las víctimas. Luego se produce el desplazamiento hasta Manuel, adonde llega alrededor de las 3.32 horas”, indica el investigador del grupo de Homicidios.

Señala que en el registro del 26 de noviembre en la casa de Manuel, “los compañeros encontraron muchas cajas de teléfonos, que fotografiaron y nos enviaron. De ese modo supimos que tenía un teléfono Encrochat, con una tarjeta holandesa, y se solicita su intervención, como con los dos anteriores”.

“A raíz de los datos obtenidos del Encrochat vemos que tiene conexiones a la antena de la estación de Gandia y a la de València, así que pedimos las imágenes de las cámaras de seguridad”, explica el guardia civil. “Sí captamos su imagen en Gandia, pero no en Valencia, por el volumen de pasajeros”. Además, las cámaras de seguridad no cubren la salida hacia la calle Bailén.

Ahora declaran dos de los agentes del laboratorio de Criminalística que participaron en los registros y en otras inspecciones oculares de este caso.

Ambos participaron en la inspección del Volkswagen Passat, tipo ranchera, que estaba depositado judicialmente en la sede de Stock Circuit en Cheste. Esa inspección se realiza el 16 de noviembre de 2020. El agente explica que realizaron recortes de alfombrillas, moquetas, asientos, después de haber pasado un perro adiestrado en la detección de indicios de origen biológico. “Antes también nos apoyamos de luces forenses en cada uno de los habitáculos en que se divide el vehículo”.

La magistrada hace entrar de golpe a seis agentes de la Guardia Civil porque todos participaron en la misma diligencia, la entrada y registro en la casa de Manuel (Dos de los agentes son del servicio cinológico de la Guardia Civil, esto es, los guías caninos)

Segunda inspección ocular en la casa de Manuel, la que debía buscar restos biológicos de Marta en el baño de la planta baja. “se busca confirmar o no la versión de la persona investigada que había declarado que había descuartizado a una mujer en el plato de la ducha”, explica uno de los peritos.

El agente explica que se realiza un registro desde la entrada de la casa por si había algún fluido entre la puerta de la calle hasta el baño. “Nosotros utilizamos la nariz del perro. Por eso se pasa al perro por cada rincón y no hubo nada que nos indicara que hubiera habido fluidos en esa zona”.

“El olor siempre queda impregnado en algunos sitios como las patas de los muebles o los zócalos.

“El olor siempre queda impregnado en algunos sitios como las patas de los muebles o los zócalos. Hizo un marcaje leve en el fondo del plato de la ducha y un marcaje claro en el desagüe. Los perros son un apoyo, pueden detectar restos biológicos”, explica el guía canino.

“En una escena de descuartizamiento siempre queda olor”, remarca el agente, que dice que ha estado en cinco escenarios de descuartizamiento y asegura que “siempre queda algún resto”. “Es totalmente imposible limpiarlo todo. Hay fluidos que no puedes quitar. Puedes quitarlo superficialmente, pero el perro lo sigue detectando”.

Los especialistas en escenas del crimen de la Guardia Civil que inspeccionaron la casa de la localidad de Manuel (Valencia) en la que desapareció la joven valenciana Marta Calvo han asegurado este miércoles en el juicio contra el sospechoso del crimen, Jorge Ignacio Palma, que «es imposible limpiar todo tras un descuartizamiento», poniendo en duda así la versión del procesado.

«En los últimos años he estado en cinco escenas de desmembramientos, siempre queda algún resto, es imposible limpiarlo todo, hay fluidos que no se pueden quitar, y aunque los limpies a la vista, el olor hubiese sido captado por el perro», ha explicado uno de los especialistas de la Guardia Civil.

«En la conocida como Operación Puzzle yo encontré restos de descuartizamiento hasta cinco años después en una vivienda de alquiler, por la que pasó más gente», ha agregado.

Declara la madre de Marta Calvo

Martes 28 de junio. (OFFICIAL PRESS/EFE) Marisol Burón, madre de Marta Calvo, ha asegurado este martes, a la salida del juicio contra el autor confeso de la desaparición de su hija, que está segura de que el acusado no descuartizó el cuerpo, sino que se deshizo de él en un lugar en el que está convencida de que hay más cadáveres.

La vista contra Jorge Ignacio Palma, el autor confeso de la desaparición del cuerpo de Marta Calvo (que aún no ha sido hallado) y supuesto asesino de otras dos jóvenes, ha alcanzado este martes su undécima jornada, en la que se han expuesto los hechos supuestamente acaecidos en la madrugada del 6 al 7 de noviembre de 2019 en la vivienda que el procesado tenía alquilada en Manuel (Valencia).

«No la descuartizó, eso lo tengo claro. Está en algún sitio al que fue a tiro hecho, porque seguro que hay más. No tuvo tiempo suficiente para pensar. Horas después (del supuesto crimen) ya estaba llamando a otras chicas», ha asegurado Burón, haciendo referencia a lo expuesto por los investigadores de la Guardia Civil durante el juicio.

«Ojalá me equivoque, pero creo que donde está mi hija hay más. (Jorge Ignacio Palma) No es un don nadie en el tema de la droga, sino un alto cargo -ha añadido-. No creo que tuviese ayuda, pero alguien más sabe cosas, sobre todo su madre», que deberá comparecer, también en calidad de testigo, en una próxima vista.

«A partir de hoy voy a acudir al juicio todos los días, estaré al pie del cañón. Ahora mismo estoy bien, pero he llorado mucho contándolo todo, esta pesadilla, pero voy a estar fuerte por mi hija», ha agregado.

Sobre su intervención de este martes en el juicio que se celebra desde la semana pasada en la Audiencia de Valencia, Burón ha recordado que lleva dos años y siete meses esperando este día y ha advertido sobre el hecho de que el procesado no haya querido mirarla a la cara: «Le he visto muy frío, como el día que fui a su casa. En ningún momento me ha mirado».

«La Justicia decidirá qué pena le cae, pero yo me siento bien por lo que he contado, por cómo me han tratado; solo espero que le caiga todo el peso de la ley, porque ha hecho mucho daño», ha concluido.

Jornada undécima de la vista oral en la que se abordará por primera vez la desaparición y asesinato de Marta Calvo.

Declara la madre de Marta Calvo, que ha solicitado permiso para declarar acompañada de su psicólogo, Mariano Navarro.

La magistrada le advierte que no podrá realizar insultos. Asimismo le advierte que no puede lanzar descalificaciones o insultos al acusado. “Aunque entiendo que será difícil”, le reconoce la jueza.

La madre de Marta Calvo, Marisol Burón, ha lamentado durante su declaración como testigo el hecho de que el cuerpo de su hija no haya podido ser hallado y que el autor confeso de la desaparición del mismo sostenga que la descuartizó porque tras «robarle a su hija» le están «robando» también «el duelo».

El juicio a Jorge Ignacio Palma, el autor confeso de la desaparición del cuerpo de Marta Calvo, que aún no ha sido hallado, y supuesto asesino de otras dos jóvenes, ha alcanzado este martes su undécima jornada, en la que se han visto los hechos supuestamente acaecidos en la madrugada del 6 a 7 de noviembre de 2019 en la vivienda que el procesado tenía alquilada en Manuel (Valencia).

«Necesito a mi hija, por favor, que me la den. Que diga que se encontró muerta a mi hija y que la descuartizó… ¿por qué? Mi hija era incapaz de hacerle daño a nadie, era la persona más solidaria. Que la tiró en contenedores como si fuese basura, esto no debería oírlo un padre…, a fecha de hoy no tengo a mi hija, necesito su cuerpo, no puedo vivir así, esto es una muerte lenta para una madre», ha asegurado Burón entre sollozos.

En este punto de la declaración, la presidenta del tribunal del jurado la ha interrumpido: «lamento tener que hacerlo, yo también soy madre», ha dicho.

La madre de Marta Calvo ha explicado que su hija, de 25 años, decidió dedicarse durante un tiempo a la prostitución para reunir fondos con los que abrir un centro de belleza junto a su madre en Puçol (Valencia).

«Usted no tiene que justificar eso», le ha interrumpido de nuevo la presidenta de la sala, a lo que la madre ha respondido «es la verdad».

Ha explicado asimismo que la noche en la que Marta desapareció recibió un whatsapp suyo sobre las 23.20 horas en el que le comentaba cómo quería que fuese el rótulo del nuevo negocio y horas después, sobre las 3.31 horas le envió otro mensaje en el que le decía que estaba en casa de un chico y adjuntaba la ubicación.

«Cuando desperté al día siguiente pulsé la ubicación, no sabía dónde estaba la localidad de Manuel, traté de hablar con ella pero no le entraban los mensajes, pensé que estaba durmiendo. A mediodía la llamé, seguía sin responder, era la primera vez que pasaba», ha agregado.

 

Lunes 27 de junio. La jueza avisa de que una de las víctimas que estaba citada para declarar ha alegado “sentirse indispuesta”. “Se va a seguir celebrando la vista que estaba prevista”, comenta la jueza.

Tampoco testifican un guardia civil ni una de las víctimas que estaba citada para testificar “prefiere renunciar a revivir la situación”, como comenta el letrado de la acusación particular.

Declaraciones primera testigo:

“Fue el 24 de octubre. Recuerdo la fecha porque la tengo marcadísima. Me pidió si hacía fiesta blanca. Le invitea tomar una bebida y me dijo que no bebía. Tampoco me dejó fumarme un cigarro”. “Él sacó una bolsa de cocaína de tamaño considerable”.

“No es muy hablador. Me pagó, se duchó. Cuando vuelvo había sacado la droga. Puso dos rayas de cocaína. Empezamos la relación. Insistía mucho en que consumiera. Era muy antipático. Al principio me pareció que Jorge Ignacio también consumía aunque hay mucha gente que puede engañar”.

“Veo que hay varias bolsas vacías. Empiezo a encontrarme mal, con sudoraciones”. Le preguntó si le ha metido piedras y el acusado le respondió que no.

Me tuve que ir al baño porque tenía ganas de hacer aguas mayores. Me salió una del culo y tres de la vagina”

“Cada vez estoy peor. Me tuve que ir al baño porque tenía ganas de hacer aguas mayores. Me salió una del culo y tres de la vagina”, relata descriptiva la víctima.

“Cogió una roca y se la metió en el orificio de su pene. Le reñí y le dije que hiciera lo que quisiera con su pene, pero no conmigo”, remarca.

“Él me dijo que tenía que irse a por más, que se le había acabado. Estuve como una hora mala. En ese tiempo, ni se preocupó por mí. El estaba tumbado, sin hacer nada en la cama. Durante ese tiempo es cuando fui al baño porque me dieron ganas de cagar. Y cuando me saqué las rocas de mis partes. Me lavé la cara. No sé … el tiempo pasaba”.

La víctima no requirió asistencia médica. “Al expulsar las rocas de cocaína me encontré mejor. Nunca había vivido una experiencia así. Eso no es una fiesta blanca. Le dije: ‘Con esta cantidad me dará una sobredosis. Estás loco. Casi me matas’”.

“Después se fue con las piedras de cocaína. Le dije que volviera a pagarme la hora y media que estuve mala y al día siguiente vi sus WhatsApp diciendo que había vuelto y que le abriera pero ya estaba durmiendo”.

“Le volví a dar cita para que me pagara. Tenía miedo de que me hiciera lo mismo que la otra vez”.

“Me chilló cuando le pregunté cuánto tiempo iba a estar. Le llamé la atención y me miró de forma muy intimidatoria. Fingí que me llamaban por teléfono y se fue”

En el segundo encuentro, “Trajo una cantidad de cocaína exagerada. La llevaba en varias bolsas”.

Pero el acusado no llegó a sacar la droga. “Vino de una manera muy extraña. Lo vi violento. Me dijo: ‘cállate que hablas mucho’. Cada vez se ponía más agresivo. Me asustó muchísimo.”

Segundo testigo:

Declara tras un biombo. El testigo es un guardia civil que está citado en cuatro sesiones del juicio.

“El testimonio de la víctima es completamente verosímil. Tiene un ‘modus operandi’. Actúa de la misma forma con todas las víctimas”.

Tercer testigo:

Se trata del guardia civil que recogió la declaración de la víctima que ha declarado al inicio de esta décima sesión del juicio de Marta Calvo.

“Distinguimos muy bien entre una persona que está nerviosa a una que tiene miedo. Te dabas cuenta de la valentía de la víctima pero se vino a bajo mientras relataba los hechos. Se notaba que vio peligrar su vida y que estaba aterrorizada”.

Cuarta testigo:

Otra de las supervivientes del acusado. Ella presentó la denuncia cuando salió en los medios de comunicación el caso de Marta Calvo y lo reconoció en las imágenes.

“En la primera cita me estuvo preguntando si consumía y si podíamos hacer una ‘fiesta blanca’. Le dije que sí. En la segunda cita trajo la droga y él no quiso consumir. Me dijo que volvía de una fiesta. Le dije que si él no consumía yo tampoco y se enfadó y se fue”.

“Dijo que había consumido mucho pero no creo que fuera así. Venía muy perfumado, calmado, arreglado. Una persona que ha consumido no se muestra así. Viene más desaliñado”

En la tercera cita según narra, la víctima y el acusado habían quedado en un hotel y Jorge Ignacio le pidió que fueran a su casa en Manuel. “Le dije que iría en mi coche. Él se negaba y yo le dije que si iba sería en mi vehículo. Dijo que no y nos quedamos en el hotel”.

“Sacó un cilindro bastante grande con cocaína. Esparció la droga en un plato. Había puesto una cantidad que no consume nadie. Ni siquiera las personas que son muy adictas”

“Sacó un cilindro bastante grande con cocaína. Esparció la droga en un plato. Había puesto una cantidad que no consume nadie. Ni siquiera las personas que son muy adictas”.

“Tomé un poco y le dije que una ‘fiesta blanca’ no era que sólo consumiera yo. Él volvió a negarse a consumir y me dijo lo mismo que en la otra ocasión, que él ya había consumido mucho”.

Durante el juicio, la víctima notó que el acusado le había introducido “una roca como un grano de uva” en su sexo. “Me ardía y me exploré y extraje la droga de mi cuerpo. Me volvió a decir que yo había aceptado a realizar una ‘fiesta blanca’ y le dije que no consistía en eso y que no lo volviera a hacer”.

“Vi cómo volvió a introducirme otra roca de cocaína. Me la saqué e intenté pedir ayuda por la ventana”

“Vi cómo volvió a introducirme otra roca de cocaína. Me la saqué e intenté pedir ayuda por la ventana”.

“Él estaba muy tranquilo. Yo tenía mucho miedo. Pedí ayuda por la ventana pero no pasaba nada. Le pedí que se fuera pero no quería. Estaba apoyado en la pared mirándome con una frialdad como esperando a ver qué me pasaba. Me puse la ropa y salí corriendo de la habitación”.

“Él me persiguió pidiéndome que le devolviera el dinero que me había dado y le dije que no. Me estaba esperando un chico en el coche para hacer otro servicio y se enfrentó a Jorge Ignacio”, y éste no se echó atrás.

“Jorge Ignacio le dijo a mi compañero que se enfrentó a él que no se iba a liar a puñetazos, que él se dedicaba a ‘balacear’”. (disparar)

“La cocaína era de mucha pureza”, asegura la víctima.

CRÓNICA

La serenidad del acusado sorprende a las acusaciones en el caso Marta Calvo

Los letrados que representan a nueve chicas que supuestamente fueron víctimas de las prácticas sexuales de Jorge Ignacio Palma, entre ellas las fallecidas Marta Calvo, Arliene Ramos y Lady Marcela, se han mostrado sorprendidos por la impavidez y serenidad mostrada por el acusado en la primera sesión del juicio.

Jorge Ignacio Palma Jacome, natural de Colombia y de 40 años de edad, ha asistido este lunes a la lectura del escrito de acusación y ha escuchado los alegatos de las acusaciones junto a su abogada, María Herrera, y sin apenas gesticular.

«Ha sido sorprendente la actitud del acusado, que se enfrenta a varias condenas de prisión permanente revisable», ha apuntado Juan Carlos Navarro tras alabar la exposición inicial de la fiscal, Socorro Zaragozá, por haber «sabido transmitir sinceridad y emociones».

«Era previsible también -a juicio de Navarro- que la defensa alegue la presunción de inocencia, porque es cierto que corresponde a las acusaciones la carga de la prueba, y eso es lo que hemos hecho, porque de lo contrario su defendido no llevaría en prisión casi tres años».

La letrada Pilar Jové, que representa a Marisol Burón, madre de Marta Calvo, se ha mostrado satisfecha con la elección del jurado: «Son personas comprometidas, lo harán bien».

A preguntas de los periodistas también se ha mostrado sorprendida por la actitud del procesado: «Está tranquilísimo se hable de lo que se hable, descuartizamientos o lanzar restos humanos a contenedores». 

Empieza el juicio por los crímenes de Marta Calvo y otras dos chicas

Esta primera jornada se reserva íntegramente para la composición del jurado, que estará formado como es habitual por nueve personas, aunque se elige a tres suplentes, de modo que las declaraciones no empezarán hasta el martes, según las previsiones iniciales.

El joven colombiano, que permanece en prisión provisional desde finales de 2019, cuando confesó haber descuartizado el cuerpo de la joven valenciana Marta Calvo, está acusado de haber acabado también con la vida de Arliene Ramos y Lady Marcela en el transcurso de unas prácticas sexuales con cocaína y probablemente otras sustancias.

La Fiscalía, en sus conclusiones, pidió en diciembre penas que suman 130 años de prisión para el acusado como responsable de tres delitos de homicidio, once de abusos sexuales y un delito contra la salud pública.

Las acusaciones particulares han elevado en sus escritos la consideración de lo sucedido a tres delitos de asesinato y han reclamado para el procesado prisión permanente revisable.

Por el contrario, la abogada que defiende a Jorge Ignacio Palma expone que su defendido es «consumidor de sustancias estupefacientes y tóxicas», por lo que considera que concurre en su representado la circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal de toxicomanía y pide su libre absolución.

El acusado será procesado por las muertes de estas tres mujeres y por otros nueve intentos de homicidio sobre mujeres con métodos idénticos, además de narcotráfico.

Según han detallado las mismas fuentes, el juicio se ha previsto de tal forma que se vea cada uno de los casos de forma detallada, con las declaraciones centradas en cada caso; así, el tribunal se puede hacer una idea de los hechos sobre cada una de las víctimas.

El miércoles 6 de julio se ha reservado para la declaración del acusado y para las conclusiones, mientras el jueves 7 y el viernes 8 de ese mes se celebrarán sesiones para la exposición de los informes finales de las partes y, en su caso, el turno de última palabra del acusado.

El 11 de julio está prevista la propuesta de objeto de veredicto y la audiencia a las partes para la elaboración definitiva del mismo, de modo que previsiblemente se entregue al jurado el objeto del veredicto el día 12, para que disponga de tres días para deliberar (13, 14 y 15).

Los restos mortales de Marta Calvo aún no se han hallado, pese a las múltiples búsquedas que ha llevado a cabo la Guardia Civil por las zonas del interior de Valencia en las que supuestamente los arrojó el sospechoso tras descuartizar el cadáver, según la confesión que hizo al entregarse.

La madre de Marta Calvo ha promovido públicamente, junto a familiares de otras jóvenes asesinadas como Marta del Castillo y Diana Quer, la revisión del Código Penal para endurecer las penas a los asesinos que oculten el cadáver, algo a lo que se han comprometido varios grupos parlamentarios para comenzar a tramitarlo en el Congreso de los Diputados.

Madre de Marta Calvo: Ha llegado el día y espero que se haga justicia

La madre de Marta Calvo, Marisol Burón, ha manifestado este lunes que «ha llegado el día» y espera que «se haga justicia», ha pedido al jurado que se ponga en su lugar y mantiene la esperanza de que el acusado, Jorge Ignacio Palma, diga durante el juicio donde está el cuerpo de su hija.

Burón ha hecho estas manifestaciones a su llegada a la Ciudad de la Justicia de València, donde hoy, y hasta el próximo 15 de julio, se juzga, en la Audiencia de Valencia, a Jorge Ignacio Palma, el autor confeso de la desaparición del cuerpo de Marta Calvo, que aún no ha sido hallado, y supuesto asesino de otras dos jóvenes.

«He aguantado dos años y medio y voy a aguantar hasta el final», ha señalado Burón visiblemente emocionada en declaraciones a los periodistas.

La madre de Marta Calvo espera que «se haga justicia» con su hija y todas las víctimas, y va a estar todos los días en el juicio como «voz de todas ellas».

«Pido mucha fuerza a mi hija, y sé que me la está dando, para llegar al final fuerte y le pido al jurado que se ponga en mis zapatos, como madre, que me han quitado a mi hija muy injustamente» y piensen si fuera hija suya «que harían».

Burón espera también que el acusado diga durante el juicio dónde está el cuerpo de su hija y mantiene la esperanza de que «pueda derrumbare cuando testifique o cuando su madre declare».

«Así no se puede vivir, yo tengo fuerzas y mi hija me da todas las fuerzas del mundo pero así no se puede vivir», ha manifestado.

Ha asegurado asimismo que no tiene miedo al acusado, ni «ira, ni asco, nada. Solo me acuerdo de mi hija. Él me es indiferente», ha añadido.

Burón confía en que si el jurado se pone en su piel «puede dar el veredicto por el que estamos luchando, que es la prisión permanente revisable, porque esta gente no se puede reinsertar, no cabe en esta sociedad, lo volvería a hacer».

«Estoy convencida de que esta ley va a salir adelante, es mi propósito y voy a luchar para que mi hija sea la última, porque los padres no podemos vivir con esta pena y sin poder darnos un descanso en paz. Es por lo que estoy luchando y tengo fuerzas más que suficientes para tirar adelante esta ley y la voy a conseguir», ha aseverado.

La primera jornada de hoy se reserva íntegramente para la composición del jurado, formado por nueve personas titulares y tres suplentes, de modo que las declaraciones de acusados, peritos y testigos no está previsto que empiecen hasta mañana, según las previsiones iniciales.

El joven colombiano Jorge Ignacio Palma, que permanece en prisión provisional desde finales de 2019, cuando confesó haber descuartizado el cuerpo de la joven valenciana Marta Calvo, está acusado de haber acabado también con la vida de Arliene Ramos y Lady Marcela en el transcurso de unas prácticas sexuales con cocaína y probablemente otras sustancias.

Palma será también procesado por otros nueve intentos de homicidio sobre mujeres con métodos idénticos, además de narcotráfico.

El abogado de ocho de las víctimas (entre ellas las dos fallecidas, Arliene Ramos y Lady Marcela), Juan Carlos Navarro, ha manifestado también a su llegada a la Ciudad de la Justicia de València que «es un juicio largo, se va a juzgar a un feminicida y van a declarar más de cien personas».

Navarro ha informado de que su despacho mantiene, por las dos fallecidas, la acusación de asesinato, abuso sexual y delito contra la salud pública y prisión permanente revisable, y para el resto tentativa de asesinato.

La Fiscalía, en sus conclusiones, pidió el pasado mes de diciembre penas que suman 130 años de prisión para el acusado como responsable de tres delitos de homicidio, once de abusos sexuales y un delito contra la salud pública.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

Los incendios de Vall d’Ebo y Bejís, imparables, calcinan más de 21.000 hectáreas

Publicado

en

incendios Comunitat Valenciana
Vista del incendio de Bejís (Castellón). EFE/ Biel Aliño
València, 17 ago (OFFICIAL PRESS- EFE).- Los incendios en la Comunitat Valenciana están siendo demoledores. Un total de once carreteras permanecen cortadas este miércoles debido a los incendios forestales de Vall d’Ebo (Alicante) y de Bejís (Castellón), según informa la Conselleria de Obras Públicas.

Incendios en la Comunitat Valenciana

Los incendios forestales de Bejís (Castellón), que ha llegado a la provincia de Valencia, y el de Vall d’Ebo (Alicante), siguen activos y sin control tras calcinar entre ambos cerca de 21.400 hectáreas de superficie y obligar al desalojo de 3.000 personas y al corte de once carreteras, en una jornada en la que se prevé tormentas acompañadas de granizo y vientos fuertes.

INCENDIO VALL D’EBO

El incendio de Vall d’Ebo (Alicante) ha quemado ya 11.500 hectáreas, según la última estimación de superficie afectada, mientras que durante la noche no ha habido nuevos desalojos ni afecciones a viviendas.

A consecuencia de este incendio, declarado el pasado sábado en cuya extinción trabajan 20 medios aéreos, han sido evacuadas unas 1.500 personas de Famorca, Facheca, Tollos, Beniaia, Benimassot, construcciones de la zona de la Garrotxa, Benirrama y Beniali (Vall de Gallinera), además de 10 construcciones en Castell de Castells.

Esta tarde han comenzado a caer en la zona del incendio precipitaciones en forma de granizo y agua, lo que ha obligado a todos los medios aéreos a retirarse a sus correspondientes bases.

INCENDIO BEJÍS

El incendio forestal iniciado en Bejís (Castellón) ha llegado este miércoles hasta la provincia de Valencia, donde afecta a la localidad de Alcublas, y según los cálculos provisionales ha quemado ya 9.900 hectáreas.

Han sido evacuadas alrededor de 1.500 personas de los municipios de Torás, Bejís, Sacañet y Teresa y confinada la localidad de Viver por el incendio, en el que trabajan este miércoles 25 medios aéreos.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien ha acudido al Puesto de Mando Avanzado (PMA) del incendio de Bejís, ha confiado en que una ligera mejoría en la meteorología en la zona pueda hacer que se pase de las labores de protección que se han desarrollado hasta ahora a las de ataque del fuego.

PRONÓSTICO METEOROLÓGICO

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado para esta tarde la alerta nivel amarillo en la Comunitat Valenciana, excepto el sur de Alicante, por tormentas que podrían acumular 20 litros por metro cuadrado en una hora e ir acompañadas de granizo y por posibles rachas de viento fuertes o muy fuerte de componente norte en el litoral.

También advierte de que en las próximas horas, en la zona del incendio de Vall d’Ebo se pueden «disparar tormentas dispersas, no muy organizadas, pero con potencial para generar fenómenos severos».

INCIDENTE TREN EN BEJÍS

Seis de las personas que resultaron heridas tras abandonar un tren de media distancia que se había detenido debido al incendio de Bejís (Castellón) permanecen hospitalizadas, cinco de ellas con quemaduras en el Hospital La Fe, de las que tres están graves, y la sexta en el General de València.

El incidente se produjo cuando, ante la presencia de humo, la maquinista decidió volver con el tren en la dirección de origen y durante la maniobra un grupo de viajeros abrió las puertas, rompió ventanas y salió del tren, momento en el que fueron alcanzado por las llamas.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha señalado que este incidente «está judicializado ya, y por tanto la policía judicial actuará en consecuencia».

Además, el trayecto entre las estaciones de Jérica (Castellón) y Sarrión (Teruel) de los trenes de media distancia que unen València Nord y Zaragoza-Miraflores se está efectuando este miércoles por carretera, con el fin de evitar la zona del incendio de Bejís.

DESALOJADOS Y CARRETERAS CORTADAS

Los desalojados por el incendio forestal de Bejís (Castellón) trasladados al pabellón polifuncional de un pueblo cercano, Viver, han vivido la experiencia con miedo, muchos nervios y tristeza por lo que han tenido que dejar, pero también agradecidos por encontrase bien y por la atención recibida.

Un total de once carreteras permanecen cortadas este miércoles debido a los incendios forestales de Vall d’Ebo (Alicante) y de Bejís (Castellón), según informa la Conselleria de Obras Públicas.

A media tarde se ha declarado un nuevo incendio en el municipio de Petrer (Alicante), en el que ha sido desalojadas una decena de personas de un campamento, y en cuya extinción trabajan medios aéreos y terrestres.

Continuar leyendo

Trending