Síguenos

Otros Temas

¿Cómo puedes estudiar en la UNED?

Publicado

en

¿Cómo puedes estudiar en la UNED?

Las siglas UNED significan Universidad de Educación a Distancia y se trata de una prestigiosa institución de estudios superiores de carácter público, que a través de la enseñanza universitaria bajo las modalidades semi presencial y virtual, da la posibilidad a su alumnado de recibir formación académica a distancia.

La UNED ha sido creada para llegar a todas aquellas personas que por diversos motivos no pueden acceder a clases universitarias presenciales y que desean obtener un título. Esta universidad es una de las mejores y más importantes de España, así como también una de las que tiene más estudiantes en su matrícula.

Entre su oferta educativa destacan 27 títulos de grado, 43 másteres, 12 cursos de idiomas, 18 programas de doctorados y más de 600 cursos de formación; razón por la que muchos estudiantes tanto españoles, como extranjeros quieren ingresar a esta universidad. Y a ti… ¿te interesa saber cómo estudiar en la UNED? Con la ayuda del Centro de Formación Álvaro de Valencia vamos a ver cómo se pueden cursar los estudios en esta universidad.

¿Cómo estudiar en la UNED?

Para convertirte en un estudiante de la UNED es necesario pasar por una serie de procesos, que describiremos a continuación:

Proceso de admisión UNED

Los estudiantes tanto españoles que vengan de otro sistema educativo, como extranjeros que quieran ingresar a la UNED tendrán que preparar la selectividad. Esta es una prueba que está compuesta por una sección común y una sección específica. Es importante saber que la selectividad para extranjeros varía un poco con respecto a la selectividad de estudiantes españoles, por lo que es de vital importancia la preparación previa.

Proceso de matriculación

Después de realizar una preparación de la selectividad Uned, presentar el examen, aprobarlo con la mayor nota posible y pasar el proceso de admisión, viene el proceso de matriculación, el cual se lleva a cabo de manera totalmente online.

En esta etapa el estudiante debe registrarse en el campus de la UNED para poder ingresar datos generales, datos de la matrícula y titulación con la que ha sido admitido.

Proceso de entrega de documentos

Después de que el estudiante haya sido admitido, debe consignar personalmente y en un periodo de 10 días hábiles una serie de documentos y requisitos, los cuales deben entregarse o en la sede principal de la universidad o en alguno de sus centros asociados.

Entre la documentación que debe consignarse está la siguiente:

  • Documento Nacional de identidad (Españoles)
  • Pasaporte con visados correspondientes (Extranjeros)
  • Título de prelación a la universidad (título de bachiller o de cualquier otra carrera técnica o universitaria)
  • Certificados de curso de formación afines a la carrera a la que el estudiante fue admitido
  • Justificativos de pagos de tasas

Proceso de aceptación

Pasado el proceso de revisión de documentos, La UNED se comunicará con el estudiante vía correo electrónico para notificarle si ha sido aceptado o no para comenzar una carrera bajo su programa de estudios.

El estudiante también puede ingresar con sus datos de acceso al campus para verificar dicha información.

¿Cómo se estudia en la UNED?

La UNED cuenta con una de las metodologías de estudios a distancia más avanzadas, dándole así la posibilidad a cada estudiante de cursar sus estudios de forma cómoda y conveniente, desde el lugar donde se encuentre y según sea su situación actual.

En este sentido, los estudiantes podrán acceder a las clases utilizando los medios digitales con los que cuenten y en el horario más oportuno. Para impartir la enseñanza, la UNED cuenta con un equipo de profesores que se encargan de preparar los programas de estudios, así como también las actividades y material multimedia para guiar y facilitar el aprendizaje.

Por otra parte, la universidad también ofrece un programa de tutores para cada asignatura que permite brindar orientación, seguimiento y apoyo a los estudiantes cada vez que estos lo soliciten.

 

 

 

Otros Temas

ESTUDIO| Demuestran que los nacidos en verano viven menos que los nacidos en invierno

Publicado

en

Demuestran que los nacidos en verano viven menos que los nacidos en invierno

València, 2 dic (EFE).- Una investigación de la Universitat de València muestra que una persona que nace en verano vive menos que una nacida en invierno y sus responsables apuntan que esta conclusión tendrá repercusiones a la hora de gestionar los sistemas de pensiones y en las compañías aseguradoras.

El estudio, realizado por los profesores e investigadores Jose M. Pavía y Josep Lledó del Departamento de Economía Aplicada (área de métodos Cuantitativos para Economía y la Empresa) de la Universitat de València, analiza también los impactos que tiene para aseguradoras y sistemas de pensiones hacer correctamente los cálculos de la esperanza de vida y las probabilidades de muerte y supervivencia.

El trabajo lleva por título “Estimation of the combined effects of ageing and seasonality on mortality risk: An application to Spain” y ha sido publicado en una de las revistas de estadística más prestigiosas del mundo, Journal of the Royal Statistical Society, según remarca este jueves la UV.

EL PESO DE CADA TRIMESTRE

Los investigadores llegan a la conclusión de que una persona nacida en verano tiene aproximadamente tres meses menos de esperanza de vida que una persona nacida en invierno, tras analizar más de 180 millones de eventos demográficos y estudiar las probabilidades de fallecimiento y supervivencia para cada edad y trimestre teniendo en cuenta el trimestre del año de nacimiento de cada persona.

Este hecho se debe a que las personas que cumplen años en invierno tienen en común que sus tres trimestres anteriores son menos duros que aquellas personas que cumplen años en el resto de los trimestres. Este efecto es similar tanto en hombres como en mujeres.

Por lo tanto, añaden desde la Universitat, la probabilidad de fallecimiento no solo depende de la edad, sino también del trimestre de nacimiento dentro del año.

EL DÍA DEL CUMPLEAÑOS TAMBIÉN INFLUYE

Otras de las conclusiones que se desprenden tiene relación con la edad del individuo, pues por regla general, para una edad en concreto, a mayor proximidad de la siguiente fecha de cumpleaños, mayor es la incidencia de la mortalidad.

Este hecho tiene excepciones como, por ejemplo, en las edades adolescentes y especialmente para los recién nacidos. En este último colectivo, las mejoras en medicina han reducido considerablemente la mortalidad infantil (durante el primer año de vida).

Sin embargo, aunque ha disminuido, en el estudio realizado se desprende que la probabilidad de fallecimiento en las primeras horas y días sigue siendo considerable.

Por ejemplo, la probabilidad de fallecimiento en España durante el primer trimestre de vida es similar a la probabilidad de fallecimiento de una persona de 65 y 70 años para hombres y mujeres, respectivamente.

EN INVIERNO HAY MÁS MORTALIDAD

El invierno es, para gran parte de las edades, la estación donde mayor mortalidad se observa, ligado especialmente a las condiciones climatológicas. A mayor edad, mayor es la intensidad del invierno en la mortalidad. Este hecho afecta tanto a hombres como mujeres.

Las únicas diferencias observables entre sexos son para los hombres entre 20 y 30 años donde la intensidad de la mortalidad es superior en verano, ligado principalmente a mayores comportamientos de riesgo de los varones jóvenes durante las vacaciones.

APLICACIONES PRÁCTICAS DEL ESTUDIO

Los profesores, que investigan en el campo de la estadística y métodos cuantitativos, han analizado un período de cuatro años (2005-2008) de una base de datos real compuesta por microdatos de población de España, facilitadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que constaba de nacimientos, defunciones, emigrantes e inmigrantes registrados en el Estado durando esos años. Además, han desarrollado nuevas tablas de vida y tablas trimestrales.

Según apuntan en el estudio, “la metodología desarrollada en la investigación permite construir, sin necesidad de cálculos complejos y costosos, indicadores de mortalidad (y en particular tablas de mortalidad) con periodicidad inferior al anual”.

Pavía y Lledó explican que “abordar esta cuestión ofrece nuevas oportunidades para mejorar la gestión de las pensiones, la planificación pública y los planes de seguros, con posibles repercusiones en los sistemas públicos de pensiones y en la competitividad y los balances de las compañías de seguros, donde los cálculos, hasta el momento, se realizan con periodicidad anual”.

Continuar leyendo