Síguenos

Otros Temas

8 consejos para ir con niños a la playa

Publicado

en

consejos para ir con niños a la playa
PIXABAY

Llega la época de ir con los niños a la playa, por eso es fundamental tomar nota de algunos consejos. Según la edad, podemos encontrarnos con algunos problemas. La combinación de niños de diferentes edades puede agravar la atención. A cada edad, un riesgo. Por ejemplo, entre los más pequeños, el exceso de sol, la deshidratación y las rozaduras producto de la arena. Cuando ya caminan pero no nadan, la posibilidad de darse un buen trago de agua o, ya más seriamente, un posible ahogamiento. Un simple descuido puede resultar fatal, dicen los expertos. En el caso de que tu hijo nade, la confianza de que pueda adentrarse en el agua y, llevado por las corrientes, pueda irse a zonas muy profundas en las que no toque pie y, dependiendo del estado del mar, no pueda salir.

Es, en todo caso, una estresante jornada para los padres o cuidadores, pero ha de ser una gran jornada de diversión huyendo del calor para los niños, que podrán jugar en la arena, bañarse, bucear, jugar a la pelota, a la pala, divertirse con sus amigos, pasear, etc… Pero tú siempre tendrás que estar muy atenta para no perder detalle de nada. Os damos algunos consejos que no te permitirán llegar a casa no cansado, pero sí de que todo ha ido perfectamente y que, por supuesto, no has muerto en el intento de pasar un buen día de playa con el o los más peques de la casa. Repasamos esos consejos.

 

 

¡OJO CON EL SOL!
Aunque es una recomendación para todos, es mucho más importante para los más pequeños, los bebés. Es recomendable, cremas protectoras de alto factor (superior al 30), y también evitar las horas centrales del día, cuando la radiación solar —y de rayos ultravioleta— es más fuerte. En el caso de los peques un poco más mayores, proteger constantemente con cremas que, aunque sean resistentes al agua, hay que ir renovando si se va a estar mucho tiempo en la playa.

 

 

CUIDA LA HIDRATACIÓN DE TUS HIJOS
Si va a pasar muchas horas en la playa, es conveniente que se provea de alimentos y también de bebidas, que especialmente deben estar frescas en una nevera. Los líquidos fríos previenen la insolación, producto de muchas horas expuestos al sol. Es recomendable el agua y las bebidas hidratantes antes que la que tienen azúcar —los refrescos— En cuanto a alimentos, dos aspectos. Uno, alimentos que proporcionen, además, hidratación, como frutas y/o verduras; y dos, que no generen deshechos ni sean necesarios muchos utensilios, tales como bocadillos, sandwiches, galletas, frutas, etc…

 

INFÓRMATE SOBRE LA PLAYA
Sobre todo si vas a una playa no conocida, tienes que encontrar información. Lo relacionado con corrientes, horas del día con el agua más picada o que forma la famosa ‘resaca’ que introduce a los bañistas hacia la profundidad del mar. También las medusas, con sus picaduras, pueden ser una fuente de problemas. Entérate si hay hablando con los socorristas. La información es importante porque pude evitar que te lleves un buen susto al mínimo descuido.

 

 

CONSEJOS ÚTILES
Por ejemplo, nadar en paralelo a la playa, para evitar que en un descuido alguno de tus hijos se meta muy adentro en la playa. Estáis más tranquilos porque vuestro hijo ya sabe nadar y, aunque sufra un ‘revolcón’ por alguna ola o caiga en una mala posición, difícilmente se ahogará. Lo más importante es que hables de ello con tus hijos, y estén avisados.

 

 

JUGAR EN EL AGUA
Divertidos para chicos y mayores. Pero cuidado con ellos. Un descuido puede hacer que el hinchable u otro instrumento de recreación en el agua, pueda irse hacia dentro del mar. En zonas de playa con mucho oleaje, cuidado porque pueden ser peligrosos. Atención a las fugas de aire, sobre todo si se permite que vayan con ellos a zonas más profundas. Y, por último, es conveniente que vayan bien amarrados a un adulto, si el mar está algo picado o se trata de una zona con fuertes aires que pueden resultar peligrosos junto a las corrientes submarinas.

 

 

SOCORRISTAS
Ante cualquier incidencia, la labor del socorrista puede ser decisiva. Unos segundos pueden salvar una vida. Llegar a una playa y mirar dónde están los socorristas —casetas, torres, etc…— es muy útil. Si se observa anomalía, avisar enseguida y ponerse en manos de especialistas. Querer sacar a un niño de un mar difícil puede resultar doblemente funesto.

 

IDENTIFICAR EL LUGAR
Igual que los niños han de tener colores chillones en su ropa de agua —bañadores, bikinis, gorras, etc—, también es importante que ayudes a tus hijos a identificar el lugar donde estás en la playa con el fin de evitar que e pierdan y te lleves un disgusto. Aunque siempre has de tenerlos a la vista, a veces ellos se desorientan dentro del agua porque la corriente les ha llevado varios metros en horizontal. Una identificación de tu lugar —sombrilla, referencia visual,— siempre les ayudará a encontrarte.

 

 

CONSEJOS DE SALUD
Para los más pequeños, evitar las rozaduras producto de la arena una vez abandones las playa. Para ello, lava bien las zonas con pliegues: agua sin sal y toallitas que saquen la arena de esas zonas evitarán que salgan las temidas rozaduras. Además, es importante llevar ropa de recambio, tanto para los más pequeños como para los mayores. Si cambia el tiempo o aparece el aire más fresco, es conveniente no permanecer con la ropa húmeda.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros Temas

9 trucos para calentar la casa sin calefacción

Publicado

en

calentar la casa sin calefacción
PEXELS

Si buscas ahorrar en tus facturas de luz y gas te damos unos trucos para calentar la casa sin calefacción. Existen soluciones mucho más económicas. Desde Fotocasa ofrecen algunos trucos efectivos que te permitirán calentar la casa.

¿Cómo calentar la casa sin calefacción?

1- Recurre a alfombras para calentar la casa

Al poner alfombras gruesas en las distintas estancias de tu vivienda podrás mantener una buena temperatura, ya que aislará mucho mejor el inmueble y no pisarás el suelo helado. Podrás ahorrarte más de un resfriado y reducirás considerablemente la sensación de frío; recuerda que el suelo es de donde proviene buena parte del frío en los hogares. Es una de las mejores formas de cambiar el suelo sin obras y, además, mantendrá la vivienda caliente.

9 trucos para calentar la casa sin calefacción img570

2- Cierra las puertas

Con las puertas abiertas, tendrás más corriente en casa, por lo que el calor se distribuirá por todo el inmueble y no se concentrará en la estancia en la que sueles pasar más horas, como el salón o las habitaciones. Intenta cerrar todas las puertas: las de los dormitorios, el baño, el salón… De esta forma, mantendrás la temperatura en las estancias.

3- Usa una chimenea de leña en vez de calefacción

Sabemos que no todos los hogares cuentan con una, sin embargo, si tienes la suerte de tener una chimenea en casa, aprovéchala todo lo que puedas. El fuego atemperará la estancia, te mantendrá calentito y te dará la temperatura adecuada para leer tranquilamente en tu sillón con una taza de té o café. Y lo mejor es el precio: conseguir leña es mucho más económico que tener la calefacción puesta durante todo el día.

En su defecto, puedes emplear estufas de gas. Los nuevos modelos son perfectamente seguros y te permitirán ahorrar considerablemente, ya que una bombona de butano podría costarte entre 15 y 18 euros la unidad y te durará de dos a tres semanas.

9 trucos para calentar la casa sin calefacción img875

4- Enciende velas

Las velas no son sólo para decorar, también funcionan como un elemento ideal para distribuir calor en casa, siempre que se trate de estancias pequeñas. El truco está en poner velas grandes en los distintos ambientes de tu hogar (siempre en lugares donde no sea peligroso). Además de calentar la casa, darán sensación de confort y te ayudarán a eliminar los malos olores.

Hace unos años, se hizo viral un video en Internet en el que se mostraba cómo crear la «estufa de los pobres». Se trata de una estufa hecha con velas y macetas, una idea muy antigua que permite mantener el calor todo el día en una habitación no muy grande.

Actualmente, este tipo de sistema de «calefacción con velas» se puede adquirir por Internet. Este brasero de sobremesa o calentador a velas se puede adquirir a través de Amazon.

9 trucos para calentar la casa sin calefacción img422

Fuente: Amazon

5- Ventila poco rato

Ventilar la casa adecuadamente es indispensable, pero intenta no hacerlo durante mucho tiempo o en horas de poco sol. Se aconseja ventilar en momentos soleados y por un tiempo no superior a 15 minutos. De esta manera mantendremos el calor del interior del hogar.

6- Recurre a las mantas

Llenar tu casa de mantas te ayudará a pasar mejor el invierno. Cuando estés descansando en tu sofá, viendo una serie, películas o leyendo un buen libro, opta por taparte con mantas gruesas y «gustosas», de las que tienen un tacto que te atrapa. ¡No querrás levantarte del sofá! Eso sí, ahorrarás bastante en la factura de la calefacción.

7- Sella bien las ventanas para evitar la calefacción

Detecta si tienes fisuras en las ventanas o rendijas para evitar la típica sensación de corriente en casa. Las ventanas son un gran transmisor de frío, por lo que sellarlas correctamente te permitirá disfrutar de una mejor temperatura dentro de tu hogar. Puedes usar cinta adhesiva aislante para tapar cualquier fisura por la que se esté colando el frío o, directamwnte, puedes optar por renovar las ventanas.

8- Viste tus paredes

Tener las paredes vacías también hará que la estancia sea más fría. Colocar cuadros o estanterías con libros te ayudará a conseguir una temperatura más cálida en el interior de tu casa. De esta forma, generarás una distribución de la energía a través de los objetos y aumentarás la calidez.

9 trucos para calentar la casa sin calefacción img504

Fuente: Pinterest

9 – Usa cortinas más gruesas y térmicas

Es como cuando te pones un abrigo más grueso: consigues que tu temperatura corporal aumente. Lo mismo ocurre si vistes las ventanas con cortinas más opacas y gruesas en invierno. Piensa que las ventanas son una de las principales entradas de frío, por lo que usando cortinas gruesas o, incluso, de tela térmica, conseguirás un hogar más cálido.

Si seguimos todos estos consejos podremos llegar a ahorrar hasta 500 euros al año en la factura de la luz y, además, contribuiremos a reducir la contaminación.

Continuar leyendo