Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

El arquitecto de la Catedral avisa del riesgo de colapso parcial de la fachada de la Lonja de los Canónigos

Publicado

en

VALÈNCIA, 13 May. (EUROPA PRESS) –

El arquitecto de la Catedral de València, Salvador Vila, ha advertido este lunes del riesgo de «colapso parcial» en su fachada renacentista de la Lonja de los Canónigos, donde todas las vigas radiales del siglo XVI están apuntaladas al estar afectadas por termitas y pudrimiento.

Esta advertencia se produce «tras cuatro años sin aprobarse el proyecto de restauración urgente que presentó ante la Dirección General de Patrimonio, de la Conselleria de Cultura», según ha apuntado el Arzobispado en un comunicado.

«Todas las vigas radiales que sostienen la techumbre de madera de la Lonja de los Canónigos, según el estudio que se hizo con georadar, se encuentran gravemente afectadas por diversas patologías, principalmente termitas o por el propio pudrimiento derivado de las filtraciones de agua desde las cubiertas lo que obliga a mantener apuntalada la estructura desde hace ya tres años», ha indicado Vila.

«Se trata de vigas de mucha envergadura, de 45 centímetros de ancho y se encuentran en muy mal estado», ha precisado Vila, que ha insistido en que su desplome «podría afectar al equilibrio de la fachada renacentista que es muy ligera al contar con gran cantidad de arcos».

La Lonja de los Canónigos, conocida como la ‘Obra Nova’, fue diseñada en 1566 en estilo renacentista por Gaspar Gregori. Se trata de una tribuna mirador de tres alturas con arcadas abiertas al exterior destinadas a la contemplación de procesiones. Consta de tres galerías superpuestas formadas por vanos con arcos de medio punto y carpanel.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PORTADA OFFICIALPRESS

Austria pronostica un apagón eléctrico en Europa que podría durar varios días

Publicado

en

apagón eléctrico europa

El Ministerio de Defensa de Austria ha emtido un aviso urgente a su población sobre la posibilidad de un apagón eléctrico en toda Europa que podría durar varios días. Un apagón  conllevaría que semáforos, ordenadores, cajeros automáticos, teléfonos, Internet y muchos otros servicios dejaran de funcionar, 

Una pandemia global, un atentado terrorista en Viena y ataques cibernéticos. Las Fuerzas Armadas de Austria han acertado en sus últimas predicciones sobre los riesgos para la seguridad nacional, informa EFE. Y ahora se preparan de forma intensa para otro escenario: un gran apagón eléctrico de tiempo indefinido. Incluso, brindan recomendaciones en su página web.

Las Fuerzas Armadas de Austria han anunciado que Europa podría sufrir un gran apagón eléctrico de tiempo indefinido. La ministra de Defensa austríaca, Klaudia Tanner, supervisó el pasado agosto unas maniobras militares que buscaban responder al escenario de un gran apagón de electricidad en Europa. «La cuestión no es si habrá un gran apagón, sino cuándo», asegura la ministra Tanner.

Desde principios de octubre, el Gobierno de Austria ha lanzado una campaña de información sobre el posible apagón eléctrico en Europa, con publicidad en los medios y la difusión de más de 6.000 carteles repartidos por todo el país con el título: «¿Qué hacer cuando todo se para?«. El Ejército recomienda tener en casa reservas suficientes al equivalente a dos semanas de camping, así como pactar de forma previa con familiares y amigos un punto de encuentro y sentar las bases de una red de cooperación vecinal.

Las causas para una posible caída del sistema eléctrico en Europa son muchas, desde fallos técnicos, sobrecargas por picos de demanda, desajustes en el sistema o incluso causas «extraterrestres».

El ejército de Austria ya informó en 2017 de la amenaza de una posible pandemia como la del coronavirus. El mismo proceso de análisis de datos que se usó para prever la pandemia, recalca el coronel Pierre Kugelweis, es la base para «los extensos preparativos de las Fuerzas Armadas frente a los efectos de un posible apagón».

Continuar leyendo