Síguenos

Deportes

El Levante se mete en cuartos tras ganar con solvencia al Valladolid (2-4)

Publicado

en

EFE/R.García

Valladolid, 26 ene (EFE).- El Levante logró el pase a cuartos de final de la Copa del Rey con una convincente victoria (2-4) ante un Real Valladolid que fue de más a menos, que volvió a adolecer de falta de efectividad y que se quedó sin ideas ante el mayor empuje del conjunto granota.

Aunque ambos equipos se enfrentaron hace tres días, los protagonistas eran otros, por lo que el partido podía ser muy diferente al de liga ante tantos cambios sobre el terreno de juego. Fue el cuadro blanquivioleta el que buscó controlar el balón desde el inicio y el que amenazó pronto la portería rival.

Su valentía se tradujo en el primer gol, logrado por un Toni Villa que recibió un buen pase de Kike Pérez y que supo definir perfectamente, ante un Cárdenas que nada pudo hacer. La ventaja la adquirían los locales tras ese tanto, pero el cuadro granota no perdió la concentración.

De hecho, le espoleó y dispuso de una gran ocasión para empatar, que anularon el poste, primero, a remate de Malsa, y Roberto, después, a disparo de Son. El Levante no bajaba el ritmo y, poco después, lograba el empate con un saque de falta directa de Bardhi, que engañó a Roberto con un disparo raso por debajo de la barrera blanquivioleta.

Se establecía un equilibrio en todos los aspectos, que trataban de romper uno y otro equipo, con jugadas individuales, como el disparo de Waldo que se fue, por muy poco, por encima de la meta defendida por Cárdenas. Lo intentaría de nuevo, pero el remate salió más desviado.

Rochina también buscó romper el empate antes del descanso, pero Roberto estuvo atento y lo impidió. Lo que no pudo impedir fue el gol de Malsa, quien aprovechó un fallo garrafal de Vilarrasa en la cesión de balón al portero, para aparecer, recortar a éste y subir el 1-2 al marcador, justo antes de que finalizaran los primeros 45 minutos.

Sergio González realizó el primer cambio en la reanudación, dando entrada a Alcaraz por Joaquín. Pero lo cierto es que el Levante empezó dominando y, de no ser por Roberto, pudo ampliar el tanteo, a través de Son, en primera instancia, y de Coke, después, con un remate de cabeza tras un corner que el meta local pudo interceptar.

Fue, precisamente, Coke, el que se «vengó» y colocó el balón en el fondo de la red, tras aprovechar el rechace del meta blanquivioleta ante el remate de cabeza de Postigo. Subía el 1-3 y Sergio González optó por meter la artillería pesada al dar entrada a Guardiola, Weissman y Orellana.

Y las consecuencias no se hicieron esperar, ya que el delantero israelí remataba un gran centro de Orellana para recortar las diferencias nada más salir al terreno de juego. Pero Paco López también movió fichas y el Levante no solo mantuvo la calma ante la presión del Real Valladolid, sino que siguió buscando la meta rival.

Morales pondría la guinda al completo partido del Levante, curiosamente, uno de los equipos menos rematadores pero que, ante el cuadro blanquivioleta, se ha convertido en artillero. Transformó, con maestría, el penalti cometido por Alcaraz sobre Postigo, para establecer el 2-4 que daba el pase a cuartos a los granotas.

– Ficha técnica:

2 – Real Valladolid: Roberto Jiménez; Hervías, Luis Pérez, Joaquín (Alcaraz, m.46), Vilarrasa; Toni Villa (Guardiola, m.63), Roque Mesa, Kike Pérez (Oriol Rey, m.80), Waldo (Orellana, m.63); Zalazar, Sergio Benito (Weissman, m.63).

4 – Levante U.D: Cárdenas; Coke (Clerc, m.81), Postigo, Vezo, Toño (Óscar Duarte, m.81); Malsa, Bardhi (Radoja, m.55); Son, Melero, Rochina (Morales, m.67); Sergio León (Dani Gómez, m.67).

Goles: 1-0, m.13: Toni Villa. 1-1, m.22: Bardhi. 1-2, m.45: Malsa. 1-3, m.58: Coke. 2-3, m.65: Weissman. 2-4, m.79: Morales, de penalti.

Árbitro: Valentín Pizarro Gómez (Comité madrileño). Mostró cartulina amarilla a Orellana (m.73) y Alcaraz (m.84), del Real Valladolid.

Incidencias: Partido correspondiente a los octavos de final de Copa del Rey disputado en el estadio José Zorrilla.

Inés Morencia

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

Un Valencia en tierra de nadie se aferra al calendario para mejorar

Publicado

en

Un Valencia en tierra de nadie se aferra al calendario para mejorar
El centrocampista portugués del Valencia, Gonçalo Guedes (d) pelea un balón en un partido de LaLiga. EFE/Archivo/Biel Aliño

València, 28 nov (OFFICIAL PRESS- EFE).- El Valencia se aferra en el tramo final de la primera vuelta al calendario, ya que se medirá a equipos con puntación parecida a la suya o peor clasificados con el objetivo de mejorar su actual situación, ya que tras las primeras quince jornadas de competición se encuentra “en tierra de nadie” en la tabla de la Liga española.

Tras haberse enfrentado ya a todos los rivales de la parte alta de la tabla, en las cuatro jornadas que restan de primera vuelta de la Liga visitará al Celta, recibirá al Elche, jugará a domicilio el derbi local ante el Levante y llegará al ecuador del torneo ante el Espanyol en Mestalla.

En estos encuentros es donde debe recuperar terreno, sobre todo si mira la siguiente fase del calendario con partidos de máxima complicación correspondientes al inicio de la segunda vuelta en una durísima cuesta de enero.

Tras esta próxima fase de la Liga ante rivales que no se encuentran en la zona alta de la tabla, el Valencia jugará de forma consecutiva a domicilio ante el Real Madrid, ante el Sevilla en Mestalla y viajará de nuevo a Madrid para medirse al Atlético antes del Valencia-Real Sociedad de la primera semana de febrero.

El técnico del Valencia, José Bordalás, señaló en la rueda de prensa posterior al empate a uno frente al Rayo Vallecano de este sábado que si el equipo no ha ganado a los rivales que le anteceden en la clasificación, difícilmente podrá estar arriba.

La cuestión que se plantea en estos momentos es que si no gana a los equipos que no están mejor clasificados a partir de ahora, fácilmente podrá dejar la zona media de la tabla para pasar a estar en la baja, aunque es cierto que todavía tiene un colchón de puntos suficiente como para empezar a preocuparse por ello.

La clave del Valencia en la actual temporada está marcada por la regularidad en el doble sentido de la palabra, ya que es un equipo regular, al no mostrarse ni como un buen conjunto, pero tampoco como uno malo, y en la regularidad de sus registros.

Hasta el momento, en este capítulo el equilibrio es total, ya que de los quince partidos disputados, ha ganado cuatro, los mismos que ha perdido, y ha empatado los siete restantes, lo que le convertiría en un rival asentado en la clasificación de no ser por el poco valor que tienen los empates con el actual sistema de puntuación.

El único matiz diferencial, aunque mínimo, es el de los goles a favor y en contra decantado hacia los conseguidos (veintiuno) frente a los recibidos (veinte).

De sus veintiún tantos, cinco han sido marcados por Carlos Soler, su lanzador de penaltis, que ha marcado cuatro veces desde los once metros, seguido por Hugo Duro con cuatro dianas y Gonçalo Guedes, con tres.

Los atacantes de referencia, Maxi Gómez y Marcos André llevan tan solo un gol cada uno, aunque es cierto que no han jugado tantos minutos como los futbolistas que encabezan la lista de realizadores del equipo.

Más allá de la capacidad goleadora y frente a la regularidad de las cifras, el Valencia se presenta como un equipo irregular por su capacidad para la épica en determinados encuentros con los disputados ante el Mallorca y el Atlético de Madrid con goles a pares en la prolongación, frente a buenas imágenes contra Real Madrid y Barcelona o pésimas presentaciones en sus dos visitas a Sevilla. EFE

Los choques más recientes así lo ratifican con un buen partido defensivo y opciones de ganar al final en su visita al líder Real Sociedad y un fútbol desangelado ante un Rayo Vallecano superior en Mestalla, lo que únicamente le ha dado para sumar dos de los últimos seis puntos en juego.

Alfonso Gil

Continuar leyendo