Síguenos

Consumo

El precio de la luz vuelve a subir este lunes y se mantiene alto en ola de frío

Publicado

en

Madrid, 9 ene (EFE).- El precio de la luz en el mercado mayorista ha vuelto a subir para mañana, lunes, tras una ligera moderación en la jornada de hoy, por mayor consumo de electricidad que se produce en días laborables, aunque por debajo de la segunda cifra más alta de la historia alcanzada el viernes pasado.

Según datos del Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad (OMIE), el precio medio de la luz para mañana es de 82,45 euros/MWh, un 24,4 % superior al de este domingo (66,27 euros) y un 2,2 % respecto al del sábado (80,66 euros), pero un 13,2 % inferior al del viernes (94,99 euros).

El precio de mañana se moverá entre un máximo de 121,14 euros/MWh entre las 21 y las 22 horas y un mínimo de 46,36 euros/MWh, entre las 5 y las 6 de la mañana.

Los precios de la luz en el mercado mayorista siguen al alza en plena ola de frío y si el para mañana se compara con el lunes de la semana anterior, el 4 de enero, en el que marcó 59,85 euros/MWh, es un 37,8 % mayor.

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista (donde se negocian los precios con un día de antelación) se situó para el pasado viernes en 94,99 euros/MWh, el segundo más alto de la historia después de los 103,76 euros que marcó el 11 de enero de 2002.

Estas subidas se producen después de que en 2020, el año de la pandemia del coronavirus, con confinamientos domiciliarios y fuertes restricciones a la actividad, el precio medio de la luz en el mercado mayorista cerrara a 33,96 euros/MWh, el más barato desde 2004, dieciséis años antes.

El precio de la electricidad en el mercado mayorista afecta al recibo de la luz de los consumidores acogidos a la tarifa regulada o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), en el que tiene un peso del 35 %.

Esta tarifa es la que tienen, entre otros, los consumidores beneficiarios del bono social, un descuento en la factura de la luz para los hogares definidos como vulnerables.

Consumo

La pandemia incrementa un 30% la venta de plantas para balcones y terrazas

Publicado

en

EFE/ David Aguilar/Archivo

València, 5 may (EFE).- La pandemia está desencadenando un ‘boom’ de la jardinería en los balcones y las terrazas de los hogares de la Comunitat Valenciana, según los datos de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y la Asociación Profesional de Flores, Plantas y Tecnología Hortícola de la Comunidad Valenciana (ASFPLANT), que han apreciado un incremento del 30 % en las ventas del sector verde.

Según han informado ambas entidades en un comunicado, las ventas se sitúan en los niveles previos a la pandemia y «ya se aproximan a los máximos históricos que había antes de la crisis inmobiliaria de 2008″.

Así, constatan “el giro de 180 grados que han experimentado los viveros valencianos a causa de la pandemia. Hace un año, en pleno confinamiento domiciliario y cierre de mercados internacionales, estaban obligados a destruir miles de plantas porque se marchitaban. Ahora, en cambio, no dan abasto a toda la demanda que existe, tanto en canales presenciales como online».

«Por precaución, pero sobre todo por la grave descapitalización que sufría el sector, en otoño no se plantó tanta planta de flor como meses después se ha visto que era necesario para atender los pedidos. Muchas empresas lo han vendido todo de manera extraordinariamente rápida y están replantando nuevo material vegetal”, han señalado.

Las restricciones de movilidad y el teletrabajo están fomentando que cada vez más personas decidan decorar con plantas sus terrazas, balcones, jardines e incluso sus nuevos lugares de trabajo en casa, motivo por el cual AVA-ASAJA y ASFPLANT explican que “el cuidado de las plantas mejora la salud física y mental, disminuye los niveles de fatiga pandémica y contribuye de manera individual a la preservación del medio ambiente».

«Las redes sociales además permiten compartir las experiencias y ampliar conocimientos en este ámbito. Estamos notando que hay mucha demanda en todas las clases de plantas, si bien destacan aquellas mejor adaptadas al interior. Además, la edad media de los clientes ha bajado en unos 10-15 años y ya resulta común en más capas de población».

El sector verde valora de forma positiva las campañas oficiales destinadas a promocionar el consumo de plantas en España, ya que “sería importantísimo que esta no sea únicamente una moda pasajera y se diluya una vez superemos lo peor de la pandemia, sino que, al igual que ocurre en otros países europeos, se mantenga como un hábito que incluye en la cesta de la compra mensual flores y plantas para el hogar. Si finalmente España se incorpora a este comportamiento saludable de mantener una presencia habitual de plantas en el ámbito doméstico, saldrá ganando tanto la sociedad como un sector tan dinámico e importante para la economía valenciana”, han concluido.

Continuar leyendo