Síguenos

Salud y Bienestar

Un fármaco logra eliminar el cáncer de colon

Publicado

en

fármaco cáncer de colon
CLÍNICA DIGESTIVA NAVARRO

Un ensayo clínico con personas que padecían cáncer de colon ha logrado erradicar la totalidad de células tumorales de sus organismos en tan solo seis meses de tratamiento.

Nunca antes en la historia había ocurrido nada parecido ni se había conseguido en todos los casos.

Este esperanzador ensayo clínico contra el cáncer de colon fue publicado en ‘New England Journal of Medicine‘ por el doctor Luis Alberto Díaz, jefe de la División de Oncología de tumores sólidos del Memorial Sloan Kattering Cancer Center de Estados Unidos, entre otros investigadores, y se llevó a cabo con 12 pacientes.

Fármaco cáncer de colon

El ensayo ha utilizado un fármaco conocido como Dostarlimab, que consigue desenmascarar las células cancerígenas, permitiendo al sistema inmunitario identificarlas y destruirlas por completo, según indican los resultados obtenidos.

El tratamiento que se suministró a los enfermos de cáncer de colon se prolongó a lo largo de seis meses.

Una vez concluyeron, resultó imposible encontrar rastro alguno de células cancerígenas ni con las exploraciones físicas, ni con endoscopias, tomografías o resonancias magnéticas.

Dostarlimab para cáncer de endometrio

Los pacientes que se sometieron a este ensayo recibieron una dosis de Dostarlimab cada tres semanas durante seis meses, sin registrar ningún tipo de efecto secundario, al no tener que recibir quimioterapia, radioterapia o ser intervenidas quirúrgicamente.

Los informes señalan que el coste total del tratamiento experimental se estima en unos 100.000 euros por paciente.

El Dostarlimab ya se utiliza en Europa para el cáncer de endometrio con una tasa de respuesta objetiva del 43,5% y una de control de la enfermedad del 55,6%, según el Instituto de Oncología del Hospital Vall D’Hebron de Barcelona.

Síntomas cáncer

Según el Dr. Rafael Estevan, jefe de Cirugía Digestiva del IVO los síntomas o signos hay que ponerlos en contexto y «no agobiarse», ni preocuparse en exceso pero tampoco dejarlo pasar.

Los tumores tienen unos signos guía:

  • Cáncer de colón y recto: Aparición de sangre en las heces, cambio de ritmo defecatorio.

¿Cuáles son los cánceres más frecuentes?

En este punto hay que diferenciar, entre los hombres el más frecuente es el de próstata, el de colón y recto. En tercer lugar el de pulmón y en cuarto el de vejiga.

Mientras que en las mujeres el de mama ocupa el primer lugar en inciencia, seguido del cáncer de colón y recto. En tercer lugar el de útero y en cuarto el de pulmón. Este último en mujeres ha ido creciendo mientras que en hombres se ha estabilizado.

Salud y Bienestar

¿Por qué no se deben guardar los medicamentos en la cocina o el baño?

Publicado

en

guardar los medicamentos

Guardar los medicamentos en los sitios adecuados de casa es mucho más importante de lo que creemos. La Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) avisa sobre esta cuestión para que no se desencadenen problemas de salud.

Ahora que ya es habitual que el termómetro roce o supere los 40 grados en los meses de verano, determinados medicamentos pueden alterar la adaptación del organismo a las altas temperaturas.

Guardar los medicamentos

Entre los medicamentos con los que hay que extremar precauciones en caso de ola de calor figuran:

  • los fármacos diuréticos, que pueden propiciar una mayor pérdida de líquidos.
  • los tranquilizantes y antidepresivos, que pueden impedir la pérdida de calor del organismo.
  • los medicamentos hipertensivos, que hacen bajar la presión arterial y agravan los efectos de calor.

Es importante evitar la toma de antiinfilamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno, que pueden perjudicar el riñón en caso de deshidratación.

En caso de fiebre, conviene evitar la toma de paracetamol, debido a su ineficacia para tratar la insolación.

Ante cualquier duda sobre los tratamientos, se ha de consultar al médico para que, si procede, adapte su terapia habitual a las posibles interacciones de las altas temperaturas.

El farmacéutico comunitario también puede ayudar en cualquier duda relacionada con la medicación.

Conservación del medicamento

Han de conservarse en lugares limpios, frescos y secos, respetando las condiciones que figuren en el envase: entre +2 y +8ºC (frigorífico).

Medicamentos de conservación a una temperatura inferior a 25 o 30ºC y a temperatura ambiente cuando no haya menciones específicas al respecto.

Es aconsejable conservar en frigorífico los jarabes y suspensiones, cremas, supositorios y óvulos ya que son formas farmacéuticas más sensibles a temperaturas elevadas (en el caso de supositorios y óvulos conviene ponerlos a temperatura ambiente unos minutos antes de su aplicación).

No en vano, unas malas condiciones de conservación pueden restar eficacia a los medicamentos y producir efectos no deseados.

La cocina y el baño

La cocina y el baño, lugares donde tienden a almacenarse los medicamentos, no resultan lugares apropiados para una buena conservación, al estar sujetos a cambios bruscos de humedad y temperatura que pueden alterar sus condiciones.

Tampoco es adecuado guardar medicamentos de forma habitual en las guanteras de los vehículos en caso de viajes, ya que son lugares donde se acumula el calor.

Además, los fármacos siempre han de protegerse de la luz y conservarse en el envase original.

En el caso de que se utilicen pastilleros, se recomienda recortar los blíster para mantener las pastillas bien protegidas e identificadas.

Golpes de calor

Además de extremar la precaución con los medicamentos, es recomendable seguir una serie de medidas higiénico-dietéticas que ayudan combatir los efectos del exceso de calor en el organismo.

Entre ellas, la ingesta de líquidos aún sin tener sed–evitando el alcohol y las bebidas azucaradas o con cafeína-, el uso de ropa ligera y holgada y el consumo de frutas y verduras.

Además de evitar exponerse al sol en exceso en las horas centrales del día, conviene reconocer los síntomas del golpe de calor, que es un fenómeno frecuente, aunque no exclusivo, entre adultos jóvenes y sanos.

Estos síntomas son: reducción o cese de la sudoración (síntoma precoz), cefalea, mareo, confusión, taquicardia, piel caliente y seca, inconsciencia y convulsiones.

 

Continuar leyendo