PORTADA OFFICIALPRESS

Juicio por el asesinato de Patraix: Hablan los amantes de Maje

No ha sido un buen día para la defensa de Maje, la conocida como «la viuda negra de Patraix», en el juicio que se celebra en la Ciudad de la Justicia de València por el asesinato de Antonio Navarro. En el cuarto día de la vista han declarado dos testigos que mantenían relaciones en aquel momento con la acusada, además de su marido y el otro acusado y asesino confeso, Salvador R.. Ninguno de ellos sabía que compartía su relación con las demás.

Uno de los testigos, José, ha declarado que conoció a Maje en mayo de 2017 en la puerta de una discoteca, que ella se presentó como ginecóloga (es enfermera) y que en ningún momento le dijo que estaba casada. De hecho, le contó que tenía dos estudiantes alquilados en su vivienda. La relación fue creciendo hasta verse 3 o 4 veces por semana, y llegaron a plantearse la compra de un piso. Se enteró de la muerte de Antonio Navarro días después del crimen, cuando Maje lo llamó para contarle «algo muy fuerte». La acusada le contó que la policía sospechaba de terroristas islamistas.

La misma excusa, el terrorismo islámico, le dio a otro de sus amantes, Tomás, un fisioterapeuta, cuando le contó la muerte de su marido. Según Tomás, la relación entre ellos fue estable hasta mayo del 17 y después más espaciada, aunque continuaron viéndose hasta octubre de ese mismo año. El testigo ha confirmado que mantuvo conversaciones con Maje en las que ella acusaba a su esposo de malos tratos o afirmaba que tenía cáncer. También ha recordado otra que ha retumbado en la sala de vistas: «Me dijo que quería verlo muerto».

Tags

Artículos relacionados

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: