Síguenos

Cultura

La historia oculta de la Plaza de la Reina

Publicado

en

La historia oculta de la Plaza de la Reina

Durante muchos años, antes de que la València de Calatrava se convirtiera en reclamo fotográfico, fue la postal más buscada. La plaza de la Reina, con la puerta barroca de la Catedral y el Miguelete, símbolo de la ciudad, ha sido fotografiada por turistas y vecinos de la ciudad. Observando sus cambios la Torre de Santa Catalina. Esas viejas postales pasarán a la historia convirtiéndose en objeto de coleccionista con motivo de la nueva reforma. Atrás quedarán las imágenes de los vehículos circulando por la popular plaza un espacio que se recupera ahora para los peatones.

Pero esta zona de la ciudad nos es la primera vez que se transforma, de hecho antes de la década de los años 60 del siglo pasado su aspecto era bien distinto.

Para ello debemos remontarnos hasta el año 1868, cuando nace la Plaza de la Reina de pequeña forma triangular. El enclave surge tras el derribo del Convento de Santa Tecla para poder realizar la actual calle de la Paz. A día de hoy casi nadie recuerda el motivo por que recibió ese nombre ni a que reina se quería honrar.

La historia oculta de la Plaza de la Reina

En un principio no tenía nombre y se le conocía de manera popular como plaza de Santa Catalina. Hasta que se quiso recordar la memoria de María Mercedes de Orleans, esposa del rey Alfonso XII, que murió en 1878 con tan solo 18 años. Y es el día de su boda, el 23 de enero de 1878 cuando recibe la plaza de manera oficial su nombre.

Y así fue hasta que en la Segunda República cambiara su denominación por el de plaza de la Región Valenciana, para volver a recuperar su antiguo nombre «de la Reina» una vez finalizara la guerra civil.

Bulliciosa y concurrida, la plaza de la Reina era el centro neurálgico de la Valencia antigua, pero durante décadas se estudió la manera de abrir una plaza de gran tamaño demoliendo el conjunto de construcciones y casas viejas que se levantaban en el actual espacio que hoy ocupa la plaza.

Antes de la reforma. Foto: jdiezarnal

Después de la reforma. Foto: jdiezarnal

  • La plaza de la Reina estaba formada por dos calles principales verticales y otras pequeñas calles horizontales que las comunicaban entre sí.  El nombre de calle Zaragoza es muy antiguo, desde los primeros años de la conquista de la ciudad y es que en ella se asentaron los reconquistadores aragoneses procedentes de Zaragoza.
  • La calle Campaneros era conocida con ese nombre al menos desde 1644. Ambas calles, la de Campaneros y la de Zaragoza finalizaban en una pequeña plazoleta enfrente de la catedral que recibía el nombre de plaza del Micalet.
  • La más cercana a la catedral recibía el nombre de calle de la Puñalería y la más cercana a la calle San Vicente Mártir, recibía el nombre de calle de Borriol.
  • La calle de la Puñalería, también conocida como de la «Armería» recibía su nombre porque en ella se situaban los artesanos que fabricaban puñales, espadas, escudos, rodelas y materiales de forja para la nobleza valenciana. La calle Borriol era un homenaje a la familia Boil de Arenós señores de la baronía de Borriol.

Calle Zaragoza 1908. La orientación de la fachada de la puerta barroca de la catedral perdió sentido con el derribo de los edificios que formaban la calle.

 

Calle Zaragoza sobre 1900 comunicaba la pequeña plaza de la Reina con la puerta barroca de la Catedral

 

Finalmente en 1944 comenzaron los primeros derribos por la zona más cercana a la calle San Vicente Mártir y la antigua calle Zaragoza, continuando en dirección a la catedral y finalizando en 1963 con el derribo de la última manzana que se encontraba enfrente mismo de la catedral.

Tranvía cuya línea se denominaba “Ruzafa-Sagunto”

Los derribos se llevaron a cabo de manera un tanto anárquica, sin una planificación definida, ni un diseño que dejó un lugar con el derribo definitivo de estas tres manzanas la actual plaza. De hecho esa falta de ideas afectaría a otras construcciones como la puerta barroca de la catedral que quedaba rara sin el sentido con el que se había levantado y que ahora se quiere recuperar con árboles.

En 1950 el Ayuntamiento sacó a información pública un «Concurso de ideas» para la remodelación de la plaza, y el valenciano Alberto Figuerola fue el ganador. Es en 1959 cuando se instala la primera fuente en la plaza.

La historia se detuvo en 1970 cuando se efectuó en la plaza una segunda remodelación para la construcción del estacionamiento subterráneo.

Curiosidades de la Plaza de la Reina

  • En la plaza se encuentra el kilómetro cero de las carreteras radiales de Valencia competencia de la Generalidad Valenciana y es además la referencia para numerar los edificios de Valencia, y no la plaza del Ayuntamiento, como se piensa.
  • En 1930 comenzó a funcionar en la plaza de la Reina el primer semáforo de Valencia que era accionado a mano por el primer guardia urbano

Ahora la disposición de árboles junto a la antigua calle Zaragoza recuperará la perspectiva visual de la puerta barroca de la Catedral como en su origen y en el suelo de la plaza quedará recordado el trazado de la antigua muralla romana.

Los accesos al parking se modificarán, y se situarán en la calle de la Paz para entrar, mientras que la salida se realizará por la calle del Mar.

Unos hallazgos arqueológicos encontrados nos descubrirán más sobre esta plaza que fue calle. Calles.

Este descubrimiento nos ofrecerá otros secretos ocultos por el paso de los siglos de este pedacito de nuestra ciudad. Restos que nos permitirá saber más sobre los orígenes de nuestra querida ciudad.

Advertisement
1 Comentario

1 Comentario

  1. Pingback: 8 secretos de la recién inaugurada Plaza de la Reina Valencia

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

Jardín Botánico de València: todos sus secretos

Publicado

en

Jardín Botánico de València
Jardín Botánico de València

Nuestra tierra cuenta con siglos de historia, cultura y rincones llenos de encanto.

Official Press te propone un lugar lleno de belleza y de naturaleza en el que perderse entre sus caminos para disfrutar de un momento de relax, el Jardín Botánico. Descubre en estas líneas diez curiosidades sobre el origen de este elegante pulmón verde de la ciudad.

Jardín Botánico de València

1.-Fundado en el año 1567, a lo largo de 200 años fue un huerto de plantas medicinales (huerto de simples), vinculado a los estudios de Medicina.

2.-¿Qué son los huertos de simples?

Los primeros huertos de simples surgieron en la Italia renacentista, concebidos como complemento práctico de los estudios de medicina. Los orígenes en Valencia se remontan al año 1567, cuando los magistrados de la ciudad nombraron a Joan Plaça catedrático de Hierbas y le encargaron que creara un huerto para explicar las plantas medicinales a sus alumnos.

3.-Este no fue el único huerto. En 1631 muchos profesores de medicina, cirujanos y boticarios pidieron un huerto con la finalidad de cultivar plantas medicinales y mostrarlas a sus alumnos. En 1633 el catedrático de Hierbas Melchor de Villena logró que se arrendaran dos huertos para cultivar las hierbas medicinales a las afueras de València al lado del convento de San Julián en la calle Sagunto.

4.-El catedrático de Hierbas, Gaudenci Senach, recibió el encargo real de formar otro huerto en el año 1684 en una casa en la parroquia de San Lorenzo para dar clases, donde se arrendó el huerto de al lado.

5.-En 1757 el rector Demetri Lorés pidió instalar el nuevo jardín botánico en la Alameda.

Treinta años más tarde la propuesta fue aceptada. En 1787 la ciudad cedió los terrenos pero al final no se llevó a cabo el proyecto debido a los problemas de gestión del jardín, la mala calidad del suelo y las protestas de los ciudadanos que querían que esa zona siguiera siendo de paseo.

6.-Hasta el siglo XIX ocupó diversos emplazamientos en la ciudad de Valencia y fue en el año 1802 cuando la Universidad lo situó definitivamente en el Huerto de Tramoyeres, fuera de los muros de la ciudad, cerca de las Torres de Quart en las inmediaciones del convento de San Sebastián.

7.-A lo largo del siglo XIX se impartieron clases de botánica y se realizaron diversas experiencias de aclimatación de plantas de interés agrícola.

8.-Durante el siglo XX, el Botánico sufrió un largo periodo de decadencia y abandono.

Además de sufrir las consecuencias de las guerras coloniales, la Guerra Civil, la posguerra y la riada del 1957.  En el año 1987, la Universidad de València inició un proceso de restauración integral que concluyó en el 2000.

9.-Cuenta en la actualidad con una incesante actividad educativa y cultural. Entre las funciones del Jardín está la investigación al conocimiento de la diversidad vegetal, la conservación de las especies raras, endémicas o amenazadas de la flora mediterránea y la conservación de los hábitats naturales.

10.-Bajo su manto de vegetación y su elegante atmósfera, que se extiende a lo largo de 4 hectáreas aproximadamente, podremos recorrer los diferentes continentes sin salir de València imaginando lugares exóticos y lejanos o conociendo más de cerca las plantas de nuestro paisaje mediterráneo, así como una muestra de la gran biodiversidad que alberga el planeta.

Continuar leyendo