Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

La Plaza del Ayuntamiento de València, cerrada al tráfico por Navidad

Publicado

en

VALÈNCIA, 23 Dic. – La Plaza del Ayuntamiento de València será peatonal durante nueve días estas Navidades: desde la tarde de Nochebuena hasta la noche del día de Navidad; de la tarde del sábado 28 a la noche del domingo 29; el día de Nochevieja y Año Nuevo, y del sábado 4 de enero a las 15.00 horas al lunes 6 por la noche.

Así lo ha anunciaba días atrás el consistorio en un comunicado, en el que ha indicado que estos cortes se realizarán manteniendo el acceso exclusivo a los autobuses de la EMT y taxis desde el número 19 de la calle de Xàtiva hasta la avenida del Marqués de Sotelo.

También se realizará un corte selectivo en la Plaza de San Agustín y en la calle de la Pau a la altura de Marqués de Dos Aguas, permitiendo el paso exclusivamente al transporte público, bus turístico, vehículos de emergencias, residentes y clientes del aparcamiento de la Plaza de la Reina.

La Empresa Municipal de Transporte de València (EMT) duplicará su servicio en las líneas nocturnas las noches del 24 y del 31 de diciembre. Esas noches, el servicio nocturno avanzará su primera salida a las 21.15 horas, momento en el que la mayor parte del servicio diurno se retira. Además, el dispositivo los días de cierre de la plaza será el mismo que los de los últimos domingos de cada mes.

Ribó defiende la propuesta
El alcalde de València, Joan Ribó, ha defendido este lunes el cierre del centro de la ciudad al tráfico durante periodos como las Navidades tanto por los beneficios que puede tener para el comercio, porque «la gente compra cuando va paseando», como por la contribución de este medida a tener «una ciudad donde se ande más y se pasee más».

Así lo ha indicado el primer edil preguntado por las quejas de los comerciantes ante los cortes de tráfico en el centro de València durante estas fiestas y por las demandas para ampliar el servicio de transporte público.

«La gente cuando va en coche no compra. La gente compra cuando va paseando, ve los escaparates y entra en las tiendas», ha señalado Ribó como «mensaje, sobre todo, dirigido al pequeño comercio». En este sentido, ha considerado que «siempre, todo lo que hagamos para que la gente pueda ver los escaparates, pasear y estar en la calle es positivo para el comercio».

El responsable municipal ha agregado que «lo que este año se ha planteado en la zona centro» para las fiestas navideñas «es algo que el año pasado ya se planteó aproximadamente en la misma extensión».

En cuanto al servicio de autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), Joan Ribó ha expuesto que «si hay algún problema» se «intentará solucionarlo» y «mejorarlo». No obstante, ha apuntado que «en principio, no se cree que sea necesario un refuerzo de las líneas por los datos que tenemos».

«Si hiciera falta, la EMT se lo plantearía pero en estos momentos no hay indicadores que nos digan que van las líneas sobresaturadas. No hay indicadores de ese tipo. Por lo tanto, yo creo que es un poco el temor al cambio», ha agregado respecto a los cortes de tráfico en el centro por la Navidad.

El alcalde ha afirmado que ese «temor» se da «siempre cuando hay zonas que pasan de ser de coches a peatonales». «Hay personas a las que siempre les produce un cierto vértigo», ha declarado, al tiempo que ha dicho que «luego, generalmente, se dan cuenta de que una zona peatonal para el comercio es infinitamente mejor que una gran avenida con muchos coches».

«IR ACOSTUMBRÁNDONOS»
Joan Ribó ha manifestado que eso se ha dado «en todas las ciudades» y se ha «visto en València también». «Hay zonas en las que se protestó porque se peatonalizaban y ahora, si dejaran de ser peatonales» habría «enfados generalizados», ha aseverado.

El primer edil ha asegurado que estos cambios forman parte de «un proceso, un proceso para ir acostumbrándonos a una ciudad donde se ande más y se pasee más». «Es un proceso al que hay que acostumbrarse. Creo que no pasa nada», ha insistido.

Fuente: (EUROPA PRESS)

PORTADA OFFICIALPRESS

Estos son los síntomas de la nueva variante sudaficana nombrada ‘ómicron’

Publicado

en

síntomas de la nueva variante sudaficana nombrada 'ómicron'
PIXABAY

La detección de una nueva variante del coronavirus en Sudáfrica, identificada como B.1.1.529., y nombrada ómicron por la Organización Mundial de la Salud, preocupa a la comunidad científica porque presenta una amalgama de más de 30 mutaciones que, si bien algunas ya se habían observado en otras variantes, como la beta, esta es la primera vez que se ven juntas.

Esto es lo que ha provocado que esté bajo vigilancia y que se le otorgue el potencial de mayor transmisibilidad y una posible capacidad para escapar del coronavirus, explica a Efe el investigador Iñaki Comas, del Instituto de Biomedicina de Valencia, quien no obstante señala que aún es pronto para saber su verdadero impacto.

«Sin alarmismo, pero debemos vigilar y ver cuál es su trayectoria y tomar las medias necesarias, en el caso de que sean necesarias».

Según Comas, «es una variante que ha acumulado un número muy alto, mayor que otras veces, de mutaciones en la proteína de la espícula -la que usa el SARS-CoV-2 para entrar en la célula humana- y lleva una combinación de mutaciones que no habíamos visto antes«.

Pero, ¿cuáles son sus síntomas? La primera doctora que alertó de su presencia a las autoridades sanitarias de Sudáfrica, Angelique Coetzee, arroja luz sobre algunas de estas cuestiones que inquietan al mundo. Esta médico de cabecera, que lleva 33 años pasando consulta y que también preside la Asociación Médica de Sudáfrica, ha descrito los síntomas que experimentaron sus pacientes infectados con esta variante cuando ella los trató.

Estos son los síntomas de la nueva variante sudaficana nombrada ‘ómicron’

En su consulta privada de Pretoria, desde principios del mes de noviembre, la doctora ha tratado a unas dos docenas de pacientes con síntomas leves e inusuales que más tarde han dado positivo en esta variante, según publica el diario ‘The Telegraph’.

La mayoría de sus pacientes, de diferentes orígenes y etnias, eran hombres sanos que estaban muy cansados. La mitad de ellos, destaca al mismo medio, no estaban vacunados. Ninguno, asegura, sufrió pérdida del olfato y el gusto. Además, entre todos los casos, subraya el de una niña de seis años con fiebre y un pulso muy elevado, que se recuperó en dos días.

Por lo que, coincide en que los pacientes que ella trató presentaron síntomas mucho más leves que los de otras variantes e inusuales. Sin embargo, señala, le preocupa el efecto que pueda tener sobre personas más mayores, con comorbidades o sin vacunar.

Coetzee informó por primera vez de estos casos al comité asesor de vacunas de Sudáfrica el 18 de noviembre, cuando cuatro miembros de la misma familia se presentaron en consulta con síntomas de intensa fatiga.

Continuar leyendo