Síguenos

TIPS Y BELLEZA

Ésta es la fórmula casera de laurel para la caída del cabello y la caspa

Publicado

en

laurel caída cabello y caspa beneficios trucos

El laurel es una hoja que se ha puesto muy de moda últimamente. Se puede utilizar en la cocina y también para limpiar o incluso para tener nuestro cabello o nuestra piel limpia. Por ejemplo, a la hora de aspirar la casa, mucha gente decide meter unas hojas de laurel en la bolsa de la aspiradora apara que quede un olor freso y agradable cuando pasemos este aparato por el suelo.

Además, también tiene propiedades antiestrés e incluso ayuda a dormir bien si dejamos un par de hojas junto a nuestra cama por la noche.

Pero también puede ayudar a que nuestro cabello crezca sano y fuerte, librándonos de la caspa y de la temida caída del mismo. Aquí te mostramos cómo debes aplicarlos.

Hacer una decocción con 5 hojas de laurel y 250 ml de agua. Llevar a ebullición en un cazo pequeño y dejar cocer durante unos veinte minutos. Dejar enfriar y filtrar el líquido. Este preparado puede solucionar 4 problemas capilares.

En caso de caspa o caída del cabello, sus propiedades beneficiosas pueden ayudar a oxigenar el cuero cabelludo liberándolo de células muertas y exceso de sebo, favoreciendo así el crecimiento de bulbos nuevos, fuertes y sanos. Vierta la decocción en un pulverizador y rocíelo sobre las raíces después del lavado.

Si, por el contrario, quieres un cabello más suave, puedes eliminar el encrespamiento aplicando la decocción sobre el pelo antes del champú. Déjala actuar unos diez minutos.

Los beneficios de las hojas de laurel.
Los beneficios de las hojas de laurel.

/ Istock / Istock | joannatkaczuk

 

¿Quieres que tu pelo sea un poco más oscuro, brillante y sano? Pruebe a aplicar esta tisana; déjala actuar durante quince minutos y después aclárela sólo con agua.

Una antigua receta para combatir los piojos consiste en preparar una decocción con 50 gramos de hojas de laurel en 400 ml de agua. Cocer hasta reducir el volumen a la mitad, apagar el fuego y dejar enfriar completamente. Masajear el cuero cabelludo con el líquido filtrado y humedecer también el cabello. Dejar actuar la solución durante 3 horas antes de aclarar.

Tónico antiedad

Para combatir el envejecimiento, se prepara un tónico facial a base de hojas de laurel que utilizaba todas las noches por sus propiedades emolientes. Hervir 5 hojas de laurel en 500 ml de agua, las filtraba y se espera a que el líquido se enfriara. Después se vierte en una botellita y se aplica en la cara limpia antes de irse a dormir.

Antiestrés

Para combatir la ansiedad, el nerviosismo y la tensión, puedes preparar una decocción relajante con 3 hojas de laurel en 250 ml de agua. El aceite esencial que contienen las hojas es un sedante eficaz que ayuda a conciliar el sueño. También puede ayudar a perder peso.

Un insecticida natural

El aroma que contienen las hojas de laurel es muy indeseable para los insectos. Podemos utilizar sus propiedades repelentes naturales para mantenerlos alejados de nuestras casas simplemente dejando unas cuantas hojas en lugares estratégicos, o colocando unas gotas de aceite de laurel cerca de puertas y ventanas.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TIPS Y BELLEZA

Los 7 alimentos antiinflamatorios, respaldados por la ciencia

Publicado

en

alimentos antiinflamatorios
Los 10 alimentos antiinflamatorios, respaldados por la ciencia-PEXELS

La inflamación crónica se ha vinculado a diversas enfermedades, desde las afecciones cardiovasculares hasta las enfermedades autoinmunes. Adoptar una dieta antiinflamatoria puede ser una estrategia eficaz para mitigar los efectos de la inflamación en el cuerpo. En este artículo, exploraremos un listado amplio de alimentos antiinflamatorios respaldados por la ciencia.

1. Frutas y Bayas: Las frutas y bayas son ricas en antioxidantes y compuestos antiinflamatorios. Ejemplos incluyen:

  • Arándanos: Contienen antocianinas que han demostrado reducir la inflamación.
  • Piña: Contiene bromelina, una enzima con propiedades antiinflamatorias.
  • Cerezas: Poseen antocianinas y quercetina, con efectos antiinflamatorios.

2. Verduras de Hojas Verdes: Las verduras de hojas verdes son una excelente fuente de vitaminas y minerales con propiedades antiinflamatorias:

  • Espinacas: Contiene antioxidantes, como la vitamina E, que combaten la inflamación.
  • Kale: Rico en glucosinolatos que pueden tener propiedades antiinflamatorias.
  • Brócoli: Contiene sulforafano, con efectos antiinflamatorios demostrados.

3. Pescados Grasos: Los pescados grasos son ricos en ácidos grasos omega-3, conocidos por sus propiedades antiinflamatorias:

  • Salmón: Rico en ácidos grasos omega-3, como el EPA y el DHA.
  • Arenque: Fuente de ácidos grasos omega-3 y proteínas.
  • Sardinas: Contienen ácidos grasos omega-3 y vitamina D.

4. Frutos Secos y Semillas: Frutos secos y semillas son ricos en grasas saludables y antioxidantes:

  • Almendras: Contienen vitamina E y magnesio, con propiedades antiinflamatorias.
  • Chía: Rica en ácidos grasos omega-3 y fibra.
  • Nueces: Fuente de ácido alfa-linolénico (ALA), un tipo de omega-3.

5. Aceite de Oliva: El aceite de oliva virgen extra es una grasa saludable con propiedades antiinflamatorias:

  • Ácido Oleico: Componente principal, con propiedades antiinflamatorias.
  • Polifenoles: Actúan como antioxidantes y antiinflamatorios.

6. Cúrcuma: La cúrcuma es conocida por su principio activo, la curcumina, con fuertes propiedades antiinflamatorias:

  • Propiedades Antioxidantes: Combate el estrés oxidativo.
  • Modula la Inflamación: Inhibe las vías inflamatorias en el cuerpo.

7. Jengibre: El jengibre contiene gingerol, un compuesto con efectos antiinflamatorios:

  • Propiedades Analgésicas: Alivio del dolor asociado con la inflamación.
  • Modulación de Citocinas: Regula la respuesta inflamatoria.

Adoptar una dieta rica en alimentos antiinflamatorios respaldados por la ciencia puede ser una estrategia valiosa para mejorar la salud general y prevenir enfermedades relacionadas con la inflamación crónica. Es crucial recordar que la moderación y la variedad son clave en una dieta equilibrada. Antes de realizar cambios significativos en la dieta, siempre es recomendable consultar con un profesional de la salud. Incorporar estos alimentos puede ser un paso significativo hacia un estilo de vida más saludable y equilibrado.

Menú Semanal Antiinflamatorio:

Lunes: Desayuno:

  • Tazón de yogur natural con arándanos y almendras.
  • Batido verde con espinacas, piña y jengibre.

Almuerzo:

  • Ensalada de hojas verdes con aguacate, salmón a la parrilla y aderezo de aceite de oliva y limón.
  • Quinoa cocida como guarnición.

Cena:

  • Pollo al curry con cúrcuma y leche de coco.
  • Brócoli al vapor.

Martes: Desayuno:

  • Tostadas integrales con aguacate y tomate.
  • Zumo de naranja fresco.

Almuerzo:

  • Wrap de pavo con hojas de lechuga, tomate y mostaza.
  • Ensalada de garbanzos con pepino, pimiento y aderezo de aceite de oliva.

Cena:

  • Sopa de lentejas con verduras.
  • Espárragos a la parrilla.

Miércoles: Desayuno:

  • Avena cocida con plátano y nueces.
  • Infusión de cúrcuma y jengibre.

Almuerzo:

  • Pechuga de pollo al horno con hierbas.
  • Puré de batata.

Cena:

  • Ensalada de quinoa con vegetales asados (pimientos, calabacín, berenjena).
  • Salmón al horno con limón.

Jueves: Desayuno:

  • Smoothie bowl con bayas, plátano y semillas de chía.
  • Té verde.

Almuerzo:

  • Ensalada de aguacate, garbanzos y espinacas.
  • Pescado a la plancha con limón.

Cena:

  • Stir-fry de tofu con brócoli, champiñones y salsa de soja.
  • Arroz integral como base.

Viernes: Desayuno:

  • Tortilla de claras de huevo con espinacas y tomate.
  • Zumo de zanahoria y naranja.

Almuerzo:

  • Ensalada de quinoa con aguacate, tomate y maíz.
  • Pavo a la parrilla.

Cena:

  • Pescado al horno con hierbas.
  • Ensalada de col rizada con aderezo de aceite de oliva y limón.

Sábado: Desayuno:

  • Pan integral con aguacate y salmón ahumado.
  • Batido de frutas con jengibre.

Almuerzo:

  • Rollitos de lechuga con pollo desmenuzado, zanahoria rallada y salsa de cacahuate.
  • Sopa de calabaza.

Cena:

  • Tacos de pescado con repollo rallado y salsa de aguacate.
  • Quinoa cocida.

Domingo: Desayuno:

  • Açaí bowl con frutas frescas y granola.
  • Té de cúrcuma.

Almuerzo:

  • Lentejas estofadas con verduras.
  • Ensalada de espinacas con nueces y fresas.

Cena:

  • Pollo al horno con hierbas y limón.
  • Brócoli y coliflor asados.

Este menú ofrece variedad, equilibrio y está diseñado con ingredientes que contienen propiedades antiinflamatorias según la evidencia científica. Recuerda adaptar las porciones según tus necesidades y consultar a un profesional de la salud antes de realizar cambios significativos en tu dieta.

Continuar leyendo