Síguenos

Consumo

Madrid y Barcelona, las ciudades con peor calidad de vida

Publicado

en

La encuesta sobre calidad de vida en las 15 ciudades más pobladas realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), refleja la abrupta caída de muchos indicadores como consecuencia de la pandemia. La evaluación general de los 2.816 encuestados sobre sus respectivas ciudades ha caído 10 puntos de media en apenas un año; o incluso más en Palma, Madrid, Sevilla y Gijón, en buena parte impulsado por el descenso de la valoración de los servicios de salud, que han dejado de ser el aspecto más destacado por los encuestados. Aunque las evaluaciones varían mucho según cada ciudad.

 

Madrid y Barcelona destacan por ser las dos ciudades peor valoradas por sus residentes, sobre todo en contaminación y medio ambiente, coste de la vida, mercado inmobiliario y limpieza, tal y como se refleja en la revista OCU Compra Maestra de marzo. Madrid obtiene además evaluaciones por debajo de la media en educación y servicios de salud; mientras que Barcelona suspende en seguridad. Ambas urbes solo superan la valoración media en empleo y mercado laboral, así como en cultura, deporte y ocio.

El ranking de calidad de vida de las 15 ciudades más pobladas está liderado por Vigo, que destaca por sus buenas valoraciones en seguridad, limpieza, educación o medio ambiente y contaminación. Y es además una de las mejores ciudades para familias con niños, ya que la oferta de ocio, deporte y cultura obtiene también una buena nota. Claro que también tiene algunos puntos débiles, como el mercado laboral e inmobiliario.

Entre las mejores ciudades para vivir también destaca Zaragoza. La ciudad del Ebro solo flojea un poco en limpieza y gestión de residuos, mientras que las valoraciones de sus vecinos en movilidad, servicios de salud, empleo, educación, cultura, deporte y ocio están entre las más altas. Lo mismo que Bilbao, que por el contrario flojea en coste de la vida y el mercado inmobiliario. Valladolid y Córdoba, por su parte, son otras dos urbes entre las mejor valoradas por sus ciudadanos.

En definitiva, OCU considera que, si bien la presión sobre los recursos sanitarios ha tenido mucho peso este año en las valoraciones de los ciudadanos, la encuesta permite conocer qué apartados concretos necesitan una atención prioritaria para que no sigan degradándose o para mejorar una situación que ya no era buena antes de que todo empezara.

Consumo

La pandemia incrementa un 30% la venta de plantas para balcones y terrazas

Publicado

en

EFE/ David Aguilar/Archivo

València, 5 may (EFE).- La pandemia está desencadenando un ‘boom’ de la jardinería en los balcones y las terrazas de los hogares de la Comunitat Valenciana, según los datos de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y la Asociación Profesional de Flores, Plantas y Tecnología Hortícola de la Comunidad Valenciana (ASFPLANT), que han apreciado un incremento del 30 % en las ventas del sector verde.

Según han informado ambas entidades en un comunicado, las ventas se sitúan en los niveles previos a la pandemia y «ya se aproximan a los máximos históricos que había antes de la crisis inmobiliaria de 2008″.

Así, constatan “el giro de 180 grados que han experimentado los viveros valencianos a causa de la pandemia. Hace un año, en pleno confinamiento domiciliario y cierre de mercados internacionales, estaban obligados a destruir miles de plantas porque se marchitaban. Ahora, en cambio, no dan abasto a toda la demanda que existe, tanto en canales presenciales como online».

«Por precaución, pero sobre todo por la grave descapitalización que sufría el sector, en otoño no se plantó tanta planta de flor como meses después se ha visto que era necesario para atender los pedidos. Muchas empresas lo han vendido todo de manera extraordinariamente rápida y están replantando nuevo material vegetal”, han señalado.

Las restricciones de movilidad y el teletrabajo están fomentando que cada vez más personas decidan decorar con plantas sus terrazas, balcones, jardines e incluso sus nuevos lugares de trabajo en casa, motivo por el cual AVA-ASAJA y ASFPLANT explican que “el cuidado de las plantas mejora la salud física y mental, disminuye los niveles de fatiga pandémica y contribuye de manera individual a la preservación del medio ambiente».

«Las redes sociales además permiten compartir las experiencias y ampliar conocimientos en este ámbito. Estamos notando que hay mucha demanda en todas las clases de plantas, si bien destacan aquellas mejor adaptadas al interior. Además, la edad media de los clientes ha bajado en unos 10-15 años y ya resulta común en más capas de población».

El sector verde valora de forma positiva las campañas oficiales destinadas a promocionar el consumo de plantas en España, ya que “sería importantísimo que esta no sea únicamente una moda pasajera y se diluya una vez superemos lo peor de la pandemia, sino que, al igual que ocurre en otros países europeos, se mantenga como un hábito que incluye en la cesta de la compra mensual flores y plantas para el hogar. Si finalmente España se incorpora a este comportamiento saludable de mantener una presencia habitual de plantas en el ámbito doméstico, saldrá ganando tanto la sociedad como un sector tan dinámico e importante para la economía valenciana”, han concluido.

Continuar leyendo