Síguenos

Sucesos

Muere un trabajador de 63 años en Paiporta aprisionado entre dos camiones

Publicado

en

fallece bebé piscina
Una ambulancia en una imgen de archivo. EFE/Archivo

València, 9 ene (EFE).- Un trabajador de 63 años ha muerto este lunes en Paiporta (Valencia) al quedar aprisionado entre dos camiones mientras uno de ellos hacía maniobras, según informa el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU).

A las 12:30 horas se ha dado aviso de un accidente laboral en una empresa del polígono industrial La Pascualeta de Paiporta y el CICU ha movilizado una unidad del SAMU.

Hasta su llegada, compañeros del hombre herido le han realizado la reanimación cardiopulmonar básica, y posteriormente el equipo médico del SAMU ha continuado con la reanimación cardiopulmonar avanzada y otras técnicas, pero no ha habido respuesta.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

Detienen al ‘gastrojeta’: experto en comilonas y fingir infartos para no pagar

Publicado

en

gastrojeta infartos no pagar
Un empleado se prepara para servir una hamburguesa en Gordon Ramsay Burger en Seúl, Corea del Sur. EFE/EPA/Archivo/Yonhap

Un hombre de 50 años con apariencia de turista adinerado del Este, especialista en sentarse a la mesa de buenos restaurantes para disfrutar de suculentas comidas antes de fingir un infarto y evitar pagar. Este hombre que en la Policía Nacional de Alicante se conoce como el ‘gastrojeta’, ha vuelto a los calabozos tras una nueva detención, tras fingir un infartos para evitar pagar.

El «gastrojeta» lleva un año eligiendo buenos restaurantes y fingiendo infartos para no pagar

Se trata del vigésimo arresto y de la consiguiente noche en la celda, y todo en solo un año debido a estas pequeñas estafas en locales de la zona turística de la ciudad alicantina. Muchos son los restaurantes de la localidad que conocen al «gastrojeta» y su truco de fingir los infartos para no pagar.

La última, este martes a las 18.15 horas tras degustar una paella de marisco y dos whiskys en el restaurante-tapería ‘El buen comer’ de la calle Mayor, en pleno centro histórico. Dejando una  cuenta sin pagar: 34,85 euros.

Aunque a primera vista causa la impresión de ser “el típico turista ruso”, en realidad es un ciudadano lituano que no habla español (sí parece que lo entiende) y sin domicilio conocido, y se sabe que está en Alicante desde, al menos, noviembre de 2022, cuando se le arrestó por primera vez.

Siempre el mejor whisky de la casa

El ‘gastrojeta’ actúa tanto en comidas como cenas e, incluso, al tapear. Siempre pide grandes comidas, con el denominador común de acompañarlas con dos whiskys, sin escatimar en los supuestos gastos que va a pagar. Consume desde arroces de bogavante, hasta chuletones, aunque ormalmente pide una tapa de ensaladilla rusa, “que parece que le gusta bastante”. En cambio en el momento de pagar, cae al suelo fingiendo que sufre un infarto.

Según un policía Nacional del Grupo Operativo de Respuesta de la comisaría Alicante centro (GOR), viste unos pantalones largos de color gris, un polo, zapatillas de trekking y un chaleco de reconocidas marcas.

El gerente del restaurante ‘El buen comer’, Moisés Doménech, ha explicado a EFE que este hombre llegó ayer a su negocio y que escogió una mesa del interior. Donde pidió “paella de marisco para uno” y un whisky, “que se bebió de un trago”, antes de pedir otro doble para acompañar al arroz.

Sin haber abonado la cuenta de 34,85 euros, “iba a marcharse sin pagar pero un compañero le paró y le dijo que tenía pendiente la cuenta”. A lo que el ‘gastrojeta’ contestó sin alterarse que iba a ir al hotel para coger el dinero. En ese momento, según cuenta el gerente, el «gastrojeta» se tiró al suelo, pero esta vez sin fingir mucho.

Poco después, el ‘gastrojeta’ pidió a los agentes una ambulancia, pero fue rápidamente reconocido por éstos. Después comprobar que en realidad estaba bien, lo esposaron y trasladaron a la comisaría, en cuyos calabozos seguirá hasta un juicio.

 

Continuar leyendo