Síguenos

Otros Temas

Nacen en el BIOPARC camadas de dos especies de mangostas

Publicado

en

València, 10 sep (EFE).- Las instalaciones de BIOPARC València han visto nacer camadas de dos especies de mangostas, rayadas y enanas, dos mamíferos de aspecto muy similar que a veces se confunden y que tienen una estrategia distinta de reproducción.

Se trata de una única pareja fértil en todo el grupo en el caso de las mangostas enanas y de una crianza compartida en las mangostas rayadas, ha informado el parque en un comunicado.

Ambas especies están incluidas en la lista roja de la UICN (Unión Internacional parta la Conservación de la Naturaleza), por el momento con «preocupación menor», con la destrucción de su hábitat como la principal amenaza a la que se enfrentan en la naturaleza.

El grupo de mangostas rayadas (Mungos mungo) de BIOPARC es de los más numerosos en España con 57 individuos; en esta ocasión han nacido dos camadas, una de 2 crías y otra de 13.

Tras el parto, las crías permanecen en el nido alrededor de dos semanas y es a partir de entonces cuando podemos verlas en la zona de la sabana, cerca del aviario y del Kopje, donde se encuentran los leones.

Las mangostas enanas (Helogale parvula undulata) habitan en la espectacular recreación de un termitero en la zona de la sabana de BIOPARC, junto a la madriguera del oricteropo.

La reciente camada es de dos crías y el recinto cerrado de la vista del público de forma temporal para no alterar la crianza de las recién llegadas.

Aunque tienen un aspecto similar y comparten la organización en comunidades colaborativas, se trata de dos especies muy diferentes. El mayor tamaño y el característico dibujo de las rayadas permite reconocerlas fácilmente. Pero lo más interesante es que han desarrollado estrategias reproductivas muy distintas, donde la jerarquía es determinante.

En el caso de las mangostas enanas, el puesto de mayor rango lo ocupa la hembra de mayor edad, seguida de su compañero, con el que suele permanecer de por vida y constituyen la única pareja fértil de todo el grupo.

El resto de hembras están inhibidas, puesto que la dominante libera unas hormonas en su orina que supone una señal para que pierdan su capacidad reproductora. Los otros miembros de la colonia participan en el cuidado y alimentación de los pequeños.

Con lo que respecta a las mangostas rayadas, la jerarquía la otorga el tamaño y la edad del individuo. Hay un macho dominante y varias hembras reproductoras que suelen sincronizar sus partos.

De este modo aumenta la supervivencia de las crías ya que las cuidan todas juntas, incluso cualquier hembra con leche disponible puede amamantar a los recién nacidos.

Las madres se reparten el trabajo, mientras alguna se queda al cuidado de las crías otras salen a buscar comida pero en esta labor los machos subordinados hacen turnos de guardia, por si acecha algún depredador y también ayudan a buscar comida y a cuidar de los pequeños.

Otros Temas

Cambio al horario de invierno: ¿Qué día se cambia la hora?

Publicado

en

cambio de hora invierno

Con la llegada del otoño, y el descenso de temperaturas, llega también el cambio de hora. Se hace el último domingo de octubre y en este 2021 será el domingo 31. La madrugada del sábado de octubre los relojes se atrasan una hora, y a las tres de la mañana volverán a ser las dos. Es el conocido horario de invierno que busca un ahorro energético y que afecta a todos los husos horarios de hasta 70 países.

Cambio al horario de invierno:

 

El nuevo horario de invierno tiene como efecto que los días sean más cortos, dado que anochece antes y, por tanto, se reduce la luz natural. El objetivo de este cambio es reducir el consumo de energía, haciendo coincidir el comienzo de la jornada laboral con las horas de luz. Una costumbre de modificar la hora, tanto atrasarlo en invierno como adelantarlo en verano, que se empezó a aplicar de forma generalizada en 1974 para poder aprovechar mejor la luz del sol tras la primera crisis del petróleo.

Según estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el potencial de ahorro en iluminación en España por el cambio de hora puede llegar a representar un 5 por ciento del consumo eléctrico en iluminación, equivalente a unos 300 millones de euros.

Continuar leyendo