Síguenos

Cultura

Siete pianos de cola llenan València de música en plena calle

Publicado

en

VALÈNCIA, 11 May. (EUROPA PRESS) –

La Fundación Jesús Serra y el Concurso Internacional de Música Maria Canals han llenado este viernes de música las calles de València con siete pianos de cola para que los valencianos y los visitantes disfruten de esta original iniciativa, que busca romper clichés y barreras culturales, mentales y sociales.

Los instrumentos están situados, hasta las ocho de la tarde, en espacios emblemáticos del casco histórico del ‘cap i casal’, como la plaza de la Virgen o la estación de València Nord, con dos pianos de gran cola. También han llegado a la calle del Mercado Central, la plaza del Ayuntamiento, la plaza del colegio El Patriarca, la Plaza Redonda y la dels Furs.

El director del Concurso Internacional de Música Maria Canals, Jordi Vivancos, ha señalado que la función de los pianos es «romper» las barreras culturales, mentales y sociales que hay en relación a la práctica musical, además de los «clichés» sobre las personas que tocan un instrumento.

«Seguramente, de todos los instrumentos, el piano de cola es el que simboliza cierto elitismo. El hecho de ponerlo a disposición de la ciudadanía tiene ese componente simbólico de que cualquier persona puede tocar un instrumento», ha defendido Vivancos.

También ha destacado la diversidad de estilos y de personas que lo tocan como algo enriquecedor: «Los pianistas salen de debajo de las piedras, de todos los niveles y edades, lo que contribuye a romper los perfiles o clichés que tenemos en relación a la gente que toca un instrumento».

De esta forma, los pianos están a disposición de músicos profesionales, estudiantes de conservatorio, aficionados y cualquier persona que los quiera tocar, independientemente de sus conocimientos musicales, que convertirán València en un gran escenario de música en directo.

UN ESTUDIANTE EN CADA PIANO PARA «ROMPER EL HIELO»
Los lugares en los que se sitúan los instrumentos cuentan con un «dinamizador», que es un estudiante de piano, que «rompe el hielo» e invita a las personas que se acercan a que toquen el piano, ya que la gente suele quedar «apabullada» al contemplar ese instrumento que impone «respeto».

«A veces parece que sea solo patrimonio de los profesionales, cuando en realidad cualquier persona puede disfrutar tocando un instrumento sin necesidad de ser un virtuoso», ha recalcado el responsable de la fundación.

De momento, ha celebrado que la respuesta del público es «muy buena» y que la acción funciona, algo que desde la organización ya intuían porque «València es una ciudad de músicos». «Estábamos seguros de que habría mucha gente, pero es curioso ver la cantidad de gente que toca el piano o que se atreve a tocarlo por primera vez», ha destacado.

La iniciativa, que comenzó en 2012 y ha llegado por primera vez a València, se celebra cada año en Barcelona, Madrid y Bilbao, y también visita otras ciudades «itinerantes» como Sevilla, Cádiz, Salamanca y Toledo. Tras la capital del Turia, la próxima parada será la ciudad de Málaga, el 25 de mayo

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

Félix G. Modroño, autor: ¿Sabemos qué hacen nuestros hijos cuando miran su móvil?

Publicado

en

Félix G. Modroño, autor: ¿Sabemos qué hacen nuestros hijos cuando miran su móvil?

«El cuerpo de una niña aparece colgado de la Grúa de Piedra en la bahía de Santander. Está expuesto, tiene la boca cosida y las manos cubiertas con gasas. El uniforme que lleva puesto conduce al inspector Alonso Ceballos, un veterano policía santanderino, y a la subinspectora Silvia Martín, una agente recién llegada de Palencia, a investigar en las aulas del elitista colegio Peñas Viejas. Muy pronto relacionan el caso con la muerte de otra alumna del centro en una playa de Costa Quebrada unos meses atrás, aunque la investigación determinó que se había suicidado. El equipo policial avanzará poco a poco en la resolución de un misterio en el que se entrelazan historias de mafia, acoso escolar y rincones oscuros de las redes sociales. Porque, ¿sabemos qué hacen nuestros hijos cuando miran la pantalla de su móvil?»

Félix G. Modroño se adentra en tema muy actual y lo hace a través del género negro contemporáneo. ‘Sol de brujas’ es una envolvente novela magníficamente ambientada y protagonizada por un tándem muy peculiar: la subinspectora Martín y la singular narradora de la historia, también implicada en la investigación.

Official Press ha interrogado a Modroño y esto es lo que ha confesado en esta entrevista en exclusiva.

Félix G. Modroño, autor: ¿Sabemos qué hacen nuestros hijos cuando miran su móvil?

¿Cómo surge Sol de brujas?

A raíz de un caso cercano de una adolescente que sufría acoso escolar.

Por desgracia el acoso escolar no “pasa de moda” y se repite generación tras generación…

Cierto. Pero antes los niños acosados se sentían a salvo en casa. Ahora el hostigamiento dura todo el día porque se usan las redes sociales para ello.

¿Te inspiras en la realidad a la hora de escribir?

Soy hay que ser observar con un mínimo de sensibilidad.

¿La realidad supera a la ficción?

El novelista tiene que dotar de verosimilitud a la realidad para hacerla creíble.

La acción transcurre en Santander…

Cuatro años viviendo en la ciudad me han permitido conocerla en profundidad. Y me gusta escribir sobre lo que conozco.

Hubo un tiempo en que las acciones transcurrían en grandes urbes (Nueva York, Londres, Madrid…) Ahora tanto en novela como en tv hay un gusto por tramas en localidades más pequeñas y de nuestro país ¿A qué se debe?

A que las grandes historias pueden darse en los lugares más pequeños.

¿Qué lee Félix G. Modroño?

Procuro estar al día de las novedades, pero leo muchos libros de historia. Y tampoco dejo de leer a los clásicos del siglo XX.

Volviendo al tema de la novela, la tecnología en lugar de dar soluciones está aumentando el acoso entre los menores.

No deja de ser un arma. Y es muy peligroso ponerla en las manos de los niños sin enseñársela a usar.

¿Cómo es tu proceso creativo?

Vivo, me documento, maduro la historia… y luego me encierro a redactar.

¿Quién es FÉLIX G. MODROÑO?

Un antiguo bohemio frustrado que se atrevió a dejarlo todo para ser escritor.

Estamos disfrutando de tu nuevo trabajo, pero ¿tienes ya en mente el siguiente?

Trabajo en una novela sobre las últimas décadas del siglo XX en Vizcaya, tras madurar la historia toda una vida.

 

 

Continuar leyendo