Síguenos

Fallas

Así es la camiseta ‘Consuelo’, dedicada a la Fallera Mayor de València

Publicado

en

www.soniaremohi.com

Las Fallas 2021 son ya una realidad. Por ese motivo Sonia Remohí ha lanzado una colección veraniega con el que homenajear a la Fallera Mayor, Consuelo Llobell. Se trata de una camiseta con la que poder disfrutar del verano y comenzar los actos de las fiestas josefinas en agosto.

Este diseño destaca por su brocatel, el mismo que llevó Consuelo en su primer traje como Fallera Mayor de València en 2020.  

Un traje que confeccionó Flor de Cotó y que Consuelo estrenó en la Entrada de Bandas y la esperadísima primera mascletá de las Fallas 2020. Se trata de un brocatel estrecho de nombre ‘Rosalí’ en marrón y oro de Compañía Valenciana de la Seda confeccionado siguiendo patrones antiguos del siglo XVIII con jubón de manga larga y envarado interior. La pala está realizada con el mismo brocatel mientras que el resto del cuerpo lo está con una tejido al tono. En la manga lleva una cinta do otomán plisada a modo de puño.

 

La diseñadora valenciana Sonia Remohí ya lanzó en la temporada de invierno las sudaderas falleras inspiradas en dibujos de espolín que han lucido Falleras Mayores de València y que fueron todo un éxito. Ahora, llega la colección de verano con unas camisetas de manga corta tanto para niñas como adultas y una colección de bolsos donde se pueden personalizar con las iniciales sin coste adicional. Aquí os damos un avance y encontraréis todo en su web: www.soniaremohi.com

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Fallas

Junta Central Fallera deja plantada a Sanidad en la comisión de seguimiento ante la falta de avance en la desescalada de los casales

Publicado

en

EFE/ Juan Carlos Cardenas

València, 23 jun (EFE/OP).- La Junta Central Fallera, de forma consensuada con el mundo fallero, ha abandonado la mesa de seguimiento de las Fallas de la que formaba parte junto con la Conselleria de Sanidad, entre otras razones por la «falta de avances en la desescalada prometida por parte de la Administración en lo relativo a los casales falleros».

Además, este organismo ha expresado su malestar por los «incumplimientos de los compromisos que se adquirieron por parte de Sanidad en las diversas reuniones mantenidas a lo largo de este tiempo con los colectivos falleros».

En un comunicado, lamentan que los espacios de reunión de las distintas fallas «continúan con limitación horaria de apertura y con la prohibición incluso de beber agua en su interior».

«Los casales falleros continúan sometidos a unas medidas que están fuera de lugar si se comparan con otros colectivos. No se les ha equiparado a entidades culturales ni se rigen por normativa hostelera ni están dentro de las reuniones familiares. Tampoco se ha dado ninguna explicación razonable por parte de Sanidad».

«La Conselleria se comprometió el lunes 14 de junio a levantar el veto a los casales el 1 de julio. Se insistió en la reunión y en conversaciones posteriores en la necesidad de no esperar tanto tiempo, máxime teniendo en cuenta que hay que preparar unas Fallas en septiembre, sin que nuestra petición se haya atendido».

Las mismas fuentes han insistido en que «el colectivo fallero, formado por más de 250.000 personas, ha demostrado durante este año de pandemia su responsabilidad ante las circunstancias y también su colaboración con las autoridades sanitarias, así como disposición y empatía. Por todo esto, es hora de exigir respeto y un trato igualitario con el resto de actividades económicas».

En este sentido, insisten en que «de no reconsiderarse la citada reivindicación de manera inmediata, lamentablemente nos veremos abocados a proponer medidas de protesta al mundo fallero o cualquier otro tipo de acciones que nos ayuden a conseguir algo que consideramos justo y que es necesario para el completo desarrollo de nuestra actividad».

«Lamentamos enormemente haber tenido que llegar a esta situación, pero entendemos que los falleros hemos demostrado sobradamente nuestro talante colaborativo y conciliador y son ahora nuestros gobernantes los que deben estar a la altura», concluye la Junta Central Fallera.

Continuar leyendo