Síguenos

Valencia

Tres meses de restricciones valencianas, que no han evitado la peor incidencia

Publicado

en

EFE/Kai Försterling

València, 1 feb (EFE).- La Comunitat Valenciana ha aplicado en los últimos tres meses numerosas restricciones frente a la pandemia, que han ido de menos a más ante cada agravamiento de los datos, pero no han evitado que en estos momentos tenga la incidencia más alta de España o el peor porcentaje de pacientes covid en UCI de las comunidades autónomas.

Aunque antes de la entrada en vigor del segundo estado de alarma había aplicado medidas específicas en municipios, desde finales de octubre el Gobierno valenciano ha anunciado en ocho ocasiones restricciones generalizadas en la Comunitat, algunas tras picos diarios de 9.810 contagios (el 23,5 % de España) o 98 fallecidos (el 24 %).

La Comunitat fue la primera en aplicar el toque de queda nocturno, y la única que prohibió los viajes de familiares para reunirse en Navidad, a pesar de lo cual la evolución de los datos epidemiológicos ha llevado finalmente a medidas drásticas, como el cierre total de la hostelería y un semiconfinamiento en la práctica.

PRIMERAS MEDIDAS

La primera medida que se anunció, el pasado 24 de octubre, fue el toque de queda nocturno desde la medianoche a las 6 de la mañana, así como la limitación de las reuniones a seis personas, el cierre nocturno de jardines o la prohibición de consumir en barra en la hostelería.

La pandemia empezaba a empeorar: a mediados de octubre, tras un puente de cuatro días, se inició un cambio de tendencia al alza, y una semana después se habían duplicado los casos, hasta llegar a los 1.690 en un día, el máximo desde marzo. La incidencia acumulada era alta, 153, pero la más baja de las comunidades peninsulares.

Cinco días después, la Comunitat fue la primera en anunciar el cierre perimetral de la región, en principio para siete días, aunque se ha ido prolongando y sigue vigente, hasta el 15 de febrero. Para entonces la incidencia acumulada a catorce días estaba en 218 casos por cien mil habitantes, el doble que dos semanas antes.

RESTRICCIONES DE AFOROS Y MUNICIPIOS CONFINADOS

El 6 de noviembre, con un escenario de «transmisión sostenida y generalizada» del virus y una presión hospitalaria creciente (había 1.333 hospitalizados, 222 en la UCI), aunque se estaba mejor que otras autonomías se redujeron de aforos en comercios y ceremonias, y se confinaron los dos municipios con peores datos: Elda y Petrer.

Justo en ese momento, la Comunitat inició un descenso de casos que duraría cuatro semanas, y que llevó el 5 de diciembre, cuando los hospitalizados covid habían bajado a 1.194 y se habían reducido los contagios semanales, a anunciar medidas para Navidad más laxas: reuniones de hasta diez personas, retraso del inicio del toque de queda y levantamiento del cierre perimetral en los días señalados.

NAVIDAD RESTRINGIDA

Sin embargo, el 6 de diciembre marcó un nuevo punto de inflexión, con un aumento de contagios que llevó, doce días después, a corregir las medidas navideñas. Para entonces, se encadenaban cuatro días seguidos con más de 2.000 casos diarios, y la incidencia estaba en 254 tras crecer un 27 % en una semana y por primera vez superaba la media nacional.

La Comunitat prohibió superar las 6 personas en las reuniones, sin ninguna excepción; adelantó el inicio de toque de queda a las 11 de la noche (solo se permitió que comenzara a medianoche en Nochebuena y Navidad) y se reforzó el cierre perimetral, impidiendo los viajes de familiares o allegados.

MEDIDAS DRÁSTICAS

Pese a estas medidas, el coronavirus evolucionó de forma tan negativa que el 5 de enero se anunciaron más restricciones. En dos semanas, la incidencia había crecido un 16 % (hasta 322) y los ingresos por covid un 52 % (hasta 2.121). Y en una semana se habían notificado 196 muertos, situando el total de la pandemia por encima de los 3.000.

La decisión del Consell entonces fue adelantar el inicio del toque de queda a las 22 horas; confinar los 29 municipios con una incidencia «crítica»; que la hostelería cerrara a las cinco de la tarde, y reducir más el aforo de los comercio, una situación en la práctica de semiconfinamiento.

Sin embargo, dos semanas después, la incidencia era demasiado alta (896), la curva de contagios dejaba reportes por encima de los 7.000 casos diarios y había tensión en los hospitales, con 3.829 ingresados, 515 de ellos en la UCI, lo que llevó a decretar el cierre total de la hostelería y centros deportivos, y del comercio no esencial desde las 18 horas.

La penúltima decisión del Consell, tras registrar la peor semana de toda la pandemia (con 48.000 contagios, 571 fallecidos y estrés hospitalario, con 4.338 ingresados, de ellos 536 en la UCI) ha sido limitar las reuniones a los convivientes en el espacio privado y a un máximo de dos personas en la calle, y confinar perimetralmente las grandes ciudades los fines de semana, hasta mitad de febrero.

Tras cuatro días con la mayor incidencia acumulada de España (1.431 en estos momentos), la última medida ha sido el uso obligatorio de la mascarilla para hacer deporte en los núcleos urbanos entre las 10 y las 19 horas y en la playa «en todo momento», además del cierre de balnearios y saunas, que entran en vigor tras cerrar el peor mes de la pandemia.

Valencia

Mónica Oltra pide evitar las relaciones en Fallas: «No son días de fiesta»

Publicado

en

València, 5 mar (EFE).- La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha admitido que la recomendación de considerar lectivos escolares los días de la semana de Fallas y la Magdalena se hizo «en términos muy apurados», pero ha instado a cumplir a rajatabla las normas anticovid en las relaciones sociales: «No son días de fiesta».

Oltra se ha pronunciado así preguntada tras el pleno del Consell por el mantenimiento del 16, 17 y 18 de marzo como festivos acordado por el Consejo Escolar extraordinario de València, a pesar de haberse suspendido las Fallas y contra la recomendación del president de la Generalitat, Ximo Puig, de que fueran lectivos, y del propio Ayuntamiento, que proponía festivo solo el día 18.

El Ayuntamiento de Castelló también ratificó esta semana que, pese a no haber fiestas de la semana de Magdalena, se mantengan los días no lectivos que se acordaron a principio de curso.

La vicepresidenta ha recordado que la fijación de los días no lectivos que no sean festivos dependen de los Consejos escolares municipales, que están compuestos por docentes, madres y padres, sindicatos y las concejalías de Educación, y se han pronunciado en contra de alterar el calendario previsto.

Ha indicado que si la Generalitat hizo esta recomendación en lugar de aplicar la medida directamente fue por una cuestión «competencial» y por falta de una «percha normativa», ya que las competencias para hacer la propuesta la tienen los consejos escolares municipales y luego la Conselleria de Educación la ratifica.

Oltra ha reconocido que probablemente la recomendación de la Generalitat de declarar lectivos esos días llegó «en términos muy apurados», sobre todo en el caso de la Magdalena, que se celebra antes que las Fallas, pero en cualquier caso ha conminado a la sociedad al cumplimiento estricto de la normativa, y especialmente a evitar las relaciones sociales.

«Insisto: no hay fiesta, y la gente trabaja», ha manifestado la vicepresidenta, para quien «el transcurrir de esos días ha de contemplar el cumplimiento estricto de la normativa, evitar las relaciones sociales» y recordar que no pueden juntarse en el ámbito privado personas no convivientes, y en la calle pueden hacerlo un máximo de cuatro personas.

Preguntada sobre si se van a adoptar medidas adicionales para esos días no lectivos, ha considerado que «pocas más» se pueden tomar dada la normativa actual, que en la segunda quincena de marzo se podría revisar según evolucionen los indicadores del coronavirus.

Aunque los datos de evolución de la pandemia han mejorado «mucho», la vicepresidenta ha destacado que aún no se está «fuera de peligro» y este virus es «muy traidor», de manera que en cualquier momento «pueden empeorar los datos».

Sobre la consideración de festivo del 18 de marzo en la Conselleria de Sanidad, Oltra ha dicho que tiene que ver con la organización interna y los derechos laborales de los trabajadores dependientes de este departamento y con la imposibilidad de trasladarlo a otro día.

Continuar leyendo

Valencia

La Comunitat suma 34 muertos y los contagios descienden hasta los 450

Publicado

en

EFE/Ana Escobar

València, 5 mar (EFE).- La Comunitat Valenciana ha registrado desde la última actualización 34 fallecimientos por covid, seis más que el jueves, y 450 nuevos positivos (39 menos), mientras la presión asistencial sigue bajando.

Según datos facilitados este viernes por la Conselleria de Sanidad, los hospitales valencianos tienen actualmente a 857 personas ingresadas (63 menos), de las que 227 están en la UCI (una menos que el día anterior).

Además se han registrado 7 brotes en las últimas veinticuatro horas, uno menos que el jueves, de los que cuatro son de origen social y tres laboral.

Continuar leyendo

Valencia

La empresa del Galileo Galilei paga 15.000 € de multa por su fiesta ilegal

Publicado

en

València, 5 mar (EFE).- El proceso sancionador del Colegio Mayor Galileo Galilei de València por la fiesta que celebró en el edificio y obligó a suspender las clases presenciales en la Politècnica tras detectarse más de 160 contagios ha concluido tras abonar la entidad, de forma voluntaria, una multa de 15.000 euros.

Fuentes de la Conselleria de Justicia han informado este viernes a EFE de que la sanción que ha asumido la mercantil -por unos hechos sucedidos hace más de cinco meses- es de 25.000 euros, pero al haberla abonado voluntariamente se le aplica la bonificación del 40 % sobre el importe total, por lo que ha pagado finalmente 15.000 euros.

La conclusión de este proceso ya ha sido notificado a la empresa que gestiona el centro, ubicado en el campus de Tarongers de la Universitat Politècnica de València (UPV).

El secretario autonómico José María Ángel ha firmado este viernes la resolución del procedimiento sancionador de la denuncia llevada a cabo contra el Colegio Mayor por no respetar las medidas dictadas por el Consell para hacer frente a la pandemia.

Según las fuentes, en el Colegio Mayor se permitió el 26 de septiembre del pasado año una fiesta ‘ibicenca’ en la azotea, que derivó en más de 160 contagios y la suspensión de las clases presenciales en la UPV.

Además, se ha sancionado la falta de control para la celebración de otras dos fiestas en sendas habitaciones en el edificio del Colegio Mayor en la madrugada del 27 de septiembre.

El importe de la sanción que se propuso a la vista de la infracción cometida y de las circunstancias derivadas de este procedimiento ha sido de 25.000 euros (una de 20.000 euros y otra de 5.000).

La de 20.000 euros es por una falta grave según lo establecido en el artículo 6 del Decreto Ley 11/2020 de 24 de julio por incumplimiento del artículo 6.2 (organización o participación en reuniones, fiestas o cualquier otro tipo de acto, privado o público, que impliquen una aglomeración o agrupación de personas cuando se constate que impiden o dificultan la adopción de las medidas sanitarias de prevención).

La de 5.000 euros es por una falta grave establecida en el artículo 6 del decreto Ley 11/2020, de 24 de julio por incumplimiento del artículo 6.7 (incumplimiento de medidas higiene y prevención cuando suponga riesgo de contagio o afecte a más de 15 personas).

Según las fuentes, durante el proceso se dio traslado de la propuesta de sanción a la mercantil gestora del Colegio Mayor, «que reconoció su responsabilidad y procedió al abono voluntario de la sanción».

«Una vez que se ha acreditado el pago de la sanción este viernes se declara concluido el procedimiento sancionador», concluyen desde la Conselleria de Justicia.

Continuar leyendo

Trending