Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

Zapatero pide «sosiego» y que no se «quiebre» el diálogo abierto por Sánchez

Publicado

en

Una persona sostiene una imagen de Carles Puigdemont en una protesta frente al consulado italiano por la detención del catalán en Cerdeña. EFE/Quique Garcia

Alicante, 24 sep (EFE).- El expresidente del Gobierno socialista José Luis Rodríguez Zapatero ha pedido «sosiego» tras el arresto del expresident de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont en Italia y ha instado a que no sirva para «quebrar y afectar el camino lógico del diálogo marcado por el presidente (Pedro) Sánchez» que, en su opinión, «debe mantenerse por encima de todo».

Minutos antes de un acto por la Ciencia en Casa Mediterráneo de Alicante en torno a una selección formada por once científicas y científicos de varios países del Mare Nostrum, entre ellos el aspirante a Nobel español Francis Mojica, Zapatero ha señalado a preguntas de Efe que tiene «mucha confianza en la actitud del Gobierno del presidente Sánchez» y que, en todo caso, se debe «esperar a que se sustancie el procedimiento y a que la Justicia italiana decida».

En este sentido, ha recordado que el Procés catalán arrastra consecuencias en el ámbito de la Justicia que, en todo caso, «no deben de quebrar y afectar al camino lógico del diálogo marcado por el presidente Sánchez, y que debe mantenerse por encima de todo».

Pese a que la política tiende a ser «compulsiva», Rodríguez Zapatero ha defendido «un poco de sosiego» en torno a un asunto «muy importante y donde en los últimos meses ha mejorado de manera muy clara la capacidad de relación del conjunto del Estado con las instituciones catalanas, y también el clima social en Cataluña».

Ha expresado su deseo de que la detención de Puigdemont sea «una página que se pueda superar», aunque ha admitido que seguramente en las próximas fechas se pasará «un momento difícil».

«Hemos tenido momentos complicados pero hay que tener la perspectiva a largo plazo, y el diálogo es el único camino y hay que mantenerlo», ha insistido antes de confiar en que los partidos nacionalistas catalanes sepan recibir «ese mensaje» a favor del diálogo y el reencuentro liderado por Sánchez y actúen con «inteligencia política».

El expresidente ha abogado por «una política inteligente y de convicción para afrontar el diálogo como método» ante «esa profunda brecha que se abrió con Cataluña y que tenemos que restaurar poco a poco».

Hay que hacerlo, ha proseguido Rodríguez Zapatero, «poco a poco, con mucha voluntad y con una actitud abierta» porque «no hay otro camino ni otra posibilidad».

Ha advertido de que volver a un escenario similar al de 2017 «sería imperdonable» porque en aquel momento pareció que se abría «un abismo como país», y ha añadido que su experiencia le hace pensar que solucionar un conflicto de muchos años necesita, «al menos y si las cosas van muy bien», la mitad de ese tiempo.

El final de ese camino sería un «reencuentro y acomodación que seguramente no será perfecta, no será la Arcadia feliz, pero al menos discurrirá por los cauces de la tranquilidad y de la normalidad».

PORTADA OFFICIALPRESS

El Cuco y su madre admiten que mintieron en el juicio por el asesinato de Marta del Castillo

Publicado

en

Marta del Castillo

Giro inesperado en el caso de Marta del Castillo. Francisco Javier García Marín, conocido como el Cuco, y su madre, Rosalía García Marín, han reconocido ante la jueza que mintieron durante el proceso celebrado en el año 2011 por el asesinato de la joven sevillana. Cabe recordar que en el juicio en el que Miguel Carcaño fue condenado a 20 años de prisión por el crimen.

El Ministerio Público pide para ellos ocho meses de cárcel y multas de 1.500 euros para cada uno, mientras que la familia de Marta reclama dos años de prisión y multas de 1.800 euros.

Mienten

El Cuco y su madre han admitido en sus declaraciones los hechos contenidos en los escritos de acusación, lo que significa que no dijeron la verdad en el proceso celebrado en 2011.

En 13 años, por primera vez Francisco Javier García Marín ha reconocido que sí estuvo en el piso de la calle León XIII donde se cometió el asesinato, en contra de la versión que siempre ha mantenido: que la tarde noche del 24 de enero de 2009, cuando se cometió el asesinato, no estuvo en el mencionado piso; que ese día había estado con unos amigos; que sobre las 23.30 horas de ese día 24 se encontró en las inmediaciones de su casa con el que entonces era la pareja de su madre, Ángel Manuel R.C., que «había ido a tirar la basura»; y que después subió a su domicilio y no volvió a salir.

Rosalía, la madre del Cuco, declaró en 2011 que ese día salió con su pareja a tomar una copa, que fueron al bar La Portada, que ambos volvieron a su domicilio sobre las 1.30 o 2.00 de la madrugada ya del día 25 y que, una vez allí, «entró en el dormitorio de su hijo, lo vio acostado y le dio un beso». Ahora, en su declaración de esta mañana, Rosalía también ha reconocido que mintió.

Solo han admitido esto de la parte del delito del que se les acusa. Ni el Cuco ni su madre han respondido a más preguntas del tribunal.

La jueza ha desestimado el resto de las pruebas testificales, entre ellas, la declaración de Miguel Carcaño, que estaba prevista para el próximo martes 31.

Se mantiene eso sí la declaración de los padres de Marta, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, para determinar el posible daño moral a su familia.

Decenas de personas se han concentrado a las puertas del juzgado esta mañana, sobre todo vecinos de la familia de Marta que han querido arroparlos ante la celebración del nuevo proceso judicial.

Rosalía y el Cuco han llegado al juzgado recibidos por los gritos de las personas concentradas, que han clamado pidiendo «Justicia para Marta».

En la actualidad el Cuco tiene 29 años y ha llegado completamente cubierto para evitar ser reconocido, con una amplia sudadera, la capucha puesta, un pasamontañas, gafas de sol y hasta unos guantes, que podrían haberle servido para ocultar alguna marca o tatuaje.

Por su parte la madre tan solo llevaba unas gafas de sol, mascarilla y un pañuelo en la cabeza, que apenas le cubría.

Ya en la sala se ha podido ver al Cuco descubierto, llevando tan solo una mascarilla, y con el pelo corto, una imagen diferente a la melena que lucía en 2011 cuando se celebró el juicio por el asesinato de Marta.

 

Continuar leyendo