Denuncian que 30 pacientes pasan la noche en camas de los pasillos del Hospital Clínico

El frío de los últimos días ha propiciado que las Salas de Urgencias de los diversos hospitales de Valencia hayan sufrido un aumento notable de pacientes, hasta el punto de que algunos centros médicos se hayan visto desbordados. El Hospital Clínico de Valencia es uno de ellos, donde la saturación llegó a tal punto que durante la noche del lunes al martes, 30 pacientes se quedaron en los pasillos pendientes de una cama libre para ingresar en planta, según ha denunciado el sindicato CSIF.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que “la falta de planificación ha provocado esta grave circunstancia y pide más medios a la dirección del hospital”.

CSI·F lamenta que esos 30 pacientes hayan tenido que dormir en camas en los pasillos de la unidad de Observación, ya que “esta zona constituye un lugar de tránsito donde las personas atendidas no deberían de permanecer más de un par de horas”. El sindicato reclama más medios y personal, ya que el único refuerzo en esta unidad ha consistido en destinar un efectivo de enfermería y un auxiliar. A esta circunstancia “se suma la carencia de camas libres en planta debido a la escasez de recursos, o el retraso en algunos casos en dar el alta, lo que impide disponer del suficiente tiempo para desalojo y la limpieza de la habitación”.

Desde la Conselleria de Sanidad han confirmado las dificultades en cuanto a ingresos médicos tuvo que hacer frente el Hospital Clínico señalando que la ocupación era “muy elevada” y que “debido al descenso de temperaturas, complicaciones respiratorias y descompensaciones de pacientes pluripatológicos se están produciendo más ingresos”, algo que también se está dando en otros centros hospitalarios.