Grezzi acorta la hora y acota las zonas de aparcar en el Carril Bus por la noche en Valencia

El concejal responsable del área de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi ha presentado las mejoras que van a acometerse en las líneas nocturnas de la EMT, en una rueda de prensa en la que ha anunciado igualmente la segregación del carril bus en la calle Colón. A estas mejoras se añade el nuevo horario de excepcionalidad en el que se permite aparcar en el carril bus en algunas de la ciudad, que pasará a ser de 22’30 a 7 horas, y de esta forma contribuir a un funcionamiento más fluido de las líneas de la EMT, cuyo funcionamiento horario abarca desde las 7 de la mañana a las 22’30.

“Con esta medida que proponemos mejoramos el servicio que ofrece la EMT en el horario nocturno al incrementar la frecuencia de dos líneas, la N1 y la N6, que son las más usadas, y además garantizamos la eficiencia del servicios, la seguridad y la accesibilidad para todos los colectivos, atendiendo a demandas de todas las asociaciones que trabajan por la inclusión, por la movilidad, asociaciones y Federación de Vecinos”, ha afirmado Grezzi. “Pensamos que son medidas necesarias para dar una opción de calidad en transporte público que era muy necesaria en nuestra ciudad”

Grezzi ha señalado que la ocupación del carril bus por vehículos privados constituye una excepcionalidad que afecta a “la frecuencia y calidad del servicio de la EMT, cuya hora punta comienza a partir de las 7 de la mañana. Así, la EMT mejora en puntualidad, celeridad y regularidad”. El concejal ha añadido que estas medidas “suponen una mejora fundamental en el funcionamiento de un servicio público de transporte en aspectos como la seguridad, la accesibilidad y la eficiencia.

Al referirse a la segregación del carril bus en la calle Colón, “que es uno de los recorridos de autobuses más importantes de la ciudad”, Grezzi ha comentado que en las calles Centelles y Matías Perelló, donde ya se ha hecho esa segregación de las calzada para que los autobuses de la EMT circulen en plataforma reservada, “la velocidad de las líneas ha mejorado un 14%, y también la puntualidad y la frecuencia”

La mejora de las líneas nocturna N1, que viene del Marítimo, y N6, del barrio de La Torre, cuya frecuencia se duplica y que permanecen operativas hasta las 3’30 horas, será efectiva el próximo día 10 de abril, antes del inicio de las festividades de Semana Santa y Pascua, y supondrá duplicar su actual frecuencia, que en lugar de 45-50 minutos será de tan solo 25 minutos. Este incremento de frecuencia “de las líneas nocturnas más utilizadas por los valencianos y valencianas” coincidirá con la desaparición del llamado Correnit, “que ha sido un fiasco total, y que con el doble de autobuses que una línea normal transporta una media de 9 viajeros por hora”.

Grezzi ha remarcado que la desaparición del Correnit “permitirá destinar más recursos a mejorar otras líneas mucho más utilizadas y que pueden funcionar mucho mejor, para seguir mejorando el modelo de calidad y las opciones de movilidad de las valencianas y valencianos”. El concejal ha resaltado el objetivo de que ”todos esos cambios se hagan de manera ordenada y tranquila, difundiéndolos adecuadamente para avanzar y mejorar en el modelo de movilidad y que la gente tenga toda la e información para circular y aparcar en la ciudad”

Por otro lado, Grezzi también ha insistido que el número de plazas de parking disponibles en el entorno de las zonas donde existe carril bus es muy superior al del número de vehículos que pueden aparcar excepcionalmente en el carril bus. Ha afirmado que desde que se tomó esa medida excepcional se han construido en València 16 parkings con 4.000 plazas de aparcamiento. Ha puesto como ejemplo que en la Gran Vía el número de aparcamientos en el carril bus es de apenas 160, mientras que en el entorno existen más de 3.000 plazas de parking, “muchas de las cuales están desocupadas”

El concejal ha recordado también, tras la pregunta de un periodista, que el Gobierno Central presenta hoy el borrador de presupuestos para el 2017, “en los que se ha pedido que se destinen 38 millones de euros para mejorar el servicio de transporte público de toda el área metropolitana de València. ”Nosotros esperamos y deseamos que se ponga fin a esa marginación que dura desde hace 15 años, durante los cuales Barcelona y Madrid, conjuntamente, han recibido 2.000 millones de euros mientras que València ha recibido cero euros”