La Policía detiene en Valencia a un presunto terrorista por adoctrinamiento y colaboración con el DAESH

 

Operación desarrollada por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, en colaboración con las Brigadas Territoriales de Valencia y Torrent

El detenido, un hombre de 45 años, de origen marroquí y nacionalizado español, llevó a cabo centenares de publicaciones con contenidos terroristas con el fin de captar y reclutar al mayor número de personas para viajar a zona de conflicto y llevar cabo la “yihad violenta”  

Desde 2015, año en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a un total de 195 terroristas yihadistas

Agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional han detenido hoy, en Benetússer (Valencia), a un presunto terrorista miembro activo de la denominada “yihad de la palabra”. Sus actividades proselitistas le habían convertido en una amenaza real contra la seguridad pública al emplear las redes sociales para llevar a cabo un efectivo adoctrinamiento terrorista, fundamentado en la difusión de contenidos violentos, inicialmente en favor de Al Qaeda y, en la actualidad, del grupo terrorista DAESH.

A través de la utilización de distintos perfiles virtuales, bajo nombres asociados a la épica yihadista, el detenido, un hombre de 45 años, de origen marroquí y nacionalizado español, publicaba reiteradamente mensajes sobre adiestramiento en tácticas de combate, ensalzamiento de atentados yihadistas cometidos por  el DAESH en Europa, Siria y otros países, haciendo especial hincapié frente a sus seguidores en conceptos radicales básicos, antesala de cualquier actividad terrorista: “la yihad es un deber ineludible”, al igual que, “la imposición de la Sharía, de la lucha y la acción contra el enemigo”.

El detenido se encontraba muy integrado en la comunidad musulmana de su localidad de residencia, si bien desarrollaba las labores de adoctrinamiento y captación terrorista a través de Internet, preservando en cierta medida su anonimato y consciente del enorme alcance de este medio, de sus capacidades de eficacia y funcionamiento en tiempo real.

Durante el desarrollo de la investigación policial de la actividad terrorista del detenido, los agentes constataron la aparición de todas y cada una de las fases típicas del proceso de radicalización terrorista: exaltación del victimismo, mediante la difusión de contenidos sobre supuestos padecimientos de la población musulmana; personalización de la culpa, focalizando en imágenes el odio hacia la sociedad occidental; búsqueda de la solución en la auténtica fe, instando a sus seguidores al cumplimiento estricto de los dictados religiosos, y finalmente el activismo, alentando a la comisión de atentados terroristas y ensalzando los llevados a cabo por DAESH como ejemplo a seguir.

La operación, que continúa abierta, se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central Instrucción, Número 1, y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Desde 2015, año en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a un total de 195 terroristas yihadistas.

El Ministerio del Interior recuerda que, a través de la iniciativa STOP RADICALISMOS, los ciudadanos pueden colaborar a través de una serie de canales a su disposición para que, de forma confidencial y segura, notifiquen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad aquellos posibles casos de radicalización en su entorno a través de la página web www.stop-radicalismos.es, la aplicación móvil de alertas de seguridad ciudadana Alertcops y el teléfono gratuito 900 822 066.