@LevanteUD| ‘Postigo sube el gato a la palmera por quinta vez” (1-0), por Dani Hermosilla

DANI HERMOSILLA

No hay mejor ilustración de lo que ha sido el Levante esta temporada que su partido triunfal. Un defensa central,Sergio Postigo pasará a la historia junto a Ernesto Domínguez, Wandeerlei, Gustavo Reggi, Alberto Rivera, Mustapha Riga, Xisco Muñoz, Javi Guerra como los autores de los goles de un ascenso, el quinto. La quinta vez que el gato sube a la palmera, impulsada por un defensa, la linea que más define a este equipo. Un campeonato idílico, que representa una forma de trabajar y jugar en la que todo tuvo precisión y mucha constancia. Una ascenso express. No hace ni un año todavía que el Levante perdió la categoría en Málaga. Y ya ha vuelto a la élite. Enhorabuena al club y afición que, pesar de ser alertada de no invadir el césped, lo hizo.

Acompañados desde el autobús por una afición con ganas de jalana, con una salida al campo que ponía los pelos como escarpias, los jugadores del Levante tuvieron una entrada al campo explosiva, potente, como hacía tiempo no se les recordaba. Muñiz premiaba el temporadón de Róber Pier y lo colocó junto a Natxo Insa, que volvía al equipo, dando a Campaña la posibilidad de enganchar arriba. Lo del futbolista gallego es un descubrimiento. Su idilio con el balón es digno de mención. Atrás, con Chema y Postigo, apenas pasó el equipo problemas. Otra cosa, la banda de Pedro López. Por ahí vino todo el peligro, pero en el último cuarto de la primera parte. A Pedro López se le acumuló el trabajo. Jason ayudaba, pero no fue suficietne. Primero José Fernández y, sobre todode Saúl Berjón.

En el Levante, Morales estba espumoso, quería agradar. Profundidad, caracoleo, pero poca efectividad. Jason tuvo la mejor, pero remató escorado. Presión, anticipación y todos los duelos directos para ti. Sin finura, pero de forma machacona, el Levante llegaba al marco de Juan Carlos. Otra cosa es crear peligro. Postigo, un central al que se le presupone mal salida de balón, se inventó un pase en profundidad a la carrera de Roger al que se le hizo pequeña la portería. Sólo, ante Juan Carlos, que le barrió el tiro con los pies. Es el remate de la seguridad. El delantero sabe que lo tiene todo ganado y el portero todo perdido. Falló el pichichi, el encargado, a quien la historia parecía haberle reservado su gol, su nombre en mayúsculas. Pero no. En su especialidad, romper lineas, verticalidad y mano a mano con el portero, se quedó a las puertas.

Postigo, gol histórico
El hambre es una de las consignas de este equipo. Quieren ganar. Más que fútbol, compiten. Espectacular el inicio del segundo período. Hasta el gol. Tiempo que hace no marca en jugada, pero tampoco os creáis. Lo hizo de córner. Como un obús entró Sergio Postigo y fusiló a Juan Carlos. Merecido porque el Levante tiene un efecto para adormecer a sus víctimas, que no encuentran por dónde echarle mano a los de Muñiz. Eso sí, los latrales granotas sufren mucho mirando a su puerta. Y por ahí Toché tuvo la mejor ocasión. Pero Raúl Fernández ha vuelto a ser clave, como en muchos partidos. ¡Vaya mano la suya! Cuando el Levante sufre, aparece el vasco para tapar. Si mejora su obsesión de jugar a lo vasco, en la raya de gol, su futuro es más que prometedor.

El partido se enredó. La afición puso al árbitro en el centro de mira. Orriols apretaba. Cambios conservadores de Muñiz. Había que subir con el resultado preferido del Levante de Muñiz. El 1-0. Reitró a tres puntales. Orriols se caía. Campaña, Morales y, finalmente, el goleador Roger, la primera vez que era cambiado, para locura de granotas.

El Levante ya está en primera, a seis jornadas del final. El día previsto. El mejor guión para una temporada para enmarcar.

LEVANTE UD
Raúl, Pedro López, Chema, Postigo, Toño; Rober Pier, Natxo Insa; Morales (Abraham,75) Campaña (VíctorCasadesús, 60), Jason; Roger (Saveljich, 88)
REAL OVIEDO
Juan Carlos, Johanesson, Costas, David Fernánez, José Fernandez, Jon Erice, Lucas Torró; Susaeta, David Rocha (Michu, 75),Berjón (Nando, 78) y Toché.
1-0; Sergio Postigo, 55′
Arbitro: Adrián Cordero Vega.
Tarjeta amarilla: Saúl Berjón, José Morales, Víctor Casadesús, Susaeta, Toño
Orriols: 18.715 espectadores