Un padre, con cáncer terminal, dedica sus últimos días a buscar una familia para su hijo de 4 años

Nick Rose vendría a representar lo que es un padre ‘coraje’. Este hombre, de 40 años y padre soltero, ha pasado los últimos días de su vida, antes de morir de cáncer, a buscar desesperadamente un hogar para su hijo Logan, de cuatro años, a pesar del tremendo dolor que estaba sufriendo por la enfermedad.

Y es que la madre del pequeño los abandonó cuando el niño apenas tenía unos meses y ha sido Rose quien se ha encargado de cuidarlo, educarlo y desvivirse por el menor hasta el último momento de su vida tras diagnosticarle un cáncer terminal.

Nick Rose murió hace pocos días pero habiendo conseguido encontrar esa nueva familia de acogida que cuide y eduque a su pequeño Logan desde el momento de su fallecimiento, según informa el diario ‘Mirror’.

Este gesto de Rose ha emocionado a los usuarios de las redes sociales por la ternura y a la vez, dureza de los hechos. Sus amigos le califican de padre “increíble” y ahora intentan reunir dinero para hacerle un funeral como “se merece” y destinar el dinero sobrante para comprar los uniformes escolares del nuevo colegio de Logan.