Creadores de contenidosDeportesFútbol PressJordi SanchisPORTADA OFFICIALPRESSValencia CF Press

Un Valencia desconocido pierde contra el Getafe en Mestalla (1-2), por @JordiSanchiss

La reacción comandada por Rodrigo fue insuficiente

¡Éste no es mi Valencia, que me lo han cambiado! Es lo que debieron pensar muchos aficionados blanquinegros tras la desastrosa primera mitad disputada por los suyos. El Getafe de Bordalás se llevó los tres puntos con justicia, porque fue mejor durante más minutos y de nuevo supo jugarle a un rival al que siempre acaba desquiciando. Habrá que esperar una jornada más para seguir acercándose a la Champions. Las rotaciones masivas de Marcelino serán largamente comentadas.

Y es que hubo revolución en el once local. Entre las bajas obligadas y la voluntad del mister, solo repitieron titularidad 4 jugadores de los que salieron de inicio en Barcelona. Tres partidos en ocho días o la presencia de Lim en el palco tienen la culpa. El Getafe se presentó con Damián Suarez, el ‘esperado’, de titular.

Tardó el Valencia en meterse en el partido. El horario, el buen tiempo o… quién sabe, el caso es que los primeros minutos fueron visitantes. Y en el minuto 15, tras una posible falta sobre Guedes no indicada en el centro del campo, Remy se plantó prácticamente solo ante Jaume y su chut raso y colocado se transformó en el 0-1. Tampoco habían hecho demasiado para merecer el gol, pero es que los valencianistas no habían hecho nada. Empanada.

El encuentro seguía parámetros similares a los de la primera vuelta, con los jugadores blanquinegros incómodos sobre el césped, sin tensión ni fluidez en el juego.  Pero la dureza de los azulones fue enchufando a los aficionados de Mestalla y, aunque menos, al equipo.

Zaza intentó engañar al árbitro simulando inocentemente un penalti que no lo fue ni por asomo. Las imprecisiones se sucedían en el bando blanquinegro. No daban dos pases seguidos, y el Getafe a lo suyo, bien organizado y sin dejar espacios atrás, y con sensación de peligro cuando merodeaba el área rival.

La tuvo a balón parado Zaza, en una falta servida magistralmente por Parejo. El cabezazo del delantero italiano se marchó fuera por bien poco, cuando Guaita ya hacía la estatua temiéndose lo peor. Fue la única jugada de peligro auténtico del Valencia hasta ese momento, y era ya el minuto 40.

Se llegó al descanso tras una horrorosa primera parte de los valencianistas en la que no se salva casi  ninguno, ni siquiera un Guedes tan voluntarioso como fallón. El portugués tiene condiciones de sobra para ser más resolutivo.

Peor no podían ir las cosas en la reanudación, era imposible, o quizás no tanto. Aún no habían pasado ni 30 segundos y Remy ya lo había intentado desde lejos. Fuera por poco. Y en la siguiente que tuvo, para adentro. Jorge Molina le ganó la acción a Murillo y su pase fue rematado por Remy, sin oposición ninguna. Suave y colocado, 0-2.

El naufragio ya era total. Maksimovic y Parejo deambulaban por el centro del campo, Andreas y Guedes no aparecían, y Zaza y Vietto eran dos islotes que poco o nada aportaban. Y en medio de semejante caos, Molina tuvo el tercero con una rosca que no cogió portería. El Getafe estaba siendo superior en todo. La grada se impacientó y pidió cambios a Marcelino.

Gayà pudo recortar distancias con un cabezazo que se fue alto. Fue justo antes de que Marcelino se decidiera a hacer un triple cambio: Soler, Rodrigo y Ferran por Maksimovic, Vietto y Andreas. Quedaba media hora por delante y Mestalla resucitó, ya estaban sobre el campo los preferidos, quizás muy tarde. En el otro bando, se retiró el goleador Remy e ingresó Álvaro Jiménez.

Con las incorporaciones, el Valencia fue más eléctrico, y parecía que un gol rápido le metería en la lucha por los puntos. Y así fue. Nueve minutos tardó Rodrigo en hacer lo que mejor sabe, marcar. Balón en la frontal que recibe de Montoya, se gira y la enchufa. 1-2. Ya lleva 16 en la Liga.

El ‘¡A por ellos, oé!’ resonó en la grada. Se abría un nuevo escenario. Una patada desmesurada de Djene a Guedes y un casi gol de Zaza tras gran jugada de Rodrigo y Ferran daban por cambiado oficialmente el rumbo del partido. Rodrigo lideraba cada ataque. Asumió el mando. Había ganas e intensidad, todo lo que había faltado durante tantos minutos.

El Valencia encerró al Getafe, era lógico. Pero el reloj corría y el empate no llegaba. Tras una fea entrada de Molina a Parejo, el capitán valencianista se calentó y se la devolvió. Roja para el blanquinegro y amarilla para Molina. De ahí al final ya no sucedió prácticamente nada y los tres puntos volaron de Mestalla.


(1) Valencia CF: Jaume, Gayà, Murillo, Garay, Montoya, Guedes, Maksimovic (Carlos Soler), Parejo, Andreas (Ferran), Zaza y Vietto (Rodrigo).

(2) Getafe CF: Guaita, Djene, Bruno, Cabrera, Flamini, Remy (Álvaro Jiménez), Portillo (Mora), Molina, Fajr, Damián y Amath (Antunes).

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco): amonestó a Gayà  y expulsó a Parejo, del Valencia CF; y a Remy, Cabrera, Djene, Molina y Damián, del Getafe CF.

Goles: 0-1, Remy (15′); 0-2, Remy (49′); 1-2, Rodrigo (69′).

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close