Síguenos

Salud y Bienestar

44 pacientes con linfoma reciben un nuevo tratamiento biológico en La Fe y el Clínico

Publicado

en

Hoy, 15 de septiembre, se celebra el Día Mundial del Linfoma, el sexto tipo de tumor más extendido entre la población. Sus múltiples formas de presentación clínica y su complejidad biológica lo convierten en un gran desconocido. Debido a la complejidad de este tipo de cáncer, resulta de gran importancia la investigación y la aparición de nuevos tratamientos, más personalizados y para determinados tipos de linfomas o leucemia, como es el caso de la terapia biológica CAR-T.

La CAR-T es una terapia que de momento sólo aplican en la Comunitat Valenciana el Hospital Clínico de València y el Hospital la Fe, y con la que se ha atendido, hasta la fecha, a 44 pacientes, 29 en el Clínico y 15 en La Fe.

Es un tratamiento para pacientes con algunos tipos de linfoma y leucemias que consiste en extraer linfocitos T del propio paciente e introducirles un gen en el núcleo con la ayuda de un virus modificado. Esta modificación genética hace que los linfocitos expresen en su superficie un nuevo receptor capaz de reconocer un antígeno específico del tumor y combatirlo de manera efectiva. Constituye un nuevo tratamiento para pacientes que no han respondido a otros procedimientos y que se consideraban incurables hasta la actualidad.

Según María José Terol Casterá, jefa de Sección del Área de Síndrome Linfoprolfierativo del Servicio de Hematología del Hospital Clínico de València, «aunque los linfomas se caracterizan por una tasa de curación importante, todavía un 30-40% de los pacientes muestran resistencia al tratamiento y requieren de nuevas opciones terapéuticas«.

«Entre ellas destacan la introducción de la terapia biológica CAR-T, para la cual el Ministerio de Sanidad ha designado 9 centros de referencia en todo el país», ha detallado.

Nuevas modalidades de tratamiento del linfoma

Asimismo, según ha explicado María José Terol, especialista en el Hospital Clínico, donde cada año se atiende a cerca de 2.500 personas diagnosticadas de Linfoma, «además de las CAR-T, recientemente se han añadido nuevas modalidades de tratamiento para los linfomas entre las que se encuentran la inmunoterapia con anticuerpos monoclonales más complejos y conjugados. Así, existen anticuerpos monoclonales capaces de hacer que el tumor sea reconocido por el propio sistema inmune del paciente (‘check-point inihibitors’) y destruirlo, sin la utilización de la quimioterapia».

«Otra modalidad de ellos, los anticuerpos biespecíficos, son capaces de unirse a la célula tumoral, marcarla y acercar al linfocito T que posteriormente se encargará de destruirla» ha explicado Terol.

«Finalmente, en algunos tipos como la Leucemia Linfocítica Crónica, la introducción de fármacos específicos dirigidos a determinadas dianas celulares, ha cambiado toda la estrategia de tratamiento hacia lo que se considera una medicina personalizada «libre de quimioterapia» y que se acompaña de una mejoría marcada en el pronóstico de estos pacientes».

«Nuestro centro, como miembro fundador del Grupo Español de LLC, es pionero en el desarrollo de ensayos clínicos en esta entidad, en íntima cooperación con diversos grupos europeos», ha añadido.

Salud y Bienestar

Productos con CBD ¿Son tan buenos como muchas personas aseguran?

Publicado

en

Productos con CBD ¿Son tan buenos como muchas personas aseguran?

Probablemente ya hayas oído hablar de alguna forma de los beneficios de los productos fabricados con CBD. Sea así o no, presta mucha atención a este artículo ya que profundizaremos en las aplicaciones que tienen los aceites obtenidos a partir de este componente natural.

Para empezar ¿qué es eso del CBD?

El CBD, o cannabidiol, es un cannabinoide que se encuentra en la planta del cannabis. Al igual que otros fitocannabinoides (cannabinoides derivados de las plantas), el CBD tiene la capacidad de interactuar con el sistema endocannabinoide (SCE) de seres humanos y animales.

El SCE es un sistema regulador compuesto por dos tipos de endocannabinoides producidos internamente (anandamida y 2-AG), dos tipos de receptores (CB1 y CB2) y enzimas que ayudan a sintetizar, transportar y metabolizar los cannabinoides en todo el cuerpo.

Los cannabinoides que se encuentran en el cannabis tienen la capacidad de interactuar con nuestro sistema endocannabinoide debido a su similitud molecular con los que produce el propio cuerpo. El CBD, por ejemplo, se ha demostrado que interactúa con los receptores de serotonina, GABA y TRPV1.

Cuando el CBD interactúa con estos receptores, tiene el potencial de impactar en una variedad de procesos corporales, incluyendo la inflamación, el dolor, el sueño, el apetito, la memoria, el estrés y mucho más.

¿Cómo se emplean los productos derivados del CBD?

Al igual que con cualquier suplemento, es muy importante dosificar correctamente el CBD. Por desgracia, encontrar la dosis correcta de CBD puede ser confuso, ya que las dosis varían en función de:

  • El peso de la persona
  • La potencia del suplemento de CBD
  • La vía de administración
  • El efecto deseado

Encontrar la dosis adecuada es un proceso de prueba y error. Por lo tanto, siempre es recomendable empezar con la dosis mínima e ir aumentando gradualmente hasta llegar a un «punto óptimo».

Aunque en muchos países está permitida su ingestión, en España se prohíbe, por lo que, prestando atención a las recomendaciones sanitarias, no aconsejaremos consumirlo ni por vía oral ni inhalado, a pesar de que hay productos especialmente fabricados para ello.

En nuestro país lo habitual es usarlo por vía tópica a partir de aceite de CBD en alguna de sus distintas variedades. Principalmente se diferencian en la concentración del cannabinoide en la fórmula del producto, siendo posible comprar aceite CBD 10% en adelante y hasta el 50%.

También existen otros productos tópicos de CBD como bálsamos, cremas o lubricantes. Ninguno de ellos entra directamente en el torrente sanguíneo como sucedería con el empleo de CBD oral o vaporizado. En su lugar, actúan sobre los receptores de la piel y pueden utilizarse varias veces al día según sea necesario.

Para obtener los mejores resultados, deberá de asegurarse de seguir las instrucciones que vienen con su producto en particular. Además, recuerda primero probar cualquier producto de CBD en una pequeña sección de tu piel para medir la reacción y evitar posibles alergias.

¿Tiene el CBD efectos secundarios?

Los efectos secundarios son un aspecto importante cuando se toma un nuevo suplemento, también en el que nos ocupa. Por suerte, el CBD no suele producir efectos secundarios. Y en el raro caso de que lo haga, son muy leves y fáciles de controlar con una dosis adecuada.

Los efectos secundarios más habituales del CBD pueden ser:

  • Cansancio
  • Diarrea
  • Cambios de apetito/peso

En casos muy raros, algunas personas han notado los siguientes efectos secundarios del CBD:

  • Dolores de cabeza
  • Boca seca
  • Mareo/somnolencia
  • Presión arterial baja

También es necesario aclarar algo sobre lo que suelen surgir muchas dudas entre las personas que se interesan por el CBD. Y es que existe mucha información errónea sobre el perfil psicoactivo de estos productos. Hablamos de si existen efectos psicoactivos.

En primer lugar, el CBD no produce el efecto asociado al cannabis. Este «subidón» se debe a otro cannabinoide, el THC, el componente embriagador que se encuentra en la marihuana. La mayoría de los suplementos de CBD se derivan del cáñamo, una variedad de cannabis criada con fines industriales que sólo contiene trazas de THC. Legalmente, ningún producto puede tener una concentración superior al 0,2% de THC, lo cual es completamente inocuo.

¿Cuáles son sus beneficios?

El sistema endocannabinoide está implicado en la gestión de una gran variedad de procesos corporales, desde la memoria y el sueño hasta la inflamación. Todavía hay mucho que no sabemos sobre el CBD y los demás componentes del cannabis. Sin embargo, las primeras investigaciones sugieren que el CBD puede influir:

  • El dolor, tanto neuropático como inflamatorio
  • La ansiedad y el estrés
  • La depresión
  • La inflamación crónica
  • El apetito y el metabolismo
  • El insomnio
  • Convulsiones y temblores
  • Vómitos y náuseas

Aunque se discute mucho sobre el potencial médico del CBD, también puede ser un gran suplemento diario para quienes gozan de buena salud en general. Se ha demostrado que numerosos componentes del cannabis promueven la homeostasis, un estado de equilibrio que mantiene al cuerpo funcionando de forma óptima. Incluso hay muchas personas que usan diariamente el CBD para dormir y mejorar su descanso nocturno.

Si planeas consumir CBD, consulta siempre a tu médico sobre cómo y por qué piensas consumirlo. Además, recuerda prestar mucha atención a la dosis y al método de administración para asegurarte de encontrar la mejor dosis para ti.

Continuar leyendo