Síguenos

Deportes

Todo se decidirá en el Ciutat de València (Athletic 1-1 Levante)

Publicado

en

Bilbao, 11 feb (EFE).- La eliminatoria de semifinales de la Copa del Rey entre el Athletic y el Levante se decidirá en la vuelta, en el Ciutat de Valencia, después del empate 1-1 en la ida en San Mamés con tantos de Gonzalo Melero, en la primera parte, e Iñigo Martínez, en la reanudación.

Sendos tantos a centros de Jorge de Frutos e Iker Munian que, no obstante, dejan en ligera ventaja al conjunto de Paco López, que la busca la primera final de su historia, por el valor de los goles marcados en campo contrario.

Se puede decir que el 1-1 hizo justicia a cada equipo en cada tiempo, ya que el Levante fue mejor en la primera mitad y el Athletic, con tres cambios hechos por Marcelino García Toral, en la segunda.

Aunque en llegadas y ocasiones fue superior el equipo bilbaíno, que encontró con un gran Dani Cardenas bajos palos y un Oscar Duarte insuperable. El costarricense bloqueó hasta tres balones, dos a Iñaki Williams y uno a Alex Berenguer, con muchas opciones de gol.

Una llegada al área visitante de Iñaki Williams en el minuto 1 y otra de Roger a la local en el 2 parecían prometer el partido sin especular anunciado por ambos entrenadores, que no acabó de confirmarse.

Aunque el Levante, posicionado en un 1-4-1-4-1 que dio muchos problemas al centro del campo del Athletic, se hizo con el mando del juego y gozó de una buena ocasión en el minuto 4, un cabezazo de Melero que lamió la cruceta en jugada castigada con fuera de juego.

Cada vez mandaba más el conjunto granota cuando elaboró un gran combinación de banda, nacida en una superioridad numérica de los de Paco López que acabó en el 0-1.

Los protagonistas finales De Frutos, que centró, Melero, que batió a Simón. Lo hizo a la segunda porque, aunque falló el primer intento, estaba tan solo que le dio tiempo a repetir. Algo casi increíble tratándose de un remate al borde del área pequeña y con la posición muy centrada.

Aunque acusó el gol, el Athletic trató de rehacerse y buscó el empate en varias jugadas generadas por Muniain. En la dos primeras, el costarricense Duarte bloqueó los intentos de disparo de Williams; y en la tercera Iñigo remató un córner del capitán, pero Radoja se interpuso en el cabezazo.

Un disparo lejano de Raúl, que no sorprendió a Cárdenas, y un pared entre Capa y Muniain que se le fue un larga al navarro dieron paso al descanso con el Levante merecidamente por delante en el marcador, aunque con el Athletic empezando a llegar con peligro.

Tan descontento acabó Marcelino de la primera parte que hizo un triple cambio sin esperar a que se iniciase al segunda mitad. En los vestuarios se quedó el doble pivote Dani García-Vencedor, desubicado en el 0-1, y Capa. Lo que significó que De Marcos retrasase su ubicación al lateral. Entraron Vesga, Unai López y Berenguer.

Y bien con notó el Athletic esa decisión de Marcelino, ya que salió desatado y en apenas siete minuto generó hasta tres ocasiones de gol en las que Cárdenas dejó claro porqué su técnico confío en él para este partido.

Primero despejó un cabezazo de Raúl, a centro de Muniain; después repelió un remate a bocajarro de Berenguer; y finalmente volvió a repeler, bien colocado, un duro disparo con poco ángulo de Williams en el primer palo.

Con el cuarto remate seguido de los leones no pudo. Un testarazo cruzado de Íñigo Martínez, a centro de Muniain en un saque de esquina. Es la séptima asistencia del capitán rojiblanco en los diez partidos que lleva Marcelino en el banquillo bilbaíno.

El cabezazo de Íñigo, todo un homenaje a Arit Aduriz, que hoy cumplía 40 años.

Había intentado frenar un poco el brío rojiblanco el conjunto hoy de albinegro con un remate de Bardhi bloqueado por Iñigo, pero el Athletic no cejó ni con el empate y buscó el 2-1 por medio de Berenguer. A quien primero le bloqueó un disparo Duarte y después no le salió como quería un cabezazo a centro de De Marcos.

Un remate de Yeray ya en el descuento fue la última oportunidad de variar un marcador que deja casi todo para la vuelta en el Ciutat de Valencia. Al que el Levante, no obstante, saldrá con ligera ventaja.

– Ficha técnica:

1 – Athletic: Unai Simón; Capa (Berenguer, m.46), Yeray, Íñigo Martínez, Yuri; De Marcos, Dani García (Vesga, m.46), Vencedor (Vesga,m.46), Muniain; Raúl García y Williams (Villalibre, m.79).

1 – Levante: Cárdenas; Coke (Son, m.54), Postigo, Duarte, Clerc; Radoja; De Frutos (Rochin, m.68), Melero (Malsa, m.54), Bardhi (Vezo, m.81), Morales; y Roger Martí (Dani Gomez, m.68).

Goles: 0-1, m.26: Melero. 1-1, m.58: Íñigo Martínez.

Árbitro: Jesús Gil Manzano (Comité Extremeño). Expulsó a un miembro del banquillo del Levante, en el minuto 82). Además, mostró tarjeta amarilla a los locales Íñigo Martínez (m.18), Raúl García (m.31) y al visitante Coke (m.35).

Árbitro VAR: José Luis González González (Comité Castellano y Leonés).

Incidencias: Partido de ida de semifinales de la Copa del Rey, disputado en San Mamés a puerta cerrada.

Ramón Orosa

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

El Valencia depende de sí mismo para ser sexto tras una victoria que sella su permanencia

Publicado

en

Última hora del Valencia CF
Rueda de prensa del entrenador del Valencia, Rubén Baraja. EFE/ Juan Carlos Cárdenas/Archivo

Sigue a diario la última hora del Valencia CF desde Official Press Deportes:

Última hora del Valencia CF

València, 16 abr (OFFICIAL PRESS-EFE).- Con la victoria ante Osasuna en El Sadar, el Valencia depende de sí mismo para acabar la Liga en sexta posición tras un triunfo que no sólo le volvió a aupar a la séptima posición, sino que selló su permanencia, el objetivo inicial del club, y metió presión sobre la Real Sociedad, que le distancia en ya sólo tres puntos.

Hace ya unas semanas que el Valencia dejó de mirar abajo en la tabla para ir «partido a partido» y «sin presión» con tal de aspirar a cotas mayores, como ha ido comentando en sus últimas comparecencias en sala de prensa Rubén Baraja, que tras un inicio de campaña en el que el gran objetivo era «mejorar los números del año pasado», ha modulado el discurso para preguntarse «por qué no» ilusionarse y pedir que Mestalla sea una «caldera».

De hecho, el propio técnico incitó a que la presidenta del club, Layhoon Chan, asegurara en una entrevista en los medios oficiales del club a principios de curso que el objetivo del equipo era «trabajar duro y mejorar con el propósito de permanecer en Primera División y asegurarse no volver a sufrir como la temporada pasada».

Sin embargo, la buena dinámica de un Valencia sin apenas fichajes respecto a la pasada temporada ha propiciado que el Valencia, y sobre todo el valencianismo, hable de Europa, un objetivo que los propios futbolistas se han marcado en los últimos días y que les llevó a realizar una cena para ‘conjurarse’ de que la séptima plaza, que da acceso a la Liga Conferencia, era posible.

Así, el conjunto valenciano, que el curso pasado se salvó de descender en el Benito Villamarín en la última jornada de Liga, volverá a enfrentarse este sábado al Betis, pero esta vez lo hará para intentar poner tierra de por medio con el que se ha convertido en su más cercano perseguidor, ahora mismo octavo y con 45 puntos, dos menos que el Valencia.

Y es que el Valencia ya no tiene que preocuparse de la salvación, una vez certificada a falta de siete jornadas, tras la victoria en El Sadar, sino que tiene la oportunidad de confirmar su séptima plaza en un encuentro que será un duelo directo por la Liga Conferencia, lo que contrasta con la temporada pasada del conjunto valenciano.

El equipo de Rubén Baraja lleva ahora mismo 47 puntos, cinco más de los que consiguió durante toda la temporada pasada, y ha mejorado ya los números de las seis últimas campañas del Valencia, mejorando incluso el segundo curso de Marcelino García Toral, en el que el Valencia acabó clasificándose a Liga de Campeones en la última jornada.

Ahora, y tras la victoria ante el Osasuna en El Sadar, el Valencia depende de sí mismo para ser sexto clasificado de la Liga, pues aunque está séptimo en la clasificación, está a tres puntos de una Real Sociedad con 50 puntos que tiene que recibir a los de Baraja, que de ganar por dos goles recuperarían el ‘cómputo particular’ entre ambos equipos.

No obstante, para ello el Valencia aún tiene que recibir al Betis en casa, jugar ante el Barcelona en Montjuic y jugar en Mestalla ante el Alavés y el Rayo Vallecano.

En cualquier caso, el objetivo del Valencia ha cambiado y tiene siete jornadas por delante para certificar una posición europea que significaría volver a una competición continental, algo que lleva cinco temporadas sin conseguir.

El Valencia aplaza su entrene tras no poder volver a Manises por un problema en el avión

El Valencia se encuentra todavía en Pamplona después de que el avión que debía llevarles de vuelta al aeropuerto de València no haya podido salir a la hora prevista por problemas técnicos de la aeronave.

El equipo de Rubén Baraja hizo noche en la ciudad navarra después de ganar en El Sadar este lunes por cero goles a uno, aunque iba a volver a primera hora de este martes desde el aeropuerto de Pamplona hasta el de Manises y entrenar en la ciudad deportiva de Paterna a su llegada.

Así, el entrenamiento de este martes, que estaba previsto a las 12 horas, queda aplazado puesto que todavía no hay hora prevista de salida de Pamplona, explicó el club en sus redes sociales.

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo