Síguenos

Valencia

Brutal agresión homófoba en Alicante con 13 jóvenes detenidos

Publicado

en

Trece jóvenes de entre 14 y 19 años han sido detenidos acusados de una brutal agresión homófoba un hombre de 43 años en Alicante por condición sexual, a quien persiguieron, propinaron patadas y puñetazos en la cara y en el resto del cuerpo, causaron grave lesiones e intentaron robar sus pertenencias.

El agredido sufrió una fractura del tabique nasal, del pómulo y del fémur, teniendo que ser operado de urgencia hasta en dos ocasiones. En la actualidad está pendiente de una tercera intervención quirúrgica, según han informado este miércoles fuentes de la Policía Nacional en un comunicado.

Los arrestados -nueve menores y cuatro mayores de edad- están acusados de los presuntos delitos de odio, lesiones graves y robo con violencia e intimidación.

Los hechos ocurrieron en febrero pasado, cuando la víctima estaba en una zona de pinos del Parque Tossal de Alicante con otros dos amigos.

Los tres fueron acorralados por al menos quince personas que les insultaron con palabras como «Maricones», «Hijos de puta», «Iros de aquí», «Os vamos a matar».

Dos de los increpados pudieron huir, pero el tercero no lo logró, siendo perseguido y alcanzado por los atacantes, que le derribaron y, una vez en el suelo, le agredieron brutalmente con patadas y puñetazos en el rostro y en el resto del cuerpo, llegando incluso a utilizar un palo de madera, relata la nota de prensa.

Además, los agresores trataron de sustraerle el móvil y sus pertenencias, aunque no lo consiguieron debido a la resistencia de la víctima.

Tras su denuncia, la investigación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo II de la Unidad Familia Mujer de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante y ha sido «tremendamente compleja, ya que el perjudicado no conocía de nada a los agresores y, dado lo brutal y sin sentido de la agresión, no pudo aportar apenas datos de los atacantes», según las citadas fuentes.

Sin testigos ni otras pistas, los investigadores contaban únicamente con un vídeo grabado por una de las cámaras de vigilancia del lugar, en el que fugazmente se ve parte de la persecución relatada por la víctima.

Durante las pesquisas, los agentes consiguieron dar con uno de los presuntos agresores y posteriormente identificar a las otras personas que supuestamente participaron en «la brutal agresión homófoba», según fuentes policiales. De momento han sido arrestados trece jóvenes, de los cuales nueve son menores.

Los detenidos hasta la fecha, de nacionalidades española y colombiana, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Alicante y de la Fiscalía de Menores.

Uno de los arrestados, mayor de edad, ha sido ingresado en prisión, uno de los menores ya se encontraba en un centro, otros dos han sido internados en un centro de reforma y a un cuarto le ha sido impuesta la medida de libertad vigilada, según la Policía Nacional.

La investigación continúa abierta para detener a otros tres mayores de edad, que están plenamente identificados.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

Renfe afirma que nadie les avisó de la proximidad del incendio

Publicado

en

Renfe afirma que nadie les avisó de la proximidad del incendio
València, 17 ago (OFFICIAL PRESS- EFE).- Renfe ha asegurado que antes de la salida del tren de media distancia València-Zaragoza, en el que se registró una decena de heridos al pasar por las proximidades del incendio forestal de Begís, en la provincia de Castellón, ninguna autoridad le había comunicado la existencia de un incendio próximo al trazado ferroviario.

El gestor de Infraestructuras ferroviarias (Adif) autorizó a las 16.22 horas la salida del tren de la estación de Valencia porque «no tenía conocimiento de ningún incidente en la vía en la zona».

«Nadie avisó al gestor de infraestructuras de posible incidente en la vía», ha informado Renfe en un comunicado.

Sobre las 17:54 horas, la maquinista detuvo el convoy al observar «una intensa lluvia de cenizas y humo» y se puso en contacto con el Puesto de Mando Circulación para preguntar si existía algún incendio en las proximidades. El Puesto de Mando le informó que desconocía esa información «tanto en ese momento como en el momento de la salida del tren desde Valencia».

El protocolo establece que la autoridad, operador o gestor de la infraestructura que detecta primero un incidente en la vía debe comunicarlo al resto para la toma de medidas de acuerdo con las circunstancias, y según Renfe son los cuerpos y fuerzas de seguridad quien deben pedir la suspensión de la circulación porque «son los que tienen conocimiento de incidentes en el entorno que afectan a la vía».

Durante la conversación con su superior, la maquinista observa que hay llamas en las proximidades y comunica que va a cambiar de cabina y retroceder, una decisión que es autorizada por el puesto de mando, que le indique que circule hasta Caudiel, donde estarán movilizadas las fuerzas de seguridad y servicios sanitarios.

En el proceso de cambio de cabina, se producen en el interior del tren situaciones de tensión y alarma entre los 49 pasajeros que viajan en el convoy debido a que varios de ellos quieren abandonar el tren y lo hacen a pesar de las advertencias de la maquinista de que no es seguro.

Al romper algunos pasajeros las ventanas de emergencia con los machos, se activan los sistemas antiincendios y freno automático, lo que obliga a la maquinista a rearmar el tren para reiniciar la marcha y retroceder, lo que retrasa el inicio de la operación.

Según la versión de Renfe, que ha abierto una investigación interna para esclarecer los hechos, a las 18:20 la maquinista reanuda la marcha, recogiendo a personas que van corriendo por las inmediaciones de la vía en dirección Caudiel, algunas de ellas con quemaduras de distinta consideración.

El comunicado asegura que ni Adif ni Renfe recibieron «notificación alguna de posible incidencia en la vía o de que la zona estaba en desalojo por parte de ningún organismo. Tampoco fueron informadas de que las condiciones del incendio cambiaron drásticamente respecto a la mañana, cuando un tren de Media Distancia de Renfe realizó el mismo recorrido (Valencia-Zaragoza) sin detectar ninguna anomalía en la vía».

La primera comunicación que Adif recibe sobre complicaciones en la circulación por el incendio procede de la maquinista, que primero detecta humo y cenizas en la zona y luego la cercanía del incendio.

Adif y Renfe aseguran que han cumplido el protocolo interno, que recoge que la primera que tenga conocimiento, tanto de forma directa como indirecta, de alteraciones en las condiciones de circulación en la vía debe avisar a la otra para activar los mecanismos de prevención y actuación.

Seis ingresados, 3 graves con quemaduras, tras bajar del tren por el incendio

Seis de las personas que resultaron heridas este martes tras abandonar un tren de media distancia que se había detenido debido al incendio de Bejís (Castellón) permanecen hospitalizadas, cinco de ellas con quemaduras en el Hospital La Fe, de las que tres están graves, y la sexta en el General de València.

El conseller de Sanidad, Miguel Mínguez, ha visitado este miércoles La Fe de València para conocer el estado de esas personas y, a continuación, se ha reunido con el president de la Generalitat, Ximo Puig, para trasladarle la información al respecto, según fuentes de la Conselleria.

En estos momento permanecen ingresadas en La Fe con quemaduras una mujer de 62 años en estado grave y otras dos mujeres de 43 años (trasladada desde el Hospital Clínico de València) y de 24 años (trasladada desde el Hospital de Sagunt), ambas con pronóstico grave.

Además, están hospitalizados con pronóstico moderado una joven de 15 años y un varón (trasladado desde el Hospital de Sagunt), ambos con pronóstico moderado.

En el Hospital General de València permanece ingresada una mujer de 30 años con fractura de tobillo, según las fuentes, que han indicado que han sido dados de alta un varón de 56 años en el Hospital de Sagunt y un niño de 4 en el Hospital Clínico.

El incidente se produjo cuando, ante la presencia de humo, la maquinista decidió volver con el tren en la dirección de origen y durante la maniobra un grupo de viajeros abrió las puertas, rompió ventanas y salió del tren, momento en el que fueron alcanzado por las llamas.

Continuar leyendo

Trending