Síguenos

Gastronomía

El cacahuete ‘valenciano’, el rey de los almuerzos

Publicado

en

Puede que ahora mientras leas estas líneas estés tranquilamente disfrutando de su sabor. Los cacahuetes son la gran estrella invitada, junto con las olivas, de los famosos almuerzos valencianos. Nuestro compañero de viaje en esas (añoradas) reuniones con familiares y amigos.

Con corteza o pelados se han convertido en algo muy nuestro. Pero tal vez lo que no sabías es que este fruto es algo mucho más nuestro de lo que piensas y que tiene una relación más estrecha con nuestra tierra más allá de acompañar nuestros aperitivos.

¿Sabías que en Puzol se plantó el primer cacahuete de Europa? Hubo una época en la que en los campos de L´Horta, Camp de Turia o La Ribera el cultivo cacahuete era fundamental.

La cosecha de esta legumbre era mediterránea y principalmente valenciana ya que de estas tierras salía el 80% de la producción.

Pero comencemos por el principio. Corría el siglo XVIII. Francisco Fabián y Fuero, arzobispo de València desde 1773 hasta 1794, ordena traer de América el cacahuete con el fin de enriquecer el jardín botánico que había formado en la Villa de Puzol.

Él, que era gran conocedor de la flora de aquel continente ya que había sido obispo de México, fue la primera persona en cultivar en Europa por primera vez este fruto, concretamente en València.

Cacau del collaret

De esa manera durante siglos la huerta valenciana fue el centro de este importante alimento para las personas del que se aprovechaba hasta la mata para forraje de los animales.

Su singular manera de cultivo hizo que los labradores valencianos inventaran la «barqueta», una herramienta especial semicircular de unos 80 centímetros con la que se siega la hierba y se deja limpia la tierra.

Pero en el siglo XX, concretamente en los años setenta, la producción local cayó en picado por culpa del aumento de las importaciones hasta prácticamente desaparecer de nuestra agricultura a pesar de que el sabor de nuestro «cacau del collaret» era y es mucho mejor.

Resulta paradójico que a día de hoy compremos fuera lo que un día, hace siglos, “nació” en nuestras tierras.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Gastronomía

Los 10 sitios donde tomar los mejores almuerzos valencianos

Publicado

en

mejores almuerzos valencianos
ARCHIVO OFFICIAL PRESS

Castelló, 26 nov (OFFICIAL PRESS- EFE).- La octava edición de los Premis Cacau D’Or ha distinguido a los diez sitios donde tomar los mejores almuerzos valencianos.

Diez nuevos nombresdonde se practica esta tradición gastronómica de manera más genuina y con una mejor oferta gastronómica en un certamen en el que la Cafetería Restaurante Pitti de València ha recibido el premio especial.

L’esmorzar

«L’esmorzar» es un fenómeno que no para de crecer, evolución de las paradas que hacían a media mañana los labradores para reponer fuerzas, después de varias horas de unas jornadas que arrancaban al alba.

Muchos años después, los móviles comparten espacio con recetas tradicionales, las cartas físicas conviven con los códigos QR y los bocadillos más espectaculares son posteados en redes sociales, captando los mejores momentos de un encuentro alrededor de la mesa que se comparte de manera intergeneracional, por comensales de todos los bolsillos y en cualquier rincón de la Comunitat.

Prueba de ello es el variado palmarés de estos premios que nacieron de la mano de la comunidad digital #LaCulturaDelAlmuerzo – en la que se integra el periodista y agitador gastronómico Paco Alonso – con el apoyo de Amstel, como única cervecera de grandes marcas que elabora sus productos en la Comunitat.

Entre más de 200 aspirantes, 10 pasaron a la final por votación popular celebrada el 15 de noviembre en Gastrónoma, donde prepararon sus recetas para el nuevo bocadillo «De la Terra» en una competición de cocina en vivo.

Los mejores almuerzos valencianos

Un jurado presidido por Ricard Camarena (doble Estrella Michelin y Estrella Verde Michelín), escogió como vencedora:

  1. Cafetería Restaurante Pitti (València)

Un bocadillo marcado por el equilibrio de sabores y una tentadora presencia.

Lleva paté de campaña, una marca de la cocina de este local que abastece su despensa en el Mercado del Cabanyal desde que abrió, hace ocho años.

Y se prepara a la plancha, junto a la panceta. Sobre esta base, añaden cebolla pochada, queso havarti fundido, huevo frito de gallinas criadas en Picassent, lechuga de la huerta y mahonesa.

La gala de entrega de los Premis Cacau d’Or este año ha distinguido a:

2. Casa Herminia (La Pobla de Tornesa, Castellón)

Con cuatro generaciones de mujeres al frente de este local, un referente para los ciclistas que pasan por la zona por sus almuerzos perfectos, siempre hechos al momento.

3. Les Cholines (Fondeguilla, Castellón)

Destacan sus recetas tradicionales y reposadas, como la caragolà o las manitas de cerdo.

4. El Ferrao (Alicante)

Galardonado por su barra, uno de los mejores exponentes de la cultura gastronómica alicantina desde 1963.

5. Restaurante Toni Cantó de Teulada (Alicante)

Por unos almuerzos gourmet que reinterpretan el encanto culinario de la comarca de La Marina Alta.

6. De Pizcueta 14 (València)

Se premia su maestría en una de las recetas clásicas más populares, a la que cada cocinero pone su sello: la tortilla de patatas.

7. Pensat i Fet (Cullera)

Un reconocimiento a los miles de locales humildes donde se sirve un estupendo almuerzo popular, sin florituras, pero con la solvencia de los hosteleros acostumbrados a dar la batalla cada mañana.

8. Bar Poliesportiu de Simat 2015 (Simat del Valldigna, Valencia)

Con una selección de embutidos de la zona que le hacen digno de uno de los Premis Cacau D’Or 2022.

9. Club de Campo Les Palmeres (Sueca, Valencia)

Ha sido premiado por unos almuerzos donde el buen comer confluye con la alta gastronomía.

10. Nuevo Oslo (València)

Por último, en el palmarés de este año no podía faltar el auto proclamado «rei de l’esmorzar», una denominación que el propietario de Nuevo Oslo (València) ha protegido bajo registro. Del local destaca su barra, todo un espectáculo, y la creatividad a la hora de proponer combinaciones en sus generosos «entrepans».

Continuar leyendo