Síguenos

PORTADA OFFICIAL PRESS

Sale a la luz el mensaje oculto del comunicado sobre el cáncer de Carlos III

Publicado

en

Carlos III cáncer
Foto: CASA REAL BRITÁNICA-Samir Hussein

Este lunes 5 de febrero, a media tarde, Buckingham Palace hacía pública una noticia que paralizaba Reino Unido: el rey Carlos III padece cáncer. El diagnóstico se produjo en una intervención de próstata en la que se detectó este tumor, del que han preferido no dar más detalles. Y la familia real británica, que atraviesa uno de sus peores momentos en lo personal, se ha volcado ante la delicada situación del monarca.

Según han confirmado los medios ingleses, fue el propio Carlos III el que se encargó de comunicar su situación a sus dos hijos. A su heredero, el príncipe Guillermo, pudo contárselo personalmente. De hecho será él, a pesar de la convalecencia de su mujer, Kate Middleton, quien tendrá que repartirse las funciones de su padre junto a la reina Camila. El príncipe Harry, sin embargo, tuvo que enterarse por vía telefónica, ya que reside en Los Ángeles junto a Meghan Markle y sus dos hijos, Archie y Lilibeth.

El mensaje oculto del comunicado

Tras dar la noticia a sus hijos y allegados se decidió hacer un comunicado oficial desde Buckingham Palace, un texto en el que se confirmaba la enfermedad del monarca y que además iba acompañado de una foto de Carlos III, algo completamente inusual en los comunicados.

Una fotografía inédita que fue realizada por Samir Hussein, al que se le cita como autor de la misma en la publicación de palacio en redes sociales, y en la que se ve al rey de Inglaterra de pie, con un traje azul marino frente a uno de los ventanales del palacio.Pero, ¿por qué se adjunto esta instantánea? Según Jennie Bond, excorresponsal de la monarquía británica de la BBC, en declaraciones para Sky News, uno de los medios que más seguimiento está dando a la noticia. «Esto fue cuidadosamente coreografiado. Y probablemente se hizo ayer. Es un intento deliberado del rey y de Palacio de mostrar que está bien, que no debemos preocuparnos demasiado», ha asegurado.

Comunicado de la CASA REAL BRITÁNICA

¿Por qué no se ha dicho qué cáncer padece?

El comunicado que informaba de la situación de Carlos III, no dio detalles del cáncer que padece ni en el estado en el que está. Según la que fue asesora de comunicación del monarca entre 2009 y 2016, esta decisión de no dar más detalles sobre su situación es una forma de huir de la especulación. «En cuanto se sabe qué tipo de cáncer es, todo el mundo empieza a buscarlo, la gente empieza a buscar en Google y dicen: ‘Conozco a alguien y le pasó esto, esto es lo que va a pasar», ha explicado en una entrevista para ITV.

Carlos III, diagnosticado de cáncer

El rey Carlos III, de 75 años, ha sido diagnosticado de cáncer, tal y como de anunciar el Palacio de Buckingham en un comunicado oficial.

“Durante el reciente procedimiento hospitalario de el rey por un agrandamiento benigno de la próstata, se observó otro asunto de preocupación”, según el comunicado enviado por correo electrónico. “Las pruebas de diagnóstico posteriores han identificado una forma de cáncer”.

Carlos III cáncer

Carlos III, en su primer discurso de Navidad como rey. CASA REAL BRITÁNICA

«El Rey permanece positivo con su tratamiento y espera volver a sus compromisos públicos lo antes posible», ha comunicado el Palacio de Buckingham.

El palacio de Buckingham no ha especificado qué tipo de cáncer padece el monarca, ni en qué etapa se encuentra.

El monarca de 75 años ha regresado a Londres desde Sandringham, una de sus residencias, para comenzar el tratamiento de inmediato. Este nuevo diagnóstico no está relacionado con su reciente cirugía y no es cáncer de próstata, pero los médicos lo detectaron cuando se sometió a su procedimiento médico por agrandamiento de la próstata el pasado 26 de enero.

Comunicado íntegro de Buckingham Palace

Durante la reciente estancia en el hospital del Rey para un procedimiento benigno de agrandamiento de próstata, se encontró algo que despertó preocupación. Tras las pruebas de diagnóstico pertinentes se ha identificado una forma de cancer. Su Majestad ha comenzado hoy sus tratamientos regulares y durante este tiempo sus doctores le han recomendado posponer sus actos públicos. A lo largo de este periodo, Su Majestad continuará llevando a cabo tareas de Estado y su trabajo de oficina como siempre. 

El Rey está agradecido a su equipo médico por su rápida intervención lo que ha sido posible gracias al procedimiento al que ha sido sometido recientemente. Se mantiene completamente positivo sobre su tratamiento y espera volver a las funciones públicas lo más pronto posible. Su Majestad el Rey ha querido compartir su diagnóstico para evitar cualquier tipo de especulación y con lo esperanza de que pueda ayudar a todos los que padecen cáncer en el mundo.

Quién es quién en la línea de sucesión de Carlos III


Carlos III fue se convirtió en el monarca más longevo en acceder al trono, con 73 años. S
u primogénito Guillermo, el príncipe de Gales, ocupa el primer lugar en la línea de sucesión, seguido de sus tres hijos y de su hermano Enrique, el duque de Sussex. La lista oficial publicada por la casa real británica en su página web incluye hasta 23 personas de la familia Windsor en esa línea de sucesión.

El rey Carlos III

Carlos de Inglaterra (1948), coronado ahora como Carlos III, es el primogénito de Isabel II, cuyo reinado acabó por ser el más largo en toda la historia de la monarquía británica, lo que explica el tardío acceso al trono de su hijo.

Casado en 1981 con Diana Spencer, una joven noble -hija de un conde-, tuvo con ella a sus dos hijos, Guillermo y Enrique, aunque el matrimonio acabó en fracaso: se divorciaron en 1996 después de años de infidelidades y escándalos. Apenas un año después, el 31 de agosto de 1997, Diana murió en un accidente de coche en París, cuando trataba de huir de la prensa del corazón.

En 2005, Carlos contrajo segundas nupcias con Camila Parker Bowles, el amor de su juventud, que había seguido siendo su amante durante su matrimonio con Diana. Con la coronación, Camila deja ahora de ser reina consorte para ostentar el título de reina.

1. Guillermo de Gales

El príncipe Guillermo (1982) es el mayor de los hijos del rey Carlos y la princesa Diana, por lo que desde hace ocho meses es el primero en la línea de sucesión del trono británico. Como tal, ostenta el título de príncipe de Gales, además del de duque de Cambridge y duque de Cornualles, entre otros.

Guillermo se casó en 2011 con Kate Middleton, ahora princesa de Gales, a quien conoció cuando estudiaba en la universidad de Saint Andrews, y con quien ha tenido tres hijos, que le siguen en la línea de sucesión.

Educado desde su nacimiento para ser rey en el futuro, su relevancia en la actividad de la familia real británica ha ido creciendo, con un perfil reconocible en su compromiso contra el cambio climático, entre otras causas. Su vida familiar, en cualquier caso, le ha mantenido siempre bajo los focos, desde el giro trágico que suspuso el fallecimiento de su madre, cuando era un adolescente de 15 años, hasta sus recientes discrepancias con su hermano Enrique, que han prvocado el distanciamento entre ambos después de que este y su mujer, Meghan Markle, abandonaran la familia real.

2. Jorge de Gales

El príncipe Jorge (2013), primogénito de los príncipes de Gales, ocupa desde la muerte de su bisabuela Isabel II el segundo puesto en la línea de sucesión en el trono británico. Con tratamiento de alteza real desde su nacimiento, empieza ya a recorrer el camino que emprendió su padre para llegar a encabezar en el futuro a la monarquía británica.

3. Carlota de Gales

La princesa Carlota (2015), segunda hija de los príncipes de Gales, es la primera mujer en la línea de sucesión, ocupando el tercer lugar. En este sentido, no se ha visto desplazada en esta prelación por su hermano menor, ya que la legislación británica suprimió en 2013 la preeminencia que hasta entonces se daba a la línea masculina.

4. Luis de Gales

El príncipe Luis (2018) es el tercer hijo del príncipe Guillermo y la princesa Catalina, el segundo varón. Ocupa el cuarto lugar en la línea sucesoria de la monarquía británica.

5. Enrique de Sussex

El príncipe Enrique (1984), segundo hijo de Carlos y Diana, es el quinto heredero del trono británico. Fue nombrado por su abuela, la reina Isabel II, duque de Sussex con motivo de su matrimonio con la actriz estadounidense Meghan Markle, con quien ha tenido dos hijos, que le siguen en la línea de sucesión.

Desde abril de 2020, el matrimonio ha renunciado al tratamiento de alteza real y al sustento financiero de la corona para ser económicamente independientes, al tiempo que abandonaban las funciones de representación reales. Fue la culminación de un distanciamiento que se había iniciado dos años antes, cuando decidieron establecerse en Estados Unidos, después de que la duquesa -de ascendencia afroamericana por parte de madre- aireara en una entrevista en televisión que un miembro de la familia real había cuestionado el color de la piel del primer hijo de la pareja.

Como resultado, su presencia en Reino Unido se ha reducido al mínimo y Enrique, que en su primera juventud fue un habitual de los tabloides -protagonizó portadas disfrazado de nazi o desnudo en un hotel de Las Vegas-, ahora trabaja para una empresa tecnológica de San Francisco.

6. Archie de Sussex

El hijo mayor de los duques de Sussex, Archie Harrison (2019) es el sexto en la línea de sucesión. Los duques de Sussex optaron por no otorgarle ningún título al nacer -ya que podría utilizar el segundo de su padre, conde de Dumbarton, de forma subsidiaria- para que creciera como un ciudadano más, con el único tratamiento de master y el apellido Mountbatten-Windsor.

Sin embargo, con la muerte de Isabel II y el ascenso al trono de Carlos III, accedió al título de príncipe y puede usar el tratamiento de alteza real, sin que sus padres hayan aclarado si lo hará. Por el momento, la lista oficial de herederos de la casa real británica lo mantiene como «príncipe».

7. Lilibet de Sussex

La hija menor de los duques de Sussex, Lilibet Diana, ocupa el séptimo lugar en la línea de sucesión, siendo la segunda mujer, tras su prima Carlota de Gales. Al igual que su hermano, tras el ascenso al trono de Carlos III açccedió al título de princesa con tratamiento de alteza real, y como tal aparece en la lista oficial de herederos, pero sus padres han sugerido que no lo utilizará más allá de actos oficiales.

8. Andrés de York

El príncipe Andrés (1960), segundo hijo varón de Isabel II y hermano del rey Carlos III, ocupó el segundo puesto en la línea de sucesión hasta el nacimiento de su sobrino, el príncipe Guillermo, en 1982, si bien los sucesivos hijos y nietos del rey le han ido desplazando y ahora es el octavo heredero a la corona.

Considerado el favorito de los hijos de Isabel II -fue el primero que tuvo siendo ya reina-, en 1980 se casó con la aristócrata Sarah Ferguson y ambos fueron nombrados duques de York. El matrimonio tuvo dos hijos, que siguen a Andrés en la línea sucesoria, pero acabó en divorcio tras una serie de infidelidades puntualmente aireadas por los tabloides.

El mayor escándalo, sin embargo, le alcanzaría en 2014, por su amistad con el financiero estadounidense Jeffrey Epstein y las investigaciones contra este por abusos sexuales: una de sus víctimas, Virginia Giuffre, denunció al príncipe por presuntamente haber abusado de ella hasta en tres ocasiones cuando era menor de edad. El pleito se cerró con un acuerdo económico, pero Isabel II ya le había despojado de todos los honores militares y los mecenazgos reales. Desde entonces, su actividad pública para la familia real se ha reducido al mínimo.

9. Beatriz de York

La princesa Beatriz (1988), hija primogénita de Andrés, ocupa el noveno lugar en la línea de sucesión, por detrás de su padre. Fue la primera princesa nacida en la familia real británica en casi cuatro décadas, desde el alumbramiento de la princesa Ana, la segunda hija de la reina Isabel.

Criada libre de compromisos reales, se casó en julio de 2020 -después de que su enlace se cancelara a causa de la pandemia de coronavirus-, con el noble italiano Edoardo Mapelli Mozzi, con quien ha tenido una hija que le sigue en la línea de sucesión.

10. Sienna Elizabeth Mapelli Mozzi

Nacida en septiembre de 2021, fue la duodécima bisnieta que conoció la reina Isabel II -a la que alude su segundo nombre- y actualmente ocupa el décimo puesto en la línea de sucesión a la corona. Tiene un hermanastro, Christopher Woolf, hijo de una anterior relación de Edoardo Mapelli con la arquitecta americana Dara Huang.

A partir del décimo lugar, la línea sucesoria continúa de la siguiente manera, hasta alcanzar los 23 herederos oficiales:

11. Princesa Eugenia de York, segunda hija del duque de York.

12. August Brooksbank, hijo de la princesa Eugenia.

13. Príncipe Eduardo, duque de Edimburgo, cuarto y último hijo de la reina Isabel II.

14. Jacobo Mountbatten-Windsor, conde de Wessex, hijo menor del príncipe Eduardo

15. Luisa Mountbatten-Windsor, hija mayor del príncipe Eduardo

16. Princesa Real Ana, segunda hija de la reina Isabel II

17. Peter Phillips, hijo mayor de la princesa Ana

18. Savanna Phillips, hija mayor de Peter Phillips

19. Isla Phillips, hija menor de Peter Phillips

20. Zara Tindall, hija menor de la princesa Ana

21. Mia Tindall, primera hija de Zara Tindall

22. Lena Tindall, segunda hija de Zara Tindall

23. Lucas Tindall, tercer hijo de Zara Tindall

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Consumo

¿Qué cubre un seguro de hogar en caso de incendio?

Publicado

en

Qué cubre seguro hogar incendio

Madrid, (OFFICIAL PRESS-EFE).- Tras el devastador incendio de dos edificios en Valencia surgen numerosas dudas sobre si los propietarios afectados estarán cubiertos por su seguro de hogar o no y qué cubre la póliza en una situación tan extrema donde el edificio ha quedado inhabitable.

Además, es fundamental que los afectados conozcan qué pasos hay que seguir ante una situación para que el proceso sea lo más ágil posible, aunque conocer las causas que han provocado el siniestro será fundamental para saber en este caso concreto qué ocurre, explican desde el comparador Rastreator.

La cobertura de incendio de los seguros del hogar

La mayor parte de los seguros de incendio tienen unas prestaciones en común, aunque no todos incluyen las mismas.

Los daños que suelen asegurar los seguros de hogar con cobertura de incendio son los que causan propiamente las llamas en un siniestro.

El fuego puede destruir toda la vivienda o parte de ella, es decir, lo que se conoce como contenido en el seguro de hogar (todos los bienes que se encuentran en el interior de una vivienda, desde los muebles y electrodomésticos hasta la ropa y los alimentos) y continente (el conjunto de todos los elementos de la construcción y estructura de un edificio o vivienda).

Normalmente, el importe máximo a pagar por parte de la aseguradora está establecido en las condiciones de la póliza y algunas aseguradoras ofrecen hasta el 100 % del capital asegurado.

También es importante saber si la póliza cubre solo el continente o también el contenido de la vivienda ya que la indemnización puede variar en función de esto. Para saber si está cubierto, antes hay que esclarecer las causas que han provocado el siniestro ya que dependerá de cómo se ha ocasionado.

Los límites a la cantidad máxima a reclamar

Ante la dramática situación de que la vivienda haya quedado totalmente destruida por un incendio, puede que el propietario opte por cobrar la póliza establecida y buscar otra vivienda o bien reconstruir la casa en la que se vivía siempre que sea posible.

En estos casos, los seguros de hogar suelen establecer límites a la cantidad máxima a reclamar, si bien las pólizas más completas suelen asumir el coste total de la reconstrucción de la vivienda.

Por otro lado, mientras se busca una solución tras el siniestro, las personas afectadas necesitan un lugar donde vivir hasta que la situación vuelva a la normalidad, un proceso largo y psicológicamente complejo.

Aunque en muchas ocasiones son las propias autoridades locales o la solidaridad de familiares, amigos y vecinos las que se encargan de ayudar, es fundamental saber que hay algunas compañías que cubren el coste de otro alojamiento (hotel o apartamento) durante el tiempo en el que se hacen reparaciones en la casa o se busca otra vivienda.

Por otro lado, se tendrá que evaluar si el incendio ha sido fortuito o intencionado, pues en este último caso se descartan las reclamaciones.

Posteriormente, se realiza un balance de los daños, y la póliza se encarga de restaurar la vivienda. Es crucial revisar si la cobertura abarca tanto el continente como el contenido y si incluye gastos de extinción del incendio.

¿Es obligatorio contratar un seguro de hogar?

El seguro de hogar no es obligatorio en la mayoría de las circunstancias. Solo se vuelve obligatorio con la hipoteca, ya que las entidades bancarias exigen una póliza contra incendios como requisito para acceder al crédito hipotecario.

Aun así, es uno de los seguros con mayor demanda en España por detrás del seguro de automóvil, que sí es obligatorio para poder circular.

Además, las comunidades de vecinos también suelen contar con seguros que cubren los problemas originados en las zonas comunes por lo que, en función del origen del incendio, será un seguro u otro el que se haga cargo del siniestro.

Mapfre es la aseguradora de los edificios

Mapfre es la aseguradora de los edificios incendiados en Valencia y de al menos 30 viviendas situadas en el mismo y ha activado desde ya un dispositivo especial para atención a los afectados.

La compañía ha reforzado y ampliado la atención en su oficina en la zona de Campanar, en la calle Valle de la Ballestera, 17, que permanecerá abierta todo el fin de semana al servicio de los afectados, sean o no clientes de la aseguradora.

Los afectados tendrán que dar parte a sus seguros para cubrir las pérdidas de sus enseres personales y todo aquello que tuvieran en sus viviendas.

Por su parte, la comunidad de propietarios, a través de su administrador, tendrá que gestionar con la compañía de seguros de la propia comunidad el siniestro “a efectos de la cobertura del continente”, es decir, del edificio.

El seguro de incendios en el hogar

Tal y como explican desde Mapfre, en España no es obligatorio contratar seguros del hogar y ningún banco puede obligar a un usuario a contratar con esa entidad un seguro de hogar. La cobertura contra incendios tampoco es obligatoria, pero suele estar incluida ya en los seguros, pero conviene tener ciertos aspectos presentes para conocer el límite de estas coberturas. Porque tienen límites, y no siempre significa que nuestro seguro pagará sin importar el motivo que haya provocado el incendio.

Coberturas sobre incendios

Así, el primer concepto a entender se trata de lo fortuito. Los seguros del hogar cubren incendios que se produzcan de forma accidental. Ejemplos son la caída de un rayo o la malquerencia de extraños, que lo produzca un pirómano, negligencia propia o de las personas con responsabilidad civil. Sin embargo, si se produce por dolo o culpa grave del asegurado, se podrá rechazar la reclamación.

Es importante revisar las coberturas de tu seguro para saber qué está incluido en él. Las más comunes son:

Daños ocasionados por un incendio

Cubre, como indica, los daños ocasionados por las llamas. La indemnización se estipula en las condiciones de la póliza. Es importante revisarlo para no incurrir en un sobreseguro o infraseguro por el valor, o ver si afecta tanto a continente como contenido.

Alojamiento provisional

Algunos seguros ofrecen costear el precio de otro alojamiento (hotel o apartamento) mientras se busca otra vivienda o se realizan las reparaciones de la casa incendiada.

Coste de los bomberos

Apagar un fuego y rescatar a las personas dentro de un hogar en llamas no es barato. Es importante comprobar si se cubre una parte o su totalidad, y conviene recordar que si el incendio es consecuencia de un descuido del propietario, estos costes podrían ser asumidos por él.

Reconstrucción de la vivienda

Tras un incendio, se suelen presentar dos opciones: cobrar la póliza o reconstruir la vivienda. En este último caso, las aseguradoras suelen fijar un límite máximo de los costes asumidos.

Reconstrucción del jardín

Muchos elementos del jardín se pueden ver afectados por un incendio. Hay empresas que ofrecen reconstruirlos.

Los seguros de incendio no suelen cubrir daños causados por la acción del calor sin capacidad de propagarse (una plancha, por ejemplo) u objetos que caen al fuego por accidente, si ese fuego está en un lugar contenido como una chimenea.

Los objetos de valor especial como joyas, dinero en efectivo, objetos artísticos o colecciones especiales, solo estarán incluidos si se habían pactado previamente y estaban debidamente identificados.

El fuego puede ser muy peligroso, por ello hay que tener especial cuidado en vigilarlo y evitar su propagación, siempre con una manipulación segura. Así, evitaremos que se produzca un accidente y nuestra casa se vea reducida a cenizas.

Continuar leyendo