Síguenos

PODCAST

¿Cómo aprender a estar solo?

Publicado

en

¿Cómo aprender a estar solo?
PEXELS
Normalmente tememos la soledad porque la asociamos con abandono o desprotección. Esa sensación de desamparo suele producir tristeza, ansiedad, miedo, etc…

 Aprender a estar solo como reposicionamiento en el mundo. ¿Solo? No, conmigo.

¿Por qué nos asusta la soledad?

Una cosa es estar solo y otra sentirse solo. Podemos estar rodeados de gente y sentirnos terriblemente solos (aislados, incomunicados) o podemos estar solos físicamente y estar en completo equilibrio emocional. No todas las personas nos sentimos igual ante la soledad. La forma como desarrollamos nuestro apego es fundamental.

Somos seres sociales, necesitamos de los demás para crecer y desarrollarnos, por lo que la soledad puede resultar algo realmente temible para muchos. No existe una educación en soledad, ni en la gestión emocional que requiere. Es un aprendizaje que debemos ir haciendo en gran medida sobre la marcha y debido a situaciones impuestas. Sin embargo, la soledad forma parte de la vida. Atenderla y trabajarla tiene que ver con madurar y evolucionar como persona.

Aprender a estar solo está relacionado directamente con nuestro nivel de satisfacción vital.

Estar solos nos ayuda a potenciar:

  • La creatividad,
  • Promueve el autoconocimiento
  • Nos ayuda a bajar revoluciones y descansar.

La soledad debería enfocarse como una oportunidad para entrenar nuevas aptitudes y destrezas, como una manera de redescubrirnos a nosotros mismos.

Como especie, los seres humanos estamos programados para la autoprotección, así que tendemos a buscar amparo en el otro como forma de cubrir nuestras necesidades. Esta operación es saludable ya que es positivo buscar el acercamiento con los demás y cultivar las relaciones, pero se convierte en un problema cuando es la única manera de autorregularnos, es decir, cuando el otro se convierte en una necesidad para nuestro equilibrio personal, ya que no podemos regularlo por nosotros mismos.

¿Qué peligros puede causar no saber estar solos?

  • Dependencia emocional. Puedes mantenerte en relaciones poco constructivas o incluso tóxicas.
  • Tomar decisiones equivocadas.
  • Pérdida de hábitos propios.
  • Desconexión de uno mismo.
  • Complacencia. Volcarse excesivamente en satisfacer a los demás y desvincularse de las propias necesidades.

¿Cómo aprender a estar solo?

Aprender a disfrutar de la soledad es un proceso que debe ir afianzándose con el tiempo.

Algunas ideas que pueden ayudar a conseguir aprender a estar solo son:

  • Entiende qué significa concretamente para ti estar solo. Cada persona tiene un bagaje personal debido a las vivencias que ha ido acumulando. Según qué nos haya pasado en nuestra vida y cómo lo hayamos comprendido hace que asociemos unas u otras cosas a la soledad. Por ejemplo, no la sentirá de la misma manera una persona criada en una familia numerosa que una persona adoptada en su infancia. ¿Qué asocias a la soledad?
  • Tú puedes ser tu mejor compañía, pero para ello debes reconocerte. De la misma manera que disfrutas de la compañía de alguien porque te gustan ciertas características o formas de ser, también tú puedes producir mejoras en ti para gustarte más a ti mismo y disfrutar de tu propia compañía. ¿Qué te gustaría cultivar de ti mismo? ¿Qué te gustaría cambiar? ¿Qué nuevos aprendizajes o hábitos te gustaría promover?
  • Explora hacia el exterior, prueba cosas nuevas y potencia tu espíritu aventurero. Por muy oculto que esté, está.
  • Conócete interiormente, te ayudará a mejorar tu autoestima ¿Qué es realmente importante para ti? ¿Qué da sentido a tu vida? ¿En qué resaltas y qué queda por mejorar?
  • Atiende a tu diálogo interno. Todos nos decimos cosas a nosotros mismos cuando reflexionamos. En ocasiones son críticas feroces o en ocasiones son mensajes validadores. Aprende a tratarte más amablemente, reduce la autocrítica constante y potencia los mensajes más constructivos. Trátate como te gustaría que te trataran.¡
  • Date permiso para sentir cualquier emoción que puedas tener en cada momento. No censures ciertas emociones negativas, déjalas que aparezcan y analiza qué función tienen en tu vida en este momento.
  • Sé constante en tus nuevas maneras de funcionar. Recuerda que los hábitos se consolidan a través de la repetición.
  • Consulta con un psicoterapeuta si las implicaciones de la soledad te parecen inabordables o generan un grado de insatisfacción que no puedes manejar. Aprender a estar solo es posible con las herramientas necesarias.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PODCAST

Señales para identificar si alguien te está mintiendo

Publicado

en

Señales para identificar si alguien te está mintiendo

Identificar si alguien te está mintiendo puede ser complicado, ya que no existe un indicador definitivo de la mentira. Sin embargo, hay algunas señales que podrían sugerir que alguien no está siendo sincero. Estas señales deben ser interpretadas con precaución y en conjunto, ya que pueden tener otras explicaciones.

Algunas señales que podrían indicar que alguien te está mintiendo:

  1. Cambios en el lenguaje corporal:

    • Evitar el contacto visual: Algunas personas evitan el contacto visual cuando mienten, pero esto no es una señal definitiva, ya que también puede deberse a la ansiedad o la timidez.
    • Gestos nerviosos: Rascarse la nariz, tocar el rostro o moverse inquietamente pueden ser signos de ansiedad relacionados con la mentira.
  2. Incoherencias en la historia:

    • Cambios en la historia: Si la persona cambia su historia o detalles clave, podría ser una señal de que no está siendo sincera.
  3. Lenguaje verbal:

    • Uso excesivo de palabras de calificación: Las personas a veces usan palabras como «honestamente», «para ser sincero» o «te juro» para enfatizar la veracidad de lo que dicen.
    • Respuestas evasivas: Si la persona no responde directamente a tus preguntas o evade temas importantes, podría estar ocultando algo.
  4. Cambios en el tono de voz:

    • Voz aguda: Algunas personas experimentan un aumento en el tono de voz cuando están mintiendo debido a la ansiedad.
    • Tartamudeo o vacilación: La inseguridad puede llevar a tartamudear o a una respuesta poco fluida.
  5. Microexpresiones faciales:

Estas son expresiones faciales que duran solo una fracción de segundo y pueden revelar emociones genuinas. Sin embargo, identificar microexpresiones requiere habilidades avanzadas y no siempre son concluyentes.

  1. Comportamiento defensivo: Si la persona se vuelve defensiva, enojada o excesivamente justificativa cuando se le pregunta sobre la veracidad de su declaración, podría ser una señal de que está ocultando algo.
  2. Intuición: A veces, tu intuición puede decirte si algo no está bien. Si sientes que algo no cuadra o que la persona no está siendo sincera, presta atención a tu intuición.

Es importante recordar que ninguna de estas señales por sí sola garantiza que alguien esté mintiendo. Algunas personas pueden mostrar estas señales debido a la ansiedad, la incomodidad o el estrés, y no necesariamente porque estén mintiendo. Para tomar una decisión informada, es útil combinar varias de estas señales y considerar el contexto en el que se encuentra la conversación.

Continuar leyendo