Síguenos

Otros Temas

Cómo quitar maldiciones

Publicado

en

Cómo quitar maldiciones

Cómo quitar maldiciones si estamos notando que las cosas nos marchan bien, puede tener solución. El experto Juan Rodríguez nos ofrece las claves para mejorar nuestra vida a través de tres sencillos rituales.

Cómo quitar maldiciones:

Ritual con ruda para protegerse de las maldiciones y de los celos y envidias:

Coged una botella pequeña de cristal transparente y a ser posible nueva a estrenar. Le introducís dentro de la botella 3 alfileres, 3 pedacitos de raíz de ruda o 3 ramitas de una planta de ruda, un puñado de sal gorda o marina, la cascara de medio limón y le añadís vinagre de manzana para llenar toda la botella tapándola con el tapón y lacrándola con cera roja.

Colocáis la botella en la entrada de la casa o en una ventana o balcón y la dejáis ahí sin cambiarla de lugar y veréis como las maldiciones, los celos y las envidias no os afectaran a vosotras o a vosotros y a toda vuestra familia y personas que vivan y duerman en esa casa.

Ritual para protegerse de todo mal:

Durante 8 días empezando un viernes cogéis un puñado de sal gorda o sal marina con la mano derecha si estáis casadas o casados y con la mano izquierda si estáis solteras, solteros, y viudas o viudos. Y con fuerza lo tiráis por el sumidero del lavabo del cuarto de baño y abrís el grifo para que se marche por el desagüe y decís la siguiente petición:
«En el nombre del Padre Celestial, así como se disuelve la sal seamos protegidas y protegidos de quien nos quiere mal. Así es y así será. Amén».

Ritual frío para congelar todas las penas y todo el mal que se pueda tener:

En una cartulina del color que queráis, escribís el motivo de vuestra angustia, pena o preocupación. Luego con unas tijeras cortáis la cartulina en pequeños trozos. Ponéis un puñado de albahaca en un pequeño recipiente de barro o de metal y le arrojáis encima los trozos que habéis cortado de la cartulina escritos con vuestras penas, preocupaciones y males que podáis tener y decís la siguiente petición:

» sí como esta cartulina en la que estaban escritas las pruebas de mi mala suerte se han desecho en trozos todos mis males y así deseo que desaparezcan de mi vida y no regresen nunca más. Así  es y así será. Amen»

Después introducís el recipiente en el congelador para que el frío haga su efecto y aleje y congele todas las penas y preocupaciones y decís lo siguiente. » Que el frío paralice, congele y aleje todo mal de mi corazón » Y dejáis el recipiente dentro del congelador el primer día de luna menguante y hasta el primer día de luna creciente que deberéis de tirar los trozos de la cartulina y de la albahaca dentro de una bolsa blanca al mar, a un río o a un canal que lleve agua clara y no estancada.

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros Temas

Cómo limpiar la casa de malas energías

Publicado

en

Cómo limpiar la casa de malas energías
PEXELS

La limpieza de la casa de malas energías es una práctica común en muchas culturas y sistemas de creencias, como el feng shui, el budismo, el chamanismo y otras tradiciones espirituales. Si bien no hay evidencia científica que respalde la existencia de «malas energías» en un sentido sobrenatural, muchas personas creen en la importancia de mantener una casa con una atmósfera positiva y armoniosa.

Técnicas que puedes considerar para realizar una limpieza energética en tu hogar:

Limpieza física:

Antes de abordar cualquier limpieza energética, es importante realizar una limpieza física completa de tu hogar. Esto incluye la limpieza de polvo, la aspiración, la limpieza de ventanas y la organización de tus pertenencias. Una casa limpia y ordenada tiende a sentirse más ligera y armoniosa.

Ventilación:

Abre las ventanas y puertas para permitir que el aire fresco y la luz del sol entren en tu hogar. La ventilación ayuda a eliminar la energía estancada y a refrescar el ambiente.

Sahumerio o incienso:

Quemar sahumerios, incienso o hierbas aromáticas como salvia blanca, palo santo o mirra es una práctica común en muchas culturas para purificar el espacio. Pasa el humo por todas las áreas de tu casa, prestando especial atención a las esquinas y los rincones.

Campanas o cuencos tibetanos:

Tocar campanas o hacer sonar cuencos tibetanos puede ayudar a limpiar la energía negativa. El sonido se cree que dispersa las vibraciones negativas y restaura la armonía.

Sal marina:

Coloca pequeños cuencos con sal marina en las esquinas de las habitaciones o en lugares donde sientas que la energía está estancada. La sal se considera que absorbe las energías negativas.

Música relajante:

Reproducir música suave y relajante puede ayudar a crear un ambiente tranquilo y positivo en tu hogar.

Visualización y afirmaciones:

Puedes visualizar la luz blanca llenando cada rincón de tu hogar y repitiendo afirmaciones positivas mientras realizas la limpieza energética.

Cristales y piedras:

Algunas personas creen que ciertos cristales y piedras, como el cuarzo, la amatista o la turmalina, tienen propiedades de protección y limpieza de energía. Coloca estos cristales en lugares estratégicos de tu hogar.

Agua con sal:

Mezcla sal marina en un recipiente de agua y utiliza esta solución para rociar las áreas de tu hogar. Algunas personas creen que la sal ayuda a neutralizar las energías negativas.

Reorganiza o redecora:

Cambiar la disposición de los muebles o redecorar algunas áreas de tu hogar puede ayudar a mover la energía estancada y revitalizar el espacio.

Recuerda que estas técnicas son principalmente simbólicas y psicológicas, y su efectividad puede depender en gran medida de tus creencias y de cómo las apliques. La clave es crear un ambiente en tu hogar que te haga sentir cómodo y positivo.

¿Cómo limpiar la casa de malas energías con incienso?

La limpieza de una casa de malas energías con incienso es un ritual que se basa en creencias espirituales y culturales. Si crees que tu hogar tiene energías negativas y deseas realizar una limpieza con incienso, aquí te indico los pasos básicos que puedes seguir:

  1. Preparación:

    • Reúne los materiales necesarios, que incluyen incienso, un porta-incienso, cerillas o un encendedor y un recipiente resistente al calor para recoger las cenizas.
  2. Ventilación:
    • Abre todas las ventanas y puertas de tu casa para permitir que el aire fresco circule y las energías negativas se disipen.
  3. Selección de incienso:
    • Elige un tipo de incienso que te guste y que sea conocido por sus propiedades purificadoras, como el sándalo, el palo santo, la salvia blanca o el copal.
  4. Encendido del incienso:

    • Enciende el incienso con cerillas o un encendedor y déjalo arder durante unos segundos para que se encienda correctamente.
  5. Limpieza de la casa:
    • Comienza a moverte por tu casa, llevando el incienso encendido contigo. Concéntrate en las áreas que sientas que necesitan limpieza energética, como esquinas, puertas, ventanas y habitaciones en las que hayas experimentado energías negativas.
  6. Intención y visualización:

    • Mientras recorres tu hogar, enfoca tus pensamientos en la intención de limpiar y purificar las energías. Puedes visualizar cómo la negatividad se disipa y es reemplazada por energías positivas y armoniosas.
  7. Oración o afirmaciones:
    • Algunas personas eligen recitar oraciones, mantras o afirmaciones positivas mientras realizan la limpieza con incienso. Esto puede ayudar a fortalecer la intención de limpiar las malas energías.
  8. Extingue el incienso:

    • Una vez que hayas recorrido toda tu casa, apaga el incienso con cuidado en el recipiente resistente al calor.
  9. Agradecimiento:
    • Agradece a las energías positivas o a las entidades espirituales, si es parte de tu creencia, por ayudar en la limpieza y purificación de tu hogar.

Recuerda que la limpieza de malas energías con incienso es un acto simbólico y espiritual. No hay evidencia científica de que el incienso tenga el poder de eliminar energías negativas. Sin embargo, muchas personas encuentran consuelo y tranquilidad en estos rituales y creen que pueden ayudar a mejorar el ambiente en su hogar.

Continuar leyendo