PORTADA OFFICIALPRESS

COMUNICADO| La COVID-19 no está presente en la red de agua potable

En medios de comunicación franceses han aparecido noticias acerca de la existencia del COVID-19 en la red de agua NO POTABLE de la ciudad de París, sembrando dudas sobre las garantías sanitarias del agua de grifo. No obstante, la polémica fue rápidamente zanjada ya que los expertos consultados fueron unánimes en declarar que no hay riesgo de contagio. Para empezar porque la red de agua potable, que suministra agua de grifo, es totalmente independiente de la red de agua no potable, empleada para la limpieza de calles, así como de la red de saneamiento, dedicada a la evacuación de las aguas residuales. No existe ninguna duda, el agua de grifo es sana y segura, tanto en París como en España.

La Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento, AEOPAS, reúne a más de 60 entidades públicas responsables del suministro de agua, que prestan servicio a más 15 millones y medio de personas en España. Infelizmente no podemos evitar la difusión de noticias ambiguas que suscitan alarma en la población; en cambio, en calidad de expertos y profesionales del agua, podemos afirmar que las dudas sobre una posibilidad de contagio a través del agua de grifo son totalmente infundadas. 

El caso de Francia: París cuenta, desde mediados del siglo XIX, con una red de agua no potable empleada para el baldeo de calles y el riego de jardines. A pesar de que esta red no se emplea para el consumo humano y, por tanto, no recibe un tratamiento similar al agua potable, está igualmente controlada. Hasta el punto que son los microbiólogos y virólogos de Eau de París, la empresa pública encargada de abastecer a la capital francesa, quienes, al principio de la epidemia, pusieron en marcha un protocolo de detección del virus SARS-COV2. Cuando, hace escasos días, detectaron trazas ínfimas de virus en su red de AGUA NO POTABLE, Eau de Paris informó del resultado del análisis y procedió al cierre inmediato de esta red.

En España: AEOPAS señala que todos los operadores públicos de agua realizan el obligado control del agua, 24h. 7 días de la semana, en todos los sectores del sistema de captación, tratamiento, distribución y saneamiento. Ninguna traza de coronavirus ha sido detectada en ningún punto de la red de agua potable. El agua de grifo es 100% segura y puede consumirse con total tranquilidad.

La Asociación insiste en que la demanda de agua envasada o plastificada ha disminuido con respecto a los primeros días del Estado de Alarma, gracias, en parte, a que la población ha comprobado que los sistemas de abastecimiento y saneamiento siguen siendo eficaces. Además, el agua de grifo continúa siendo la alternativa más idónea para la conservación medio ambiental y la lucha contra el cambio climático, es la que, por ley, ofrece las mayores garantías de salubridad y es la que permite desarrollar acciones sociales que favorecen el acceso de todas las personas al agua, tal y como pide la Carta de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Por todo esto, el mensaje que viene lanzando AEOPAS desde el inicio de la pandemia es el de: “Permanece en casa, evita las salidas innecesarias y bebe agua de grifo, es sana y segura”.

Tags

Artículos relacionados

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: