Síguenos

Salud y Bienestar

Consejos de salud para prevenir la fragilidad del anciano

Publicado

en

VALÈNCIA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) – Investigadores valencianos han concluido que las personas mayores deben no solo caminar todos los días, sino realizar ejercicio aeróbico y llevar una dieta rica en proteínas para prevenir la fragilidad del anciano y la sarcopenia, al mantener la salud muscular.

Los resultados de su estudio han sido publicados en la revista internacional ‘Free Radical Biology & Medicine’ por el Grupo de Investigación de Envejecimiento y de INCLIVA y la Universitat de València que dirige el catedrático José Viña.

La catedrática de la Universitat de València María del Carmen Gómez Cabrera ha explicado que el envejecimiento demográfico es uno de los retos más serios a los que se enfrenta el sistema sanitario español y las personas mayores «tienen un mayor riesgo de sufrir fragilidad y sarcopenia, desarrollando discapacidades ligadas a ellas».

«Ambas son además dos fuentes predictoras de morbilidad y muerte y por el momento no existe aún una estrategia para tratar al anciano cuando las padece. Una de las líneas de investigación que desarrolla nuestro grupo es estudiar cómo prevenir y revertir las enfermedades derivadas de cumplir años», ha apuntado.

El análisis aborda las relaciones de la fragilidad y la sarcopenia con el estrés oxidativo, así como las posibles intervenciones terapéuticas para prevenirlos o tratarlos, considerando especialmente relevante el deterioro del sistema nervioso y la respuesta a la síntesis de proteínas, en el envejecimiento muscular que conduce a la fragilidad y sarcopenia.

«En el caso de la fragilidad y la sarcopenia las herramientas recomendadas por los especialistas son la nutrición y el ejercicio físico», explican los investigadores valencianos. En relación a la dieta, los ancianos necesitan mayor ingesta de proteínas porque existen diferencias relacionadas con la edad en la respuesta a la síntesis de estas.

Así, después de ingerir un bolo de aminoácidos los adultos mayores tienen una acumulación de proteínas musculares significativamente más baja que los más jóvenes, de ahí que las personas mayores requieran una dosis superior.

En cuanto al ejercicio físico, apuntan que el tiempo dedicado a la actividad física disminuye progresivamente a medida que se envejece y «solo del 28% al 34% de los adultos mayores de 65 años participan en alguna actividad física de tiempo libre».

El entrenamiento de fuerza está recomendado como una estrategia efectiva para reducir las pérdidas de masa muscular inducidas por el envejecimiento, al liberar hormonas y factores hipertróficos que aumentan la síntesis de proteínas y contribuyen a mejorar no solo la masa muscular, sino también la función muscular y la función cardiovascular cuando se prescribe en combinación con el entrenamiento aeróbico, advierten.

Según explican, investigaciones publicadas han demostrado que el trabajo de fuerza, resistencia y equilibrio o la combinación de estos programas, es decir entrenamientos multicomponente, han producido efectos beneficiosos en aspectos funcionales, cognitivos, emocionales y sociales entre los pacientes frágiles o con sarcopenia.

«Nunca es demasiado tarde para volverse físicamente activo. Incluso las personas que antes eran sedentarias y comienzan a realizar ejercicio físico a los 85 años experimentan una esperanza de vida tres años más larga, en comparación con las personas sedentarias. Por lo tanto, desde nuestro grupo de investigación proponemos el entrenamiento físico como un fármaco para los ancianos», indican.

No obstante, el estudio pone de relieve que en el anciano la función muscular es incluso más importante que el mantenimiento de la masa muscular, de ahí su recomendación: «La combinación óptima para el tratamiento de la fragilidad debe incluir el ejercicio multicomponente personalizado y la suplementación con proteínas y micronutrientes para prevenir deficiencias que son muy frecuentes en las personas de edad».

Esta estrategia es la que produce los mejores resultados, llegando incluso a revertir la fragilidad en uno de cada tres pacientes así tratados, mejorando su masa muscular, su fuerza muscular y la velocidad al caminar.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salud y Bienestar

Sanitat recomienda que los acompañantes en hospitales tengan la pauta de vacunación completa

Publicado

en

La Conselleria de Sanitat ha actualizado los protocolos de acompañamiento a las mujeres embarazadas y a las personas ingresadas en los hospitales de la Comunitat Valenciana para adecuarla a la actual situación epidemiológica, garantizar la atención sanitaria y optimizar la seguridad y protección de la salud tanto de ciudadanía como de profesionales. También se han adecuado los protocolos que regulan la visita médica y el voluntariado en centros sanitarios.

Así, la mujer embarazada podrá estar en todo momento acompañada por una persona de su elección y confianza, siempre y cuando puedan garantizarse las condiciones de seguridad, pero no podrá realizar esta función nadie que presente síntomas compatibles con COVID-19, esté en aislamiento domiciliario debido a un diagnóstico por COVID-19, o haya sido identificada como contacto estrecho de alguna persona con síntomas o diagnosticada de COVID-19. Además, se aconseja que la persona acompañante esté vacunada con pauta completa.

Por otra parte, aunque la recomendación general es potenciar la actividad telemática, se permiten las actividades grupales respetando siempre las medidas de seguridad generales y el aforo, pero no podrán participar en ellas las mujeres (vacunadas o no) identificadas como contacto estrecho en los últimos 10 días.

Personas hospitalizadas sin coronavirus

El acompañamiento de pacientes no COVID que estén en planta podrán hacerlo dos personas de forma alterna y se aconseja que estén vacunadas con la pauta completa.

Si la persona no COVID está en la UCI, el acompañamiento se limitará a una única persona y a un tiempo máximo de 30 minutos por turno de mañana y tarde, y también se recomienda que tenga la pauta óptima de inmunización.

No podrá acceder al centro sanitario como acompañante cualquier persona que presente síntomas compatibles con COVID-19, esté en aislamiento domiciliario, o haya sido identificado como contacto estrecho en los últimos 10 días de alguna persona con síntomas o diagnosticada de COVID-19.

Personas hospitalizadas con coronavirus

La persona hospitalizada con COVID podrá tener un único acompañante, deberá ser siempre el mismo, preferiblemente con el proceso de vacunación completo y provisto del material de protección adecuado. Si la persona acompañante no tiene la pauta óptima de inmunización, se quedará en la habitación hasta el alta.

En el caso de personas hospitalizadas con COVID en situación terminal, el acompañamiento se realizará por una única persona, preferiblemente con vacunación completa.

Se permitirá la presencia excepcional de hasta tres personas a la vez cuando formen parte de la misma unidad de convivencia del paciente, tengan la pauta de vacunación completa y se disponga del material de protección adecuado, pudiendo permanecer en la habitación una sola persona acompañante durante la noche.

Personal delegado de laboratorios

La adecuación a la actual situación epidemiológica del protocolo de visita médica a centros sanitarios contempla que esta actividad se realizará preferentemente a través de plataformas informáticas y, si ha de llevarse a cabo de forma presencial, será recomendable que la asuma un/a delegado/a correctamente vacunado/a. Además, se respetará una distancia social de más de dos metros y la limitación del aforo de la estancia, garantizando el cumplimiento de protocolos de seguridad.

Voluntariado en los centros sanitarios

La actividad de voluntariado será realizada por personas correctamente vacunadas y deberá ser formalmente autorizada por la Gerencia y por la Jefatura de Servicio que vaya a recibir la acción de voluntariado.

En cualquier caso, no podrá acceder al hospital ninguna persona que presente sintomatología respiratoria aguda susceptible de COVID o haya sido identificada como contacto estrecho en los últimos 10 días (vacunada o no).

Continuar leyendo